‘Curon’ es la serie perfecta para los fans de ‘Dark’… o incluso para los que no son fans de esta última. Yo soy una firme detractora de ‘Dark’ y ‘Curon’ me la he visto en un día. Su historia engancha y cada capítulo termina con un final que te deja con ganas de más. Pero no roza lo absurdo en ningún momento. Los momentos de tensión y suspense están perfectamente dosificados. ‘Curon’ te envuelve en su leyenda, en su estética, en su música. Sus personajes se hacen fácil de querer (o de odiar). En resumen, ‘Curon’ tiene todas las papeletas para ser una serie que no sueltas hasta que terminas su primera temporada.



La clave es verla siendo consciente de que no es una obra maestra. Como serie tiene sus fallos. Todo va tan deprisa que las relaciones entre los personajes son un poco flojas. También es cierto que el tema principal de la serie, la maldición del pueblo de Curon, parece perder relevancia a veces o estar desconectado de los problemas “mundanos” de los personajes. Pero esto no la convierte en una serie mala o al menos, no en una en la que no te apetezca invertir la tarde.  La serie está dirigida por Fabio Mollo y Lyda Patitucci. ‘Curon’ tiene siete capítulos de entre 41-51 minutos. A pesar de la duración de los capítulos en ningún momento se vuelve pesada y tampoco te sobrepasa lo ocurrido, por lo que es perfecta para un maratón. Eso sí, aunque pueda parecerlo por su estética, no es una serie de terror. No esperes verla y morirte de miedo. Más bien es un thiller fantástico.

La historia real de ‘Curon’

Curon es un pueblo real del Norte de Italia y la famosa torre del campanario que asoma en el lago es un gran atrayente turístico de esa región del país. Tal y como se nombra en la serie, es los restos de un pueblo que quedó sumergido después de que se decidiera construir un embalse para unificar los lagos de Resia y Curon. Los habitantes del pueblo tuvieron que abandonarlo y la última prueba de la existencia en su campanario. En el pueblo se cuentan muchas leyendas y una de ellas, que también se nombra en la serie, es que en algunas noches de invierno aún se oyen repiquetear las campanas… a pesar de que el campanario ya no las tiene.

Paula Robaina
No puedo ser piloto así que intento ser periodista de motor. También escribo sobre cine, series, libros y cómics cuando me apetece escaparme de los circuitos. Lights out and hoist the colours

Paula Cendejas nos dice junto a C.Tangana ‘Como habla una mujer’

Previous article

Un reparto de ensueño, una nueva Lady Di y otras noticias cinéfilas en nuestro boletín semanal

Next article

You may also like

1 Comment

  1. Excelente serie, lo que me gusta de proyectos como estos en Netflix, es que nos permiten explorar historias en otros lugares y épocas, ya no todo tiene que ocurrir siempre en Estados Unidos. Me han encantado los paisajes italianos combinados con una historia sobrenatural original y conocer un poco más de las leyendas locales. Definitivamente recomendable.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.