Anaju

¿Quién nos iba a decir que veíamos a Anaju y Javy enfrentándose a una nominación tan pronto? Ambos partían como dos de los favoritos para llegar, al menos, a las puertas de la final y, sin embargo, uno de ellos tendrá que abandonar ‘Operación Triunfo’ este mismo domingo. Como cada semana, es el público el que tiene el poder para decidir quién se va y quién continúa con su aventura dentro de la Academia, una complicada decisión que, sin duda, marcará -no tiene por qué ser en un mal sentido- la carrera profesional de estos dos artistas. 

Igual que ocurrió la semana anterior, una actuación no demasiado acertada ha sido la que ha llevado a estos dos concursantes a la cuerda floja. En la pasada gala, Anaju y Javy interpretaron juntos ‘Amor eterno’, uno de los temas más míticos de la desaparecida Rocío Durcal, y el jurado no terminó de entrar del todo en su canción. Un hecho que les ha conducido a esta nominación y que terminará con uno de ellos fuera del concurso. 

También como ocurrió la semana pasada, las encuestas están bastante igualadas y las actuaciones de ambos, tal y como hemos visto en los pases de micros, también. El público, vosotros, lo tenéis más difícil que nunca y es probable que sigáis dudosos a tan solo unas horas de la expulsión. Por eso, queremos contaros las muchas razones por las que Anaju merece continuar formándose y creciendo en ‘Operación Triunfo 2020’, caminando con paso firme hacia una final que ahora parece lejana, pero que tiene al alcance de sus propias manos. 

Sensibilidad

Pensando en Anaju, es más que probable que lo primero que venga a nuestra mente sea su sensibilidad. Una sensibilidad especial para acercarse a los temas y para transmitirlos, tanto a nivel de voz como a nivel interpretativo. La aragonesa tiene una capacidad única para entender la música y para comunicarla, logrando que todas las canciones que toca sean más universales que nunca y lleven consigo un enorme torrente de emociones. 

Todas y cada una de sus actuaciones, sin importar la canción o el género, son una experiencia para los sentidos. Con su voz, aterciopelada y dulce, y su descomunal fuerza, crea un ecosistema sobre el escenario que hace que todo el que quiera pueda viajar con ella. Lo hizo en la Gala 0, con la ‘Catalina’ de Rosalía y volverá a hacerlo este domingo, con ‘La Sandunguera’ de Nathy Peluso. Y todo ello con canciones que no tienen absolutamente que ver la una con la otra. 

Rebosa talento

Objetivamente, sólo se pueden decir cosas buenas de Anaju. Es una compañera excepcional, una alumna siempre atenta y dispuesta a aprender, una persona trabajadora y abierta y una artista talentosa. Esto último es algo que supimos en la Gala 0 y que se ha ido confirmando semana tras semana, pese a que a veces los nervios del directo la hayan traicionado en varias ocasiones. Desde el comienzo del concurso, ha mostrado una increíble versatilidad y una capacidad de adaptación que sólo poseen los grandes artistas. La hemos visto bailando, tocando géneros totalmente dispares, emocionando, caldeando el ambiente… Nada se le ha escapado, y sólo llevamos unas pocas semanas de programa. 

Aún tiene mucho más que mostrar, aunque no hace falta que demuestre nada más. Le quedan otros muchos géneros por interpretar, muchos bailes e interpretaciones, muchas emociones que transmitir y muchas actuaciones que bordar, en las que los nervios no tengan ningún tipo de espacio. 

¿Por qué debes salvar a Javy?

Previous article

‘Outlander’ 5×01: muchas emociones en el nuevo mundo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.