CineDestacadosEn Profundidad (Cine)Netflix

Sherlock Holmes tiene que dejar el corazón en el libro

0

No había ni llegado a Netflix cuando la Enola Holmes de Millie Bobby Brown se topó con el primer muro en su camino. La plataforma de streaming recibió una demanda de parte de los herederos de Sir Arthur Conan Doyle por una supuesta vulneración de los derechos de autor sobre el personaje de Sherlock Holmes. Esta demanda se presentó en la corte federal de Nuevo México, y en ella se especificaba que se había cometido una infracción de copyright y violación de marcas registradas por parte de Netflix y Legendary Pictures, la productora.

Los herederos de Conan Doyle fueron más allá, y no solo han demandado a la plataforma por la película, sino que también han incluido a Nancy Springer, la autora de las aventuras de esta hermana desconocida de los Holmes, y a su editorial. En esa denuncia, los herederos alegaban que Springer se había aprovechado del cambio que Conan Doyle le dio a Sherlock en los últimos 10 libros sobre sus aventuras para incluirlo en su saga literaria, ‘The Enola Holmes Mysteries’, y que esto todavía les pertenecía.

También ha recibido alguna que otra crítica por tratarse de la historia de una hermana totalmente ficticia que no existía en la obra original de Conan Doyle, aparte de por el carácter de Sherlock. Sin embargo, no ha sido la primera vez que se han sacado una hermana de la chistera en una adaptación audiovisual, como tampoco ha sido la primera vez que Sherlock no ha sido más frío que un glaciar del Polo Norte.


Foto: Robert Viglaski – Legendary Pictures

El precedente de ‘Sherlock’

Lo que está denunciando la familia de Sir Arthur Conan Doyle a la producción de Netflix, ‘Enola Holmes’, ya ha pasado antes en la serie producida por la BBC, ‘Sherlock’, creada por Mark Gatiss y Steven Moffat. Si la preocupación de los herederos de Conan Doyle es que se represente a Sherlock con corazón, deberían tener en cuenta esta serie.

Abrimos alerta de spoiler

Aunque en las dos primeras temporadas el corazón de Sherlock (Benedict Cumberbatch) solo se derrite por la enigmática Irene Adler (Lara Pulver) -a la que él llama “La Mujer”- y es algo que ha pasado en los libros que Conan Doyle escribió antes de 1923, a medida que avanzan hasta las temporadas 3 y 4, el personaje de Sherlock sufre un cambio importante y deja de ser tan calculador para convertirse en protector. Una vez que vuelve de su autoexilio tras el último capítulo de la segunda temporada, dos años invertidos en desmantelar la red criminal de James Moriarty (Andrew Scott) para, precisamente, proteger a sus seres queridos, el carácter de Sherlock cambia por completo.

John Watson (Martin Freeman) abandona la soltería para casarse con Mary (Amanda Abbington) y, juntos, construyen una familia. Sherlock nunca se queda fuera de la ecuación, ya que John le confirma que es su mejor amigo, es el padrino de su boda y el de la pequeña Rosie Watson, además de que hace la promesa de que nunca permitirá que les hagan daño. Si eso no es tener corazón, que me lo expliquen.


Foto: IMDB

El comodín de la hermana misteriosa

Al igual que en ‘Enola Holmes’, Gatiss y Moffat añaden a la trama una hermana que hasta entonces no existía -y sigue sin existir- en los libros de Conan Doyle. Sin embargo, el carácter de Eurus (Sian Brooke) -en griego significa “viento del Este”- no es tan amigable como el de Enola, ya que se ve en la cuarta temporada cómo es capaz de manipular y comprometer la seguridad de una prisión psiquiátrica de máxima seguridad y con la mayor vigilancia gubernamental posible, y en más de una ocasión.

Mycroft Holmes (Mark Gatiss) la llevó a Sherrinford después de que Eurus incendiara el hogar familiar en Musgrave. Mycroft dijo que estaba muerta y se refería a ella como “el otro” o con metáforas sobre el viento del Este. Sherlock la borró directamente de su memoria. Siendo aún pequeños, Eurus ahogó al mejor amigo de Sherlock, Víctor -conocido como Barbarroja-, y al que luego reemplazó en sus recuerdos por un perro. Por ese motivo, Sherlock era como era, encerrado en su burbuja y sin apenas amigos. Hasta John.

Cuando Eurus entra a escena siendo ella misma y no un personaje inventado para marear a sus hermanos y a John, Sherlock descubre lo que le pasó a Víctor. Ya que intenta hacer lo mismo con John para llamar su atención. Finalmente, se apiada de ella y va a visitarla a la prisión de vez en cuando para tocar el violín juntos cuando todo acaba.


Foto: IMDB

Enola Holmes VS Eurus

Como se puede ver, las personalidades de las dos hermanas Holmes son totalmente distintas, pero los sentimientos de Sherlock hacia ellas no. En la película de Netflix, Enola es muy similar a Sherlock y para nada tiene un lado oscuro perverso, mientras que Eurus es todo lo contrario. Le falta la luz de Enola, aunque respecto a inteligencia se podría decir que es superior a la de los dos hermanos Holmes. Al igual que el Sherlock de Henry Cavill siente compasión hacia lo que el Mycroft de Sam Claflin intenta hacer con Enola, el Sherlock de Benedict Cumberbatch también la siente por la situación en la que el Mycroft de Mark Gatiss ha puesto a Eurus. Aunque en este caso está más que justificado.

Por ello, la denuncia de los herederos de Conan Doyle a Netflix, Legendary Pictures, Nancy Springer y la editorial de los libros sobre Enola Holmes no parece tener ningún sentido. Si ya se ha hecho antes, ¿por qué no se va a hacer de nuevo? El Sherlock frío y calculador está bien para un rato. Pero no cuando el guion te está pidiendo una evolución en el personaje y sus sentimientos.

Laura Salas

Princesa Alba estrena ‘Dame’

Previous article

Travis Birds publica edición especial de ‘Año X’

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up