Críticas (Series)DestacadosSeries

Crítica de ‘Two Weeks to Live’: una serie que se queda en promesa

0

Esta crítica no contiene spoilers de ‘Two Weeks to Live’.

Con las ficciones apocalípticas -o relacionadas con el fin del mundo- pasa como con las películas de tiburones o de catástrofes. Es probable que ya lo hayamos visto todo. Pero siguen generando un curioso interés en el público, especialmente en un reducido grupo que siente pasión hacia ese tipo de relatos. Eso explica que sigan explorándose y explotándose, uniendo historias tradicionales con géneros a los que, anteriormente, no se había acudido demasiado. De ahí surge ‘Two Weeks to Live’, una comedia negra que nos habla de un supuesto fin del mundo, aunque en ella esto no es lo más importante.

En la serie dirigida por Al Campbell conocemos a Kim Noakes (Maisie Williams), una joven que, desde el asesinato de su padre, ha vivido apartada de la sociedad junto a su madre. Formándose para saber sobrevivir ante cualquier tipo de situación, convirtiéndose en una auténtica guerrera que poco o nada sabe de la vida corriente. Superada la mayoría de edad, Kim decide abandonar su refugio (o su cárcel, según se mire) para visitar el mundo real. Es entonces cuando una serie de catastróficas desdichas, que comienzan con el acercamiento a un joven, le hace pensar que quedan dos semanas para el fin del mundo. Su misión, acabar con el asesino de su padre, se acelera de inmediato.

Ya desde el arranque, comprobamos que ‘Two Weeks to Live’ se quiere mover entre la comedia oscura y la acción, con algún toque de drama. Y, si no llegas a ella con las expectativas demasiado altas, parece que el piloto promete. Con él se nos puede escapar alguna risa, y la aventura de esta joven puede despertar fácilmente nuestro interés. Maisie Williams hace el resto. En este primer episodio ya se puede apreciar que, de nuevo, volvemos a estar ante una más que notable interpretación de la joven. En ella, la combinación de la inocencia de Kim y de su agresividad funcionan de maravilla. Y su carisma natural conecta de manera automática con el espectador. Es su trabajo lo que mantiene a flote la serie en los cinco capítulos restantes, y la principal razón por la que la ficción merece una oportunidad.

El resto, por desgracia, se va perdiendo por el camino. Es cierto que la propuesta no es precisamente original, pero sí parecía que iba a ser fresca. Por momentos, lo sigue siendo. Sobre todo cuando las cámaras se centran en Kim. Pero la incorporación de otros personajes, que no funcionan de la misma manera, y la casi ausencia de ese humor que, personalmente, esperaba con los brazos abiertos, dejan a ‘Two Weeks to Live’ en promesa.

¿Qué falla?


Two Weeks to Live
Foto: HBO

El principal acierto está claro: Maisie Williams. La actriz logra que su personaje, aunque arquetípico, resulte encantador e hipnótico. Y que sus escenas sean merecedoras de nuestra atención. Su trabajo es suficiente para llevar a la serie al aprobado, pero no para hacernos olvidar todo lo que no funciona en ella.

La principal falla de ‘Two Weeks to Live’ es que se queda a medias en muchos aspectos. Lo hace en la introducción del humor, que finalmente queda en un elemento algo insulso, en el que se echan de menos las bromas actualizadas. Lo mismo ocurre con la trama romántica de la serie, que no termina de arrancar. Ni siquiera cuando parece que va a hacerlo. Y, como ya he señalado unos párrafos más arriba, esto es exactamente lo que ocurre con la introducción de algunos personajes. Sin ir más lejos, la madre de nuestra protagonista. Parece que su historia tiene el suficiente trasfondo como para elevar a la ficción, pero se queda en el limbo.

Probablemente esto sea así de cara a una futurible segunda temporada. Y está bien dejarse cosas en el tintero, para dar paso a una continuación. Pero no tantas. De esta manera, el personaje pierde el interés que podría haber generado y se convierte, en según qué compases de la serie, en un obstáculo para el espectador, deseoso de ver a Williams en acción. Si finalmente se confirma una nueva entrega, los guionistas, Gaby Hull y Phoebe Eclair-Powell, tendrán la oportunidad de redimirse y de salvar a personajes como este. Siempre y cuando no olviden lo que de verdad ha funcionado.

La duración de los episodios, en torno a los 24 minutos, sí juega en su favor. Porque una trama como esta tiene que llegarnos en pequeñas píldoras, para no saturar y para no facilitar que la palabra ‘aburrimiento’ aparezca. Esto, como todo, habría sido aún más favorable si el humor hubiera estado mejor introducido. Pero, por ahora, se queda en una decisión acertada que facilita el visionado.

‘Two Weeks to Live’ se estrena en HBO el próximo miércoles 23 de diciembre.

'Two Weeks to Live'

5.8

Lo Mejor
  • Maisie Williams
Lo Peor
  • Se queda a medias en todo
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Crítica de ‘Cielo de medianoche’: pinceladas de supervivencia y ciencia ficción

Previous article

‘The Prom’: estás invitado al baile, prepara tu número

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up