Veo, Veo
0
7

'Veo, Veo'

Lo Mejor
  • Los niños
  • El mensaje
Lo Peor
  • -

Hay muchas maneras de reflejar el horror de un conflicto armado. Hay quien prefiere hacerlo a través de sus principales episodios. Batallas, estrategias, acuerdos y bombardeos. Y hay quien opta por hacerlo a través de las personas, de los inocentes que viven ese conflicto en primera persona sin llegar a formar parte de él. Seres humanos que se ven atrapados entre armas, odios y rencores que, muchas veces, poco o nada tienen que ver con ellos. ‘Veo, Veo’, de Tania Cattebeke, se encuentra entre este último grupo.

Este cortometraje supone un viaje en el tiempo, concretamente al Paraguay de 1947. A un lugar que no sabemos dónde se encuentra, pero en el que nos encontramos a una serie de personajes que no nos cuesta reconocer. Dos niñas, una algo mayor que otra, que deben cuidarse a sí mismas y hacerse cargo de su abuelo. El resto de la familia no está, más que probablemente como consecuencia de la Guerra Civil que está teniendo lugar en su país en esos momentos. Juntas, luchan por mantener su inocencia en medio de la oscuridad. Y encuentran a otro niño, contrario y a la vez igual que ellas, que hace lo propio en el bando contrario.

En ‘Veo, Veo’, la directora y guionista nos regala una muestra de la pureza de los más pequeños. De aquellos capaces de adaptarse a cualquier situación y de superarla, demostrando una fuerza que envidiamos muchos adultos. Y que a la vez no acogen a la maldad y al odio que sí aparece en nosotros. En los lazos que se crean entre esas niñas y ese niño está la prueba de la bondad natural y de la inocencia orgánica del ser humano. Antes de ser sacrificadas por nosotros mismos.


Veo, Veo

El cortometraje de Cattebeke desprende una humanidad y una sensibilidad brutales. Y nos acerca a un episodio de la historia de Paraguay que muchos desconocemos. Lo hace de la manera más efectiva posible: a través de las personas y de lo más esencial de las mismas, sus sentimientos y su necesidad de relacionarse. Su bondad, su generosidad y su garra. En esta ocasión a través de los rostros y las almas de los niños, a su vez el mejor vehículo posible para hacernos llegar una historia de manera real, auténtica.

‘Veo, Veo’ forma parte de la programación del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva, que puede seguirse a través de Filmin.

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

‘La buena cocina’, de Karlos Arguiñano: recetas saludables de toda la vida

Previous article

Ricardo Darín agradecido al Festival de Huelva por ayudar al cine iberoamericano

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cine