DestacadosLiteraturaReseñas

Reseña de ‘El duque y yo’, de Julia Quinn

0

· FICHA ·
Título: ‘El duque y yo’
Saga: Los Bridgerton 1
Autora: Julia Quinn
Traducción: Mireia Terés Loriente
Editorial: Titania
Fecha de publicación: enero de 2020
Sinopsis: Todos parecían divertirse en aquel baile que reunía a lo más selecto de la sociedad londinense. Todos, excepto ellos dos. Daphne, una hermosa joven agobiada por su madre. Y Simon, el huraño nuevo duque de Hastings. Ambos tenían el mismo problema: la continua presión para que encontraran pareja. Al conocerse, se les ocurrió el plan perfecto: fingir un compromiso que los liberara de más agobios. Pero no sería sencillo, ya que el hermano de Daphne, amigo de Simon, no es fácil de engañar. Ni tampoco lo son las avezadas damas de la alta sociedad. Aunque lo que complicará de verdad las cosas será la aparición de un elemento que no estaba previsto en este juego a dos bandas. El amor.

En este libro encontrarás: una historia de amor que aun siguiendo todos los clichés románticos es diferente, una narración ligera y divertida, una familia protagonista que promete muchas buenas historias.


Millones de lectores en todo el mundo: eso tiene la familia Bridgerton. Esta saga, que nació en 2003 con la publicación de ‘El duque y yo’, ha conseguido conquistar muchos corazones de lectores amantes de la literatura romántica histórica. En nuestro país, la encontramos, reeditada y muy cuidada, publicada por la editorial Titania. El próximo 25 de diciembre la encontraremos en forma de serie, disponible a nivel mundial, en Netflix. Dos décadas con los Bridgerton y parece que esto no ha hecho más que empezar. Hablemos de esta primera entrega.


El duque y yo

¿Cómo es ‘El duque y yo’?

Compuesto por 21 capítulos narrados en tercera persona, ‘El duque y yo’ es uno de los libros que más fácilmente he leído en los últimos meses. Sigue la historia de Simon, duque de Hastings, que tras una dolorosa y solitaria infancia ha decidido alejarse tanto como se puede de cualquier compromiso familiar. Esto incluye formar una familia propia. Daphne, por su parte, sí quiere una familia. Pero es una joven inteligente, sensata y de gran corazón, y no está dispuesta a embarcarse en el proyecto más importante de su vida con cualquier hombre. Tampoco es como si cualquier hombre quisiera comprometerse con ella, o al menos eso piensa.

Cuando Simon y Daphne se conocen, el ingenio que ambos comparten, una cierta rebeldía por las normas establecidas y una misma manera de entender los escenarios en los que se mueven les hace conectar de inmediato. Así que Simon tiene una idea: fingir un compromiso. Eso evitará que Daphne se vea envuelta en las situaciones comprometidas que su desesperada madre prepara para ella. Y también hará que los hombres, ciegos hasta entonces, se fijen en ella. Simon, por su parte, ganará libertad. Si la sociedad londinense de la época piensa que está comprometido, entonces no intentarán comprometerlo. Los dos ganan. En efecto: los dos ganan.

‘El duque y yo’ es un libro muy ligero. Esto no significa que no tenga el componente romántico y erótico que se espera de una obra así; tiene de ambas cosas, y ambas cosas están bien escritas. Pero Julia Quinn, en general, tiene una manera muy personal de contar las cosas y en esta gran aventura se decantó por la diversión, la ironía, la ligereza y los diálogos rápidos. Todo esto para formar una historia que tiene un principio, unos porqués y un fin, y que seguimos con el interés genuino de quien quiere saber qué ocurre, y por qué ocurre lo que ocurre.

‘El duque y yo’ es un buen libro con el que resulta fácil entender el por qué de este fenómeno. Los siguientes recuperan al resto de miembros de la familia Bridgerton, que ya hemos conocido en estas primeras páginas, con sus particularidades y los escenarios en los que pueden moverse narrativamente hablando. Así, aunque los protagonistas de esta historia son Daphne Bridgerton y el duque de Hastings, podemos imaginar con facilidad lo que pueden protagonizar el resto de los hermanos. Y eso engancha. Engancha tanto como engancha esta historia concreta, sin necesidad de precuelas o secuelas.

Lo mejor de ‘El duque y yo’

Me han gustado especialmente los diálogos, porque a pesar de que, como digo, esta historia sigue todos los clichés románticos, no hay una línea que no respire originalidad y personalidad. Son diálogos escritos bien desde el talento innato, bien desde el trabajo profundo. Supongo que desde ambos lugares, en realidad. He disfrutado mucho con los intercambios mordaces de sus protagonistas, con ese aire despreocupado que lo impregna todo, también con la profundidad que hay detrás de ciertas declaraciones.

También me ha gustado mucho comprobar que se puede escribir una novela romántica ambientada en otro siglo, un siglo en el que las mujeres solo eran esposas, madres y escaparates, sin que dejemos de disfrutar de los escenarios de ese siglo y, al mismo tiempo, criticando o señalando lo que estaba mal. ‘El duque y yo’ ridiculiza, en ciertos momentos, las frivolidades y las injusticias de esa sociedad. En otros, las aligera, las quita importancia desde la seguridad de que muchas de las concepciones que existían eran, sencillamente, absurdas, y no merece la pena concederles un segundo de atención. No hay devoción por esa sociedad que retrata: solo se sirve de sus bondades estéticas para crear una historia muy estética.

Y aunque es cierto que uno de los conflictos que viven los protagonistas no me ha gustado demasiado moralmente hablando, también es cierto que se resuelve de una manera mucho más humana a como cabe esperar de un libro escrito hace veinte años, cuando no habíamos tenido ni la mitad de las conversaciones que hemos tenido ahora, como sociedad.

Quizá lo más importante: me ha gustado también mucho ver cómo nace y crece la historia de amor protagonista. Sé que parece, a priori, un comentario que sobra, porque debería darse por hecho. Pero lo cierto es que estamos demasiado acostumbrados a leer libros en los que los autores no muestran cómo se enamoran los protagonistas: se limitan a decirlo. Se limitan a decir que esos dos personajes se miraron, hablaron y se enamoraron. Julia Quinn nos muestra cómo y por qué estos dos personajes se miran, se hablan y se enamoran. Hay una diferencia muy grande que se traduce en una credibilidad y una entrega absoluta por parte del lector. He sentido, realmente lo he sentido, cómo estos dos personajes se enamoran. Así que para quien busque una historia de amor bien construida, este es su libro.

Por último: es bastante fantasía esa Revista de Sociedad de Lady Whistledown que, muy a lo Gossip Girl, ofrece a sus lectores todos los chismorreos del momento. Además de la gracia evidente, es otra manera de seguir conociendo a esa sociedad londinense incluso cuando estamos lejos de ella. Cada capítulo está encabezado por un extracto de esta revista, y cada extracto es una fantasía.

¿Te va a gustar?

Sí te gusta la literatura romántica, especialmente si te gusta la literatura romántica histórica, sí, te va a gustar. Me resulta muy difícil pensar que este libro pueda no gustarle a alguien que disfrute de una historia de amor. Incluso los lectores que no suelen decantarse por el género pueden hacerlo, pueden disfrutarlo, porque es divertido y porque es una lectura perfecta cuando necesitamos algo más ligero.

Gracias a la editorial Titania por el ejemplar.

Sobre 5...

4.5

Judith Torquemada
Periodista, feminista, marvelita, Taylor Swiftista. Escribo sobre cine, libros y música. También soy contadora de historias junior y fantaseadora muy profesional. Se me da bien aprenderme letras de canciones y enamorarme de personajes ficticios. Aragorn dijo: por Frodo. Lo suscribo y lo amplío: por Ned Stark. Yo soñaba cada día poder alcanzar la playa, desde aquí, desde mi casa.

‘The Prom’: estás invitado al baile, prepara tu número

Previous article

Así hemos vivido el 2020 con Aitana

Next article

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up