ActualidadDestacadosEn Profundidad (Series)Series

Los personajes de ‘Run’ en una imagen

0

Llevo ‘Run’ al día. Y creo que, en un momento en el que hay tantísima oferta, esto dice mucho de una serie. Dice mucho de una serie que siempre tenga ganas de verla el mismo día que llega a la plataforma, en este caso HBO España. Pero es que ‘Run’ es fresca, es original, es divertida y además tiene a Merrit Wever y Domhnall Gleeson, que seguramente se esforzaron mucho por construir estos personajes que tienen que transmitir tanto en poco tiempo, pero que, de verdad, parece que les sale sin esfuerzo. Qué gusto da verlos.

Antes de poder ver el quinto nuevo episodio, que aterrizó en la plataforma el pasado lunes 11 de mayo, mi ordenador tuvo a bien tomarse un descanso y me mantuvo a la espera, con HBO cargando, y esta imagen en pantalla:

'Run' (2020)

Fueron un par de minutos, y contemplé a estos dos personajes mirándose como vengo haciéndolo desde que la serie empezó: casi hipnotizada. Hasta llegar a ver todo lo que hay en esta simple imagen. La verdad: no me puede estar gustando más la ficción de Vicky Jones. Supongo que por eso estoy tan a ello, pero es que quien lo esté seguramente vea lo mismo que yo.

Veo a Ruby mirando a Billy con deseo y con esperanza. Su vida no le gusta, hemos visto en pequeñas pinceladas que nunca le ha terminado de gustar, o de llenar, o de satisfacer. Es difícil crecer y comprobar que no todas las ilusiones y los sueños se terminan cumpliendo, y también es difícil crecer y avanzar teniendo siempre presente que has dejado atrás algo que tal vez no deberías haber dejado atrás. Es difícil vivir consciente de que algo te falta. Así que tener a Billy delante le abre una puerta a lo que pudo ser y no fue, a lo que tal vez pueda ser por fin, a lo que quizá sea la vida después de eso. Le abre una puerta hacia la libertad que concede la sensación de tener mil posibilidades nuevas ante ti. De vivir una aventura que llena de energía, que carga la energía, y que invita a pensar que la vida puede ser algo más que seguir una rutina, aunque esa rutina la vivamos al lado de personas a las que queremos.

Ruby observa a Billy con el cariño y el deseo con el que observamos ciertos momentos de nuestro pasado: creyéndolos mejores que el presente, y proyectando en estos momentos la que, consideramos, es la mejor parte de nosotros mismos. Ruby espera de alguna manera recuperarse, y volver a apreciarse tanto como cuando se atrevió a soñar con ser una gran arquitecta y tener un gran futuro. Su futuro ha terminado siendo corriente, y esto puede llegar a pesar mucho a ciertas personas. Espera volver a sentir emociones que tengan que ver, sobre todo, consigo misma. Y encuentra en lo que un día fue con Billy, y por tanto en Billy, el único camino posible para llegar hasta ese lugar. Pero también hay inseguridad, claro, porque lo que hacemos tiene consecuencias, y los caminos que tomamos, algunos, no tienen punto de retorno.

Merrit Wever en 'Run'

Veo a Billy mirando a Ruby con miedo y con anhelo. Porque su vida no le gusta aunque de forma diferente; quizá Ruby se sienta insatisfecha, pero es evidente que Billy ni siquiera acepta la persona en la que se ha convertido, tampoco el camino que ha seguido, ni tampoco confía en los proyectos que ha emprendido. No se gusta. No le gusta nada de lo que tiene alrededor, ni siquiera parece recordar qué fue lo que deseó un día, sólo quiere romper con lo que siente que es en esos momentos. De ahí su “run”. Está escapando, necesita hacerlo, aunque tampoco sabe hacia dónde. Casi parece que se avergüenza de sí mismo, otra de las razones por las que miente, engaña, oculta información relevante sobre quién es o sobre lo que realmente quiere. ¿Qué quiere realmente, en cualquier caso? No tiene más plan que ese tren, porque cree que en ese tren encontrará ser reconfortado. Encontrará descubrir qué quiere. Ese tren es Ruby, una persona que una vez quiso a la versión que siente real de sí mismo, la que vale. A quien fue, a quien ha olvidado, a quien siente lejano.

Así que Billy tiene miedo, porque no tiene más plan que ese tren, no tiene ningún propósito en el que crea de verdad, ni siquiera sabe quién es, quién puede ser, cómo puede comportarse sin revelar demasiado, cómo puede comportarse sin tener que plantearse que pueda revelar cosas. Billy vive atemorizado y angustiado. Necesita ese tren, y necesita a Ruby, sobre todo para recuperarse a sí mismo.

Domhnall Gleeson en 'Run'

Tenemos, entonces, a dos personajes que quieren volver a descubrirse, en parte porque miran al pasado con deseo y en parte porque quieren averiguar cosas de su presente, del otro y de ellos mismos. Tenemos a dos personajes que se han subido a un tren sin ningún plan que no sea comprender qué plan quieren llevar a cabo. Cómo es la vida que quieren vivir. Esto ya de por sí ya es maravilloso, pero es que además Vicky Jones le ha añadido otras muchas cosas inesperadas. ‘Run’ es, sin duda, una de mis series favoritas de lo que llevamos de año.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

‘Peaky Blinders: la verdadera historia’, perfecto para conocer a las bandas callejeras de Birmingham

Previous article

Pasapalabra regresa a su cadena de origen, Atresmedia

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up