Con dicha publicación, anunciaba su gira mundial y que en el mes de noviembre estaría en España con un concierto en Madrid donde el 13 de noviembre en la sala La Riviera consiguió hacer sold out.

Antes de la actuación de Mika que comenzaba a las 21h, se encontraba una DJ para caldear el ambiente y pese a que el concierto comenzó con más de veinte minutos de retraso, la sala que estaba abarrotada, en cuanto el cantante salió al escenario enloqueció.

Tras una primera actuación, el cantante se detenía para hablar y bromear con el público. Hablaba y sólo quería hablar en español según argumentaba. Tras este inicio, se vivió un verdadero espectáculo en la sala madrileña.

Durante todas las actuaciones se veía como Mika se entregaba a su público de forma plena, ya que todas y cada una de las canciones las cantaba acompañadas de bailes llenos de intensidad y energía. Interactuaba con la banda y bromeaba con su público. De hecho, tanto fue la entrega por parte del cantante a sus fans, que durante una de sus actuaciones bajó del escenario hacia la pista donde se encontraban todos, y se mezcló entre todos los espectadores para cantar recorriendo la pista de un lado a otro. Por oto lado, se vivió un momento mágico cuando la sala se quedó en absoluto silencio para que Mika pudiese cantar “Happy Ending” sin micrófono y a capela.

Por parte del público, de la misma forma que Mika, estaban completamente entregados. Saltos sobre la pista, bailes, gritos y palmas eran elementos que no faltaban en ninguna de las actuaciones. La gente portaba pancartas, banderas LGTBIQ, corazones que se movían al son de la música e incluso un ramo de flores que acabó en las manos del cantante, de hecho, Mika se encargó de recoger algunos de los regalos que sus fans le habían llevado. En cuanto a quiénes fueron a disfrutar del concierto, no tenía ningún target de edad definido, ya que familias completas, jóvenes y adultos acudieron a disfrutar del espectáculo que se vivía durante la noche.

Para finalizar la velada, y tras una canción sobre la que se fue del escenario dando a entender que el espectáculo había acabado, el público coreaba su nombre sin parar y minutos más tarde, el cantante volvió a salir al escenario para concluir la noche con un par de canciones más donde finalizaría el concierto a través de un método de “liberación” según denominaba Mika, en que se turnaba él junto al público para cantar la última canción. Tras ello, invitaba al resto de la banda a acercarse y despedirse del público.

Vannia Alvarado

‘Mira lo que has hecho’, la serie original Movistar+ creada por Berto Romero, ya rueda su tercera temporada

Previous article

¿Qué pasaría en ‘The Walking Dead’ si fueran valientes?

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *