Críticas (Series)DestacadosSeries

Crítica: ‘Valeria’, la versión libre de un éxito

3

(Este texto está realizado tras el visionado de los 4 primeros capítulos)

Está aquí. Ha llegado el día del estreno en Netflix de ‘Valeria’, la esperada adaptación televisiva de las novelas de Elísabet Benavent. La serie protagonizada por Diana Gómez (Valeria), Silma López (Lola), Paula Malia (Carmen), Teresa Riott (Nerea), Maxi Iglesias (Víctor) e Ibrahim Al Shami (Adrián). ¿Qué nos ha parecido? ¡Te lo detallamos en las siguientes líneas!

Si hay algo realmente bueno en ‘Valeria’ es que cualquier persona que se acerque a ella, podrá engancharse sin tener ningún tipo de referencia sobre la saga de libros. Una versión libre que nos presenta las aventuras de cuatro amigas. Cada una de ellas en una incertidumbre de la vida diferente. Valeria entre sus problemas matrimoniales y su necesidad de vivir escribiendo. Lola intentando vender felicidad en su vida independiente y poco responsable. Carmen que desea fervientemente encontrar al principe azul que le pinte acuarelas en el cielo. Y Nerea que vive escondida en el armario más apartado de su casa familiar. Las cuatro se adoran y están dispuestas a permanecer al lado de forma inalterable. Pero su contexto se desmorona a pasos agigantados.

‘Valeria’ habla de la amistad. De la necesidad que tenemos de formar nuestra propia familia. Elegir a quien queremos al lado y a quien no. De los errores que cometemos como amigos y de los aciertos inesperados. Es de visionado ágil. Gustoso. Donde descubriremos que el amor no es como lo imaginábamos. Que tomar decisiones apresuradas y deshonestas, nos pasa factura. Que reír a carcajadas siempre está permitido.



Pero si hay algo que echo en falta es la mano de Elísabet Benavent. Y la echo de menos porque coger el primer libro de Valeria y leer sus primeras páginas, te auguran carcajadas a granel. Me falta su chispa. Sus diálogos mordaces. Echo en falta a esa Valeria y a es Victor. A esa tensión entre las palabras. A esa ironía y esa frescura. Incluso los diálogos entre las amigas han perdido la agilidad que conocemos y que, para qué negarlo, esperábamos. Y es una parte fundamental del éxito. O así lo creo yo, al menos.

¿Qué ocurre con Valeria?

Percibo a Valeria como una mujer demasiado insegura. Y siento una sensación agridulce porque no hay equilibrio con la ‘caradura’ que debería llevar dentro.

Lo que hacía interesante a Valeria en el libro era el equilibrio que la escritora le proporcionaba siempre. Porque podía demostrar inseguridades en su sueño de convertirse en una gran escritora pero se contrarrestaba con la tenacidad y esa forma alocada de enfrentarse a la vida. A las cuatro paredes dentro de su hogar. A Víctor.

Me falta su verborrea. Y volvemos al guión. Porque si hablamos de la actriz que le da vida, Diana Gómez, encaja. Nos creemos esa primera imagen. Y es maravilloso que sea un rostro poco reconocible porque así Valeria no tiene pasado.



¿Y Victor?

Diré algo que puede que guste o puede que no. Pero Victor, el que se describe en los libros tiene más aspecto del casero de Carmen que de Maxi Iglesias. Un Maxi que en los tres primeros capítulos no me comvence. Ya no solo físicamente, sino en la propia chispa que debe haber entre ambos protagonistas. Si en los libros ambos se comían con la mirada…aquí cuesta percibirlo. El inicio de su historia es pasional, sexual…no hablamos de amor. Y lo que vemos en pantalla…parece más la típica historia de comedia romántica en el que se van conociendo lentamente.

Volviendo a Maxi Iglesias, se pierde en la esencia del seductor. No lo veo. No lo encuentro. Le falta erotismo puro y duro. Aparte de, en momentos, encontrarlo como fuera de lugar. Quizá porque fue el último en entrar al proyecto, una vez se habían iniciado las grabaciones. Y eso, al inicio, puede pesar más de lo que creemos.

Puede que, en la recta final de esta primera temporada, lo encontremos más a gusto dando vida al personaje pero eso ya lo analizaremos cuando hayamos visto su arco completo. De momento, lo dejamos en ese cinco raspado que poco nos gusta dar.



¿Nerea es lesbiana? ¿Y Carmen?

Sí, estás leyendo bien. Nerea es lesbiana. Algo que puede repercutir o no en la trama de Carmen. Y sería un error porque, hablando de la segunda, es una de las tramas más interesantes que podemos encontrar a lo largo del desarrollo de la saga. Ojalá sea por la importancia de ofrecer una buena visibilidad de la mujer lesbiana y no rellenar cuotas de pantalla colocando a un personaje gay y, posteriormente, dejarlo apartado. Que esta es la sensación que transmite en los compases de los primeros capítulos.

Nerea es quien menos minutos tiene en pantalla. Al menos en los 4 primeros. Es la sensación de estar viendo escenas de los minutos a rellenar en blanco. Sin una dirección clara. Vuelvo a repetir, al menos, de momento.

¿Qué pasa con Lola?

Me gusta Lola y me gusta su historia. Me gusta su locura. Su hacer. Esa relación disparatada. La que ella va vendiendo que le llena y solo siente un inmenso vacío. Es interesante su contexto y sus miedos. Esas pequeñas aristas que vamos viendo.

Esta Lola da frescura a la trama. La historia gana en peso cuando ella aparece. Es la que nos hace sonreír con más fuerza. Y esa historia apasionada de la que es protagonista es creíble. Y eso es mucho. Es un acierto la actriz.

¿Por qué la seguire viendo?

Porque aunque tengamos en mente el recuerdo de los libros, nunca nos han engañado. Siempre se ha remarcado que es una versión libre de la historia real. Y, por lo tanto, lo más probable es que si a ‘Valeria’ le dan tiempo, terminemos queriendo sus imperfecciones y viviendo esta historia como si fuese una completamente nueva.

Aprenderemos a entender a todos sus personajes. A amarlos. A empatizar con ellos.

Valeria

6.3

Lo Mejor
  • Opción de entretenimiento que se deja ver.
  • El valor de la amistad.
Lo Peor
  • En algunos aspectos se aleja demasiado de los libros.
  • Los diálogos no tienen la fuerza esperada.
  • Maxi Iglesias no termina de convencerme como el caradura de Víctor.

Así será ‘Maldita’, la serie de Netflix que reinventa la leyenda del Rey Arturo

Previous article

‘Me Vale’, el positivo y optimista nuevo tema de Miki Nuñez

Next article

3 Comments

  1. Necesito saberlo, a ver si me puedes contestar. ¿Hasta qué libro me tengo que leer antes de ver esta primera temporada? Porque no quiero comerme spoilers.

    1. La serie que han creado desde Netflix es una versión bastante libre de los libros. Pero para esta primera temporada solo narran el primer libro. ¡Saludos!

  2. No me ha gustado nada la serie. Cero química entre Valeria y Víctor que parece una relación quinceañera en lugar de adulta. Conversaciones y discusiones absurdas, tramas estúpidas…Ha sido una completa decepción, libertades respecto al libro aparte, que esas las puedo entender. Pero es que la serie es infantil y ridícula. Qué desperdicio!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up