Foto: Ana Márkez

‘Quimera’ ha sido su primer álbum de estudio. Un trabajo donde ha combinado a la perfección la música con el arte. Uniendo así dos de sus pasiones. Con un cuidado extremo y una delicadeza admirable.

01

Vuelvo a retorcerme en tu lado de la cama

Por si apareces con mis llaves

¿Cuánto de complicado es una ruptura? Aunque sea de forma amistosa, decir adiós a una etapa, siempre duele. Y cuesta. Es complejo comenzar de cero. Llegar a esa cama y que no haya nadie. Escuchar un sonido, creer que aparecerá por instinto y que sea imposible. Dar mil vueltas. Que pase la noche y que aquella sensación parezca que no tiene fin.

02

Bailé muchas más noches

Te canté hasta que me ahogué

A veces damos todo lo que somos y no es suficiente. O no creemos estar a la altura. El esfuerzo, el trabajo, la constancia suelen ser duraderos en el tiempo. Nunca nada llega rápido si debe permanecer. Solo lo efímero nos invade a la velocidad de la luz. Por ello, aunque nos ahoguemos debemos seguir cantando.

03

Grito nocturno querer despertar

Huir sinónimo de claridad

De la noche nos escondemos. Porque da miedo. Es cuando nuestros pensamientos trabajan tan rápido que hasta lo claro, pierde sentido. Y, entonces, creemos que lo mejor es huir. Perdernos entre aquellas cosas que nos proporcionan serenidad aunque no nos de todo lo que deseamos.

04

Espero verte feliz

Aunque sea sin mí

Lo más honesto que se puede hacer es dejar ir. Incluso antes de ser consciente de que no hay vuelta atrás. Dejar ir y desear esa felicidad. Porque cuando dejas de soñar con el futuro, cuando la piel deja de erizarse…hay que abrir las puertas de la libertad.

05

Y que todo el daño que te hicieron

Pudiera remediarlo

Hay cartas a nuestra infancia que son sanadoras. Esas donde descubrimos que nos partió y que nos rearmó. Donde tropezamos y donde resurgimos. Porque es desde ahí, desde ese dolor y desde esa felicidad desde donde partimos y somos. Es bueno buscar, encontrar y decirnos que no hay remedio al pasado pero sí al futuro.

06

Te crearon por lucero

Te redujeron a cenizas

Te suben al olimpo y te bajan. Eres y dejas de serlo. Te convierten en quien quieren ver pero al mismo tiempo te lanzan al abismo. 

07

Cuídame por siempre, le digo

Cuídate por siempre, me repito

‘Quimera’ tiene algo claro. Y es que debemos cuidarnos. Y pedir a la gente que nos cuide. Estar con aquellos que así lo hacen. Pero partiendo siempre del amor que debemos procesarnos a nosotros mismos. Porque el cariño debe nacer como propio.

08

No quiero que me quieras más

Quiero que me quieras bien

Qué importantes son estas dos frases. Dos frases que son una. Porque es clave que se nos grabe a fuego que no nos tienen que querer más. Que nos tienen que querer bien. Bonito. De ese amor basado en el respeto, la comprensión e, incluso, la empatía. Y qué esencial es que un referente como Alba Reche lo pronuncie. Y lo cante.

09

Y ahora que has vuelto no encuentro el momento ni un por qué

Hay reflexión. Ha sido un camino donde Alba Reche ha ido hablando en voz alta. Compartiendo su aprendizaje, sus sombras y sus luces. A veces con miedo. A ratos con lealtad. 

10

Me ahogas en tu ansiedad

Mueres por dejarte llevar

Hay física y hay química. Y ese sentimiento de responsabilidad también. Y si pesa más el último es complicado dejarnos llevar. Aunque sea lo que más deseamos.

‘Quimera’ es pasión. Un camino donde equilibrar lo que somos con lo que debemos querernos.

‘Vikings’ 6×04: ¿y si todo se viene abajo?

Previous article

Crítica de ‘Mujercitas’: más cerca, más nuestra

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *