0

Desde siempre Londres ha sido una ciudad que ha servido de inspiración para grabar infinidad de series y de películas. Y no es para menos, porque Londres habla por sí sola. Es una ciudad con encanto, la localización perfecta para contar todo tipo de historias. Ahora está muy de moda algo que podríamos denominar como “turismo de cine” y consiste en que los verdaderos amantes del cine recorren las ciudades en busca de los escenarios que aparecen en sus películas o incluso series favoritas. Y Londres está llena de sitios a los que poder ir imaginando que estás dentro de una de ellas.

Hoy vamos a hablar de una con mucha magia. Sí, me estoy refiriendo a Harry Potter. Si eres un gran fan de esta mítica historia de “el niño que sobrevivió” no podrás irte de Londres sin ver al menos algunos de estos sitios.
Uno de los sitios que ya se han convertido en una parada obligada para los más fans es la estación de King Cross. En las películas allí se encuentra el andén 9 y ¾, desde donde podrás coger el Expresso de Hogwarts que te llevará directo al colegio de magia y hechicería. Por supuesto, este andén no existe en la vida real, pero en una de las paredes de la estación podrás ver que han puesto un carrito para que te fotografíes como si estuvieras atravesando dicho andén. Pero lo que se utilizó como entrada a la estación de King Cross en la película fue la fachada del Hotel St. Pancras Renaissance, una visita obligada si quieres sentir que tu viaje a Hogwarts está a punto de empezar.


¿Alguna vez has pensado en cómo sería ir a Gringotts a sacar dinero con ayuda de los elfos? Ahora puedes hacerlo ya que el Hall y la fachada del Banco más popular del mundo mágico están inspirados en la Embajada Australiana de la capital inglesa. Y aunque el recinto se encuentra cerrado al público, sí que se puede visitar el lobby para que te sientas como un auténtico mago.


Londres está lleno de puentes que atraviesan el río Támesis, y algunos de ellos han servido de localización para grabar algunas escenas de Harry Potter. Empecemos con el puente del millenium, el cual recordemos que fue “destruido” por los Mortífagos de Voldemort tras su regreso en ‘Harry Potter y el príncipe mestizo’. Otro de los puentes, quizás menos conocido, es el Puente Lambeth, que se encuentra cerca del Big Ben y aparece en ‘Harry Potter y el prisionero de Azkaban’ cuando Harry está en el autobús noctámbulo. En un momento del viaje este se ve obligado a hacerse muy pequeño para poder pasar entre otros dos autobuses muggles. Todo ello mientras pasa por el puente ya mencionado.

¿Y qué me decís del Callejón Diagon? Cualquier fan de Harry Potter ha querido alguna vez saber qué se sentirá al ir a la tienda de Ollivander a que tu varita te escoja, o comprar aluna túnica o los libros para el nuevo curso. Bien, aunque desgraciadamente esto no puede hacerse de manera tan literal, sí que puedes ir a dar una vuelta al Mercado Leadenhal en La City. De estilo victoriano y decorado con numerosos cristales y adornos, fue usado como escenario para representar este popular callejón de las compras. En ‘Harry Potter y la piedra filosofal’ acceden allí a través del bar El Caldero Chorreante. Pero no, este no existe realmente, en su lugar encontramos una óptica pintada de azul. Sin embargo, en ‘Harry Potter y el prisionero de Azkaban’ se filmó en un local totalmente diferente. El autobús noctámbulo dejará a Harry en la floristería del número 2 de Park Street del Borough Market para que pueda entrar en El Caldero Chorreante.

En ‘Harry Potter y la Órden del Fénix’ Harry y el señor Weasly tienen que ir al Ministerio de Magia. Para ello utilizan el metro, concretamente en la parada de Westminster, que sale justo donde el Big Ben y el puente Westminster. Además, este puente y la abadía se pueden ver también cuando sobrevuelan con sus escobas el río Támesis. Para poder entrar al Ministerio tienen que utilizar una de las clásicas cabinas de teléfono londinense. Aunque se trata de una de decoración, de ser real estaría ubicada en la calle Scotland Place, muy cerca de la concurrida Picadilly Circus. De hecho, es por eso que en ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte Parte I’ Hermione pensó en ir allí con Harry y Ron para huir de los mortífagos. Sin embargo, pronto descartó esta plaza.

Una de las escenas más conocidas de la saga es cuando Harry habla en parsel con una serpiente en el zoologico en ‘Harry Potter y la piedra filosofal’. Es el cumpleaños de Dudley y él irá allí con los Dursley para celebrarlo. Es en Regent’s Park donde se encuentra este zoolóico, que además es el más antiguo del mundo.

Para terminar, en Londres se encuentran los estudios Leavesden. Allí Warner Bros ha montado todo un parque en el que podrás encontrar algunos de los escenarios que se utilizaron para la película, así como parte del vestuario, del decorado y las maquetas. Además, podrás sentir que estas totalmente inmerso en el mundo mágico ya que podrás pasear por las calles del Callejón Diagón mientras te tomas una verdadera cerveza de mantequilla. También podrás ir al nº4 de Private Drive para ver dónde pasó la infancia Harry Potter, así como visitar la tumba de Voldemort o una parte del Expresso de Hogwarts. Un lugar lleno de magia para alejarte por unas horas del mundo real.

Daniel Lyons, el corazón de ‘Years and Years’

Previous article

Nos adentramos en “No dejo de bailar”, el primer disco de Julia Medina

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Cine