Críticas (Series)DestacadosSeries

Crítica de ‘Dickinson’: quien no arriesga, no gana

0

¿Cómo hago que una de las mejores poetisas de la historia interese a los jóvenes en pleno siglo XXI? ¿Cómo puedo conectar su poderosa historia con la de estos jóvenes? ¿Cómo mostrarles que no hay tanta distancia, pese a que varios siglos les separan? Estas son algunas de las preguntas que debió hacerse Alena Smith, creadora deDickinson, en el proceso de construcción de la serie de Apple TV+. Una propuesta innovadora, original y por momentos loca con la que la plataforma ha decidido estrenarse este 1 de noviembre, fecha en la que ha aterrizado a nivel mundial. 

Y no son preguntas con respuestas sencillas o fáciles de ejecutar. De hecho, la idea de la serie, esa intención de presentarnos a una Emily Dickinson moderna, uniendo historia y tradición con actualidad, puede parecer incluso un descalabro. Pero, como dice el refrán, quien no arriesga no gana. Por mi parte, creo que Alena Smith y Apple TV+ se han marcado un enorme acierto con esta propuesta, que no sólo conectará con los más jóvenes, sino que tiene la virtud de despertar el interés de un público amplísimo. 

Es una serie para honrar a una mujer que nació en el tiempo equivocado, para honrar a una de las mejores poetisas de la historia, para contar una vida apasionante y llena de misterios. Pero también es una serie para aquellos que estén cansados de ver siempre el mismo producto y que busquen algo de innovación en la ficción televisiva. En este momento de auge, todos conocemos la fórmula del éxito, esa que plataformas y cadenas están explotando al máximo. Salirse del molde es sólo para valientes, y es precisamente lo que necesita el público en este periodo de sobreproducción. 

'Dickinson'

¿Qué es ‘normal’?

Hay quien afirmará que ‘Dickinson’ no es una serie ‘normal’. Que su unión de pasado y presente no es ‘normal’. Ni la banda sonora. Algo similar decían de la buena de Emily Dickinson. Sus intereses no eran ‘normales’, su forma de ser tampoco, ni sus modales ni sus sueños. Era una incomprendida, una mujer nacida fuera de su tiempo y con unas ambiciones que en esos momentos eran impensables. 

Desde el primer episodio, esta reflexión se asienta en la mente del espectador. Nunca he sido precisamente fan de esa palabra, de la supuesta normalidad que en realidad no es nada. O que en realidad son esos usos que marca la sociedad, generalmente dictados por los poderosos a su antojo y mirando siempre por sus intereses. La propia Emily de la serie nos lo dice en uno de los primeros capítulos, quizá los hombres no permitían a las mujeres ir a la universidad porque temían que al descubrir cómo funcionaba el mundo, lo tomaran

Esta histórica poetisa, a la que se nos presenta como una joven intensa, enamorada y encerrada en una sociedad en la que no encajaba y en la que tampoco quería encajar, se atrevió una y otra vez a ser quien quería ser. Ahora diríamos que ha ganado, y también tuvo sus victorias personales. Pero en ese momento, en pleno siglo XIX, las resistencias eran mayores. Ahora, para contar su historia y conectarla con nosotros, Alena Smith también ha apostado por algo que se sale de esa dichosa normalidad. Y, personalmente, le concedo su merecida victoria. 

'Dickinson'

Banda sonora inmejorable

La historia de Emily Dickinson me interesa y me gusta, el feminismo que se respira en cada capítulo me apasiona y la unión del pasado y el presente me divierte más de lo que imaginaba. Lo que tampoco esperaba era que, con todos estos elementos, lo que más captara mi atención fuera la banda sonora. No me considero ni mucho menos experta en este ámbito. Me gustan, suelo fijarme en ellas, pero tampoco me centro en este aspecto. Sin embargo, aquí no he podido evitarlo. ¿Cómo puede ser que la angustia de Emily Dickinson tenga tanto que ver con la que expresa Billie Eilish en ‘bury a friend’? Una vez más, y he perdido la cuenta cuando hablo de esta serie, me planteo que no estamos tan lejos. En el tiempo sí, en todo lo demás no. Y eso me genera empatía, pero también una ligera angustia por lo que implica comprender que no es tan difícil verse reflejada en el ejemplo de la poetisa. 

Esta unión estrambótica de música moderna con hechos y situaciones históricas o del pasado y de música clásica con costumbres de la actualidad (sí, hablo de salir de fiesta), funciona mejor de lo que suena al explicarlo. Y personalmente encuentro en ella la esencia de la serie, la esencia de la propia Emily y la esencia de lo que se nos quiere contar. Es una serie ligera, sí. También divertida, en algunos puntos casi surrealista. Pero también es una serie con un importante trasfondo y un mensaje que, precisamente por la unión de estos elementos tan dispares, cala hondo en el espectador. 

'Dickinson'

Maravillosa Hailee Steinfeld

Confieso que a priori, cuando supe que ‘Dickinson’ estaría protagonizada por Hailee Seinfeld no estaba del todo convencida. Ni que decir tiene que sólo necesité diez minutos de serie para que mis dudas se esfumaran por completo. La joven actriz es la perfecta combinación de fuerza y luminosidad y ha sido capaz de plasmar esa esencia inconformista de la poetisa que tanto conecta con los jóvenes del momento. No sé, no he leído nada, pero creo que hay mucho de ella misma en el papel. 

La pasión con la que se entrega al saber y a la poesía, así como a ese amor prohibido en el que sólo vemos inocencia y naturalidad -¡aleluya!-, es adictiva, provoca esa sonrisa tonta que se nos pone cuando vemos algo de lo que estar orgulloso, algo que nos hace sentir bien, algo que nos gusta y que nos genera también esa pasión. Porque sí, gusta ver el inconformismo de una joven que quiere saber más y que quiere ser más. Su lucha. Sus ganas. Sus ilusiones y sus fortalezas. Así como sus debilidades, que en realidad la hacen más fuerte. 

El personaje es un caramelo y está muy bien acompañado por todo lo demás, por el resto del reparto, la historia y el atrezzo, pero la esencia que le aporta la actriz es una especie de guinda para el pastel perfecto. 

'Dickinson'

Veredicto

No me voy a extender, porque creo que ya está clara mi postura. De ‘Dickinson’ diría que es una apuesta atrevida de Apple TV+, casi tapada, de la que no se había hablado demasiado, pero que no puede ser más acertada. 

'Dickinson'

8.5

Lo Mejor
  • Unión de pasado y presente
  • Feminismo que no parece impostado, feminismo real
  • Banda sonora inmejorable
  • Un reparto equilibrado, en el que Hailee Steinfeld brilla
  • La historia en sí y la manera de enfocarla y contarla
  • El amor de Emily y Sue, un amor inocente y no sexualizado
Lo Peor
  • Se ha acabado demasiado pronto
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Crítica de: LA MATERIA OSCURA, un nuevo mundo para soñar

Previous article

David Bisbal, Rosario, Vanesa Martín y Melendi serán los coaches de la próxima edición de ‘La Voz Kids’

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up