A todos los chicos de los que me enamoré: PD Todavía te quiero
0
6

A todos los chicos de los que me enamoré 2: P.D. Todavía te quiero

Lo mejor
  • Sigue siendo una historia agradable, amable y muy bonita
  • Lana Condor y Noah Centineo, que son perfectos para sus respectivos personajes
  • Está desarrollada de tal modo que siempre va a apetecer volver a ella
Lo peor
  • Ha perdido cierta chispa con respecto a su predecesora

A todos los chicos de los que me enamoré‘, la adaptación de la novela homónima de Jenny Han, fue un bombazo por varias razones sencillas de recopilar y explicar: la historia es muy tierna, tiene emoción, los personajes están bien construidos, los secundarios también merecen la pena, el conjunto es muy claro y bonito, y además tenemos a Lana Condor y Noah Centineo dando vida a los protagonistas, que son dos jóvenes encantadores que se convirtieron rápidamente en los novios de Internet. Hay que felicitar a Netflix y todo el equipo por la adaptación que consiguieron. Es lógico, por tanto, que esperásemos con tantas ganas la segunda entrega.

‘A todos los chicos de los que me enamoré 2: P.D. Todavía te quiero’ sigue la historia de Lara Jean (Lana Condor) y Peter Kavinsky (Noah Centineo), que por fin han comprendido y abrazado lo que sienten el uno por el otro y se dedican a construir una relación mientras el instituto avanza. Lo que no se espera Lara Jean es que otro de los chicos a los que escribió aquellas cartas fuera a responderle: se trata de John Ambrose (Jordan Fisher), con quien tenía una relación especial años atrás y con quien vuelve a encontrarse. Esa conexión que sigue existiendo entre ellos y las dudas que Lara Jean tiene con respecto a Peter y sus sentimientos provocará que ese “felices para siempre” que tanto deseaba sea difícil de consolidar.

Esta segunda entrega de la serie conserva aspectos positivos que ya vimos en la anterior. Sobre todo en lo referente a los personajes, que son agradables, cercanos y cálidos, y consiguen que ‘A todos los chicos de los que me enamoré’ sea la típica película a la que quieres acudir cuando te encuentras un poco ñoño o cuando simplemente te apetece ver un relato amable del amor juvenil. No me gusta decirlo demasiado por si alguien tuviera la mala leche de añadirle connotaciones negativas, pero con todo el amor del mundo, y entregada en muchas ocasiones a este tipo de películas, diré que es una de las mejores adolescentadas que he visto en los últimos años. Es un escenario al que gusta regresar porque es acogedor, y los personajes conforman un grupo con el que también apetece reencontrarse. La química entre Lara Jean y Peter Kavinsky, y la naturalidad de la que los actores se sirven para darles vida, hace mucho en la construcción de estos personajes.

Lana Condor y Noah Centineo en 'A todos los chicos de los que me enamoré 2'
Lana Condor y Noah Centineo en ‘A todos los chicos de los que me enamoré 2’

Es, por tanto, una película agradable y tierna, como lo fue la primera, pero he echado en falta la chispa de la que disfruté mucho en su predecesora. Tal vez porque era una historia de descubrimiento (generalmente más emocionante) y esta vira hacia el asentamiento o la consolidación, o tal vez porque siento menos inspiración a la hora de construir las escenas. No me ha entusiasmado tanto como ‘A todos los chicos de los que me enamoré’, pero eso no significa que no merezca la pena. Sigue abordando, además, temas que considero fundamentales en estas franjas de edad: desde la presión que sienten los adolescentes con sus primeros encuentros sexuales hacia las inseguridades propias de la edad, que deben solucionarse en el interior y no a través de agentes externos. Lo he dicho y lo repito: es una de las mejores adolescentadas que tenemos.

Y sigue siendo una historia que gusta. No he visto más que un par de veces la primera entrega, pero siento que los personajes se me han hecho muy familiares, tal vez porque en todos los detalles hay una intención de transmitir calidez muy bien conseguida. ‘A todos los chicos que me enamoré 2’ aprueba el difícil test de las segundas partes. Está disponible en Netflix desde el 12 de febrero.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

‘Moonlight’ o lo que muchos no entendieron

Previous article

Ha comenzado el rodaje de VOCES

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cine