Libro Perfecto

‘Stone Free’, el libro perfecto para comprender a Jimi Hendrix

0

‘Stone Free’ me ha llevado por un camino emocional. Completamente abandonada a una historia narrada como en un auténtico documental. Donde he visto reflejados mucho más miedos que oportunidades. Pero dónde la perseverancia siempre tuvo una recompensa maravillosa. Jimi Hendrix vivió encadenado a la música. A lo que ella le transmitía y evocaba. A su sueño de vivir aferrado a cualquier guitarra que pasara por sus manos.

Un libro que celebra el 50 aniversario de su muerte. Y donde se narra los que, seguramente, fueron los meses más felices y productivos en la vida de este artista inigualable. Inició esta etapa como músico acompañante, infravalorado y frustrado. Tocando cientos de puertas y viendo como se cerraba cada una de ellas. En un momento en el que luchaba por apañárselas en Nueva York. Pero es la misma etapa donde terminó siendo un héroe en Londres. Y la estrella más brillante del Monterey International Pop Festival. El héroe del swinging London, un icono de la moda, creador de tendencias, el rockero más fascinante de Londres, según Mick Jagger.

La vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes“. ¡Qué bien lo definió John Lennon! Y qué bien se transmite a lo largo de este libro. Porque Jimi fue viviendo a razón de lo que él iba necesitando pero a la contra, absoluta, del destino y aquello que estaba marcado para él. Jas Obretch, con una increíble maestría, bucea por los recuerdos de músicos, amigos, periodistas, representantes, técnicos de sonido y técnicos de gira. Aquellos que estuvieron presentes. Viendo a la estrella y creciendo junto a ella. Y, por supuesto, a través de las palabras del propio Jimi Hendrix.

‘Stone Free’ es un alegato a la pasión. Al arte. Y a la cultura. Un alegato a pelear sin descanso. A soñar a lo grande.


jimi hendrix

Abrazado a una guitarra

Jimi Hendrix pasó sus días abrazado a una guitarra. Supo estrecharse a ella como si fuesen sus más valiosos pulmones. De forma brillante. Cuando nadie utilizaba su sonido. Cuando sus cuerdas aun no habían sido mancilladas hasta la extenuación. Fue quien manejó dichas cuerdas con maravillosa humildad y soberbia, a partes iguales. Mostrando un sonido desconocido. Dando visibilidad a un instrumento que carecía de importancia en su época. No había sintetizadores o técnicas por ordenador. Sonaba diferente y podía aplicarse a la música pop. Ser lo más puntero.

Hoy en día la guitarra está en todas partes. La puedes ver en la portada de algunas revistas; por ejemplo, la Strat, o en el emblema de Hard Rock Café, que es una Les Paul. Ahora estamos completamente saturados de guitarras, pero en la época de Hendrix era como si hubiese llegado de otro planeta. Había algunos diamantes en bruto en los inicios del rock and roll, con gente como Eric Clapton o Jimi Hendrix. Todo era nuevo. Lo escuchabas y decías: “¡Oh, Dios!”. Era una inspiración que duraría toda la vida.

Eric Johnson

A veces no somos consciente de lo que podemos influir en los demás. Después de leer ‘Stone Free’ puedo asegurar que Jimi tampoco tuvo plena consciencia de ello. Pero es importante recalcar que la influencia imperecedera de las grabaciones de Hendrix y su estilo al tocar, ayudaron a acelerar el desarrollo del rock de estadio. El heavy metal, la fusión, el funk, el hip hop y otros estilos. Fue ese punto de referencia que hacía falta.



Aunque desde el inicio, mucha gente, en el Reino Unido, cayó rendida a su música y a su propia imagen, otros se asustaron. O, incluso, se indignaron. Y les daba igual el motivo. Su raza, su estilo al vestir, su abierta sexualidad o el simple hecho de que estuviera al frente de una banda multicultural. Algunos periodistas creyeron tener el suficiente poder para usar viles estereotipos racistas a la hora de describirlo. Los policías lo molestaban por la calle. Los técnicos y los directores de las salas saboteaban sus conciertos. Tuvo que soportar calificativos como “marica”, “negrata” o “negrito”. ¡Qué malo es el miedo a lo desconocido! Saca lo peor de nosotros mismos. Hasta la envidia más tenebrosa.

Jimi siempre estuvo por encima de todo ello. Tomó el mejor camino y se mantuvo intensamente concentrado en la música. En su música. En crear. Crecer, día a día, en aquello por lo que había dejado demasiado atrás.

‘Stone Free’ me muestra el camino de la esperanza y de los sueños. Jimi Hendrix fue quien fue porque peleó por ello. Sin descanso. Haciendo oídos sordos. ¡Bravo por él!

Ede completa su EP en acústico con ‘Tranquila’

Previous article

‘El espía inglés’ retrasa su fecha de estreno en España

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up