Explota Explota (2020)
0
6.5

Explota Explota

Lo mejor
  • Que es un musical que te anima, te hace cantar por lo bajine, moverte en tu asiento y salir bailando del cine
  • El buen rollo, la diversión, la película amable y agradable que es
  • El reparto, sobre todo las dos protagonistas, pero de manera general ¡todos!
  • Que el arma contra la censura sea Raffaella Carrà, por siempre y para siempre
Lo peor
  • Algunos números están cogidos con pinzas, pero se te olvida a los diez segundos de que empiecen
  • Ningún "pero" importa tanto como para señalarlo: déjate llevar por la fiesta y la disfrutarás

‘Explota Explota’ llega a nuestras pantallas este viernes 2 de octubre. Supongo que habrás tenido oportunidad de ver su brillante y colorido cartel de presentación, quizá incluso le hayas dado una oportunidad al tráiler, para acercarte a sus primeras imágenes, pero por si acaso voy a resumirte de qué va esta historia. ‘Explota Explota’ es un musical celebrado en los años setenta en nuestro país que se enfrenta a la censura de la época con canciones de Raffaella Carrà. Y con una protagonista, Ingrid García Jonsson, con ganas de romper las absurdas normas establecidas. Qué puede salir mal a partir de aquí. Se siente como una especie de placer al leer censura y Raffaella Carrà en una misma sinopsis.

Nacho Álvarez es el encargado de dirigir esta bonita locura, acompañado en el guion de Eduardo Navarro y David Esteban Cubero. Ingrid García Jonsson es, como digo, María, la protagonista. La joven rebelde que ama bailar y que quiere hacerlo por encima de la censura. No por el placer de saltarse las normas, que un poco también, más bien por el convencimiento de que esas normas son un sinsentido. Quiere cambiar las cosas para vivir mejor, para vivir como se debe vivir. Hay una escena muy significativa en la que reflexiona (a la manera de esta película) sobre lo decente y lo indecente, y queda claro el por qué de su incomprensión y su posterior rebeldía.

Junto a ella, que está fantástica, Verónica Echegui, que se roba el show en tantas ocasiones que no dudo en llamarla también protagonista. Fernando Guallar es el joven enamorado de María, y completa el trío de buenas interpretaciones pasando por todos los estados de ánimo necesarios con naturalidad y con rotundidad. Bien por los tres, que tienen aún más compañía: Fernando Tejero, Pedro Casablanc, la fantástica diva Natalia Millán, el italiano Giuseppe Maggio o Fran Morcillo.



El cosquilleo de los musicales

A mí me gustaría que mi vida fuera un musical. Me gustaría ir por la calle y que la música cambiara a mi alrededor dependiendo de mi estado del ánimo o de los acontecimientos que se van sucediendo. Y arrancarme a cantar y bailar (no sé hacer ninguna de las dos cosas) y mirar a cámara y decir: pues sí, así me siento, ¿qué os parece? Este deseo lo arrastro conmigo desde que Ewan McGregor entonó la primera nota en ‘Moulin Rouge’ y me pareció la mejor manera de decir las cosas, y seguramente desde este deseo pueda ya uno sustraer que me encantan los musicales.

Me encantan los musicales. Y hay una cosa que yo llamo “el cosquilleo de los musicales”. Lo siento muchas veces, pero no siempre, así que lo he tomado como medidor perfecto para saber cuándo un musical (me) funciona o no. Si yo estoy viendo una pieza musical y en sus momentos más importantes me recorre un escalofrío, es que está funcionando. Estoy dentro, estoy entendiendo lo que me están contando, tiene sentido esa canción ahí puesta, nos está contando cosas y además lo está haciendo gracias a la música, que tiene ese extraño poder de hablar cuando el individuo no puede hacerlo.

‘Explota Explota’ tiene números más inspirados que otros, pero he sentido ese cosquilleo varias veces. Porque esos números estaban completando lo que estaba contando el rostro de sus protagonistas, el guion anterior, la puesta en escena que se transforma con precisión para acoger el baile. En los musicales uno no debe plantearse la veracidad o no de lo que está viendo, Si vas a preguntarte por qué de repente todos se saben la coreografía tienes que cambiar tu visión, o quizá es que los musicales no sean para ti.

Lo importante es que esa música esté integrada en la historia, y que aporte un valor, un significado. Que sea algo así como un mini-clímax. Entiendo esos números musicales, por un lado, como el complemento perfecto para la historia narrada y, por otro lado, como la fiesta final para una etapa o un capítulo de la misma. Esos personajes miran a cámara y se atreven a decir: pues sí, así me siento, ¿qué os parece? Y sus intérpretes saben cantar y bailar (bastante bien, de hecho), así que todo encaja y su vida se convierte en un musical.

‘Explota Explota’ funciona en este sentido. Es un musical capaz de sacarme bailando del cine y buscando integrar en mi vida la siguiente canción que voy a escuchar. Claro que a mí no me funciona tanto, porque, en fin, mi vida pues no es… Ya sabéis.


Explota Explota

Lo que he visto en ‘Explota Explota’

‘Explota Explota’ es una película simpática y agradable, que parece no tener miedo y que quiere montar una fiesta en las salas de cine. Es muy fácil dejarse llevar por ella si uno tiene buen ánimo, incluso es muy posible que te cambie el mal ánimo anterior, y por eso se le perdonan los peros que puede tener. Porque no importan tanto, porque al final lo que importa es que te hace reír y te hace mover los pies en el asiento.

El trasfondo de todo esto será, además, interesante para la mayoría de los espectadores, porque interesa explorar nuestra historia. Sobre todo esa etapa oscura de la misma cuando las faldas debían vestirse habiéndolas medido previamente con regla para no saltarse el decoro. La censura está bastante bien expuesta, señalada y denunciada, aunque, vuelvo a decirlo, siempre según las propias normas establecidas por la película. Se toma las cosas en serio, pero es un musical, así que no se las toma demasiado en serio. Y eso está bien, porque queremos una fiesta.

Así que tenemos esa fiesta con la Carrà en medio de la exposición y la denuncia. Tenemos una protagonist- perdón, dos protagonistas, a las que da gusto ver, a las que da gusto seguir, que te hacen reír y con las que es fácil empatizar. También una historia y un recorrido para los personajes. Y podría haberse profundizado más en algunos aspectos, pero la sensación que queda es de haber vivido un camino completo y, de nuevo, eso es lo que importa.

‘Explota Explota’ dura dos horas, y se pasan volando. Entretiene, divierte y hace explotar ese medidor común que se utiliza para valorar los musicales: saldrás cantando y bailando del cine como Raffaella Carrà querría que hicieras. Te pondrá de buen humor. No creo que busque algo más allá de esto así que mi enhorabuena. Trabajo cumplido.


Explota explota
Foto: Julio Vergne / Universal Pictures

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

Primeros detalles de ‘Old’, la nueva película de M. Night Shyamalan

Previous article

F1:Los 5 nombres del GP de Rusia

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cine