Críticas (Series)DestacadosSeries

Crítica de ‘Pennyworth’: una precuela inteligente, elegante y que se libra de la capa de Batman

0

He de partir de la base de que Alfred Pennyworth siempre ha sido de mis personajes favoritos dentro del universo de Batman. No sé si es algo común o si formo parte de un club reducido, pero el mayordomo británico, elegante y letal a partes iguales, siempre ha captado mi atención. Y dentro de las diferentes versiones que se nos han ido ofreciendo, con permiso de Michael Caine, mi favorito es el que hemos visto en la serie ‘Gotham’, interpretado por Sean Pertwee. Esa combinación de elegancia, picardía y oscuridad que se nos presenta en esta versión del personaje no sólo me parece la más lograda, sino también la más divertida, atrevida y casi adictiva. Por eso, cuando se anunció la producción de Pennyworth, precuela centrada en la juventud de Alfred, tuve miedo. Lo confieso. 

Después de haber encontrado a mi Alfred favorito, tenía ciertas dudas de que la nueva ficción lograra igualar mis expectativas, más altas que nunca. También tenía más interés que nunca por conocer de dónde venía el mayordomo, cómo llegó a convertirse en el hombre que es ahora y qué vida había tenido antes de comenzar a servir a la familia Wayne. Una lucha de poder entre miedo y ganas, en la que el primer elemento quedó completamente borrado con el visionado del primer episodio de la serie. 

‘Pennyworth’, que se estrena este viernes 25 de octubre en Starz Play, ha sabido mantener la esencia del personaje que conocemos y lo ha hecho más humano, presentándonos unos orígenes interesantes, bien contados y con una estética inmejorable. El Alfred que vemos ahora, interpretado por un Jack Bannon al que no hay que perderle la pista, sigue siendo elegante, sigue siendo pícaro y sigue teniendo una parte letal que aparece sólo cuando él quiere, pero es más humano y más real que nunca. El amor, la pérdida, el miedo y la amistad son cuatro de los pilares en torno a los que se construye este personaje, al que han sabido respetar y dar más entidad y autonomía que nunca. 

Además, y para mí es quizá lo más sorprendente y gratificante, ‘Pennyworth’ ha conseguido librarse de la sombra de Batman. La estética, oscura, por supuesto, pero más elegante y sofisticada, nos permite alejarnos de Gotham y de su suciedad, mientras que la trama y su protagonista hacen el resto. De principio a fin, no hay ni un solo momento en el que echemos de menos a Bruce Wayne o pensemos en él. Alfred, que siempre se mantuvo en un segundo plano, es el centro de todo, y el espectador no tendrá ningún tipo de problema con ello. 

'Pennyworth'

Menos superhéroes, más gángsters

Con esas cuatro palabras se podría resumir perfectamente la esencia de ‘Pennyworth’. En ella nos alejamos completamente de ese género de superhéroes y nos metemos de lleno en algo similar al cine noir, en parte por la propia estética. La trama es, en definitiva, una trama de gángsters, que gira en torno a la lucha de poder entre diferentes grupos, en la que Alfred se ve involucrado. 

La parte del thriller es interesante y aporta ese toque adictivo que te invita a ver los siete capítulos de esta primera temporada en el menor tiempo posible. Pero, además, viene acompañada de un romance que gusta al espectador y que aporta algo de aire a los momentos de tensión, igual que ocurre con las amistades del joven Alfred y su pasado en el ejército. Estas subtramas nos permiten tomar aire, como digo, pero también conocer más al personaje, comprender sus motivaciones e imaginar el camino que fue tomando hasta convertirse en el mayordomo que siempre hemos conocido. 

'Pennyworth'

Una deconstrucción inteligente que no queda aplastada por la fuerte trama gángster, sino que se combina perfectamente con ella, ofreciéndonos una historia muy diferente a la que muchos esperaban, sorprendente, fresca y definitivamente magnética. 

Veredicto final

‘Pennyworth’ ha sabido olvidarse de Batman en el mejor sentido de la expresión. Es una serie inteligente, con una estética que en sí es razón suficiente para darle una oportunidad y una trama de gángsters que sorprende y que mete al espectador por completo en ese Londres de los años 60. La serie de Starz Play no ha tenido miedo de romper con todo y le ha salido bien. Siete episodios en los que la acción, el romance, la amistad y la comedia, que también tiene un pequeño espacio en la ficción, se combinan con gusto y con elegancia, con un reparto correcto y una historia de la que, honestamente, quiero más. 

'Pennyworth'

7.5

Lo Mejor
  • Estética noir
  • Trama gángster
  • Respeto y profundización en Alfred
  • Han sabido salirse de la sombra de Batman
  • Romance de Esme y Alfie
  • Introducción de los personajes de Thomas y Martha
Lo Peor
  • Los capítulos son, quizá, demasiado largos
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Libro vs. Película: ‘El silencio de la ciudad blanca’

Previous article

Capítulo 31 de ‘Estoy Vivo’: un nuevo giro y más descubrimientos

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up