Hasta que la boda nos separe
0
6

Hasta que la boda nos separe

Lo mejor
  • Buen entretenimiento para un día cualquiera
  • El reparto, encabezado por Belén Cuesta
  • La amabilidad con la que está construida la película, a pesar de los defectos de sus protagonistas
  • La intervención del personaje de Jordi Sánchez, aunque cogida con pinzas, me ha dejado uno de los momentos más bonitos de comedia romántica que he visto en mucho tiempo
Lo peor
  • Repite fórmulas, por lo que nunca se sentirá como algo original

Dani de la Orden (‘Litus’, 2019) firma una entretenida comedia en ‘Hasta que la boda nos separe‘, con guion escrito por Olatz Arroyo, Eric Navarro y Marta Sánchez. Y repite parte del reparto de ‘Litus’, precisamente: Belén Cuesta, Álex García y Adrián Lastra se meten en la piel de personajes reconocibles que ya hemos visto antes, pero que no dejan por ello de caer simpático. A ellos se suma Silvia Alonso, y secundarios que siempre se agradecen como Salva Reina.

‘Hasta que la boda nos separe’ es una comedia más, algo que tampoco es malo. Repite fórmulas conocidas, pero esas fórmulas funcionan. Ante un título como este, el espectador espera entretenerse y reírse en su butaca de cine, y eso está conseguido. ‘Hasta que la boda nos separe’ es entretenida y tiene momentos de carcajada limpia. Antes solía decir lo siguiente que seguro habéis escuchado en más de una ocasión: yo es que no soy muy de comedias. Pero en realidad no es así, porque a mí me encantan las comedias, lo que pasa es que la mayoría no me suelen hacer gracia. Con ‘Hasta que la boda nos separe’ me he reído, y he recurrido al método de siempre para terminar por decidir si lo que estoy viendo es divertido: escuchar a mi alrededor. Me fío de las impresiones de mis compañeros, y mis compañeros se han reído viendo esta película.

Belén Cuesta y Álex García en 'Hasta que la boda nos separe'
Belén Cuesta y Álex García en ‘Hasta que la boda nos separe’

‘Hasta que la boda nos separe’ es una comedia romántica en la que se exageran situaciones y reacciones, muchas veces hasta el absurdo. Ese absurdo no molesta, sobre todo porque en el fondo tienes la sensación de que a alguien le ha tenido que ocurrir alguna vez algo así, porque vivimos en un mundo absurdo. Los personajes están bien construidos, y eso me ha gustado. Tienen personalidad y no se limitan a servir a la historia; hace mucho que Belén Cuesta (probablemente la persona que más gracia me hace en este país) esté fantástica, como Álex García, Silvia Alonso y todos los demás. En ellos hay virtudes y hay defectos, y por ello hay verosimilitud dentro de lo absurdo.

Con respecto a los defectos: me ha sido difícil entregarme a la comedia romántica, a pesar de la indudable química entre sus protagonistas, porque estos defectos están tan bien plasmados que sabes que algunas de las cosas que estás viendo están mal, y siendo así cómo van a acabar juntos. Creo, en cualquier caso, que eso también forma parte pretendida de la experiencia. Hay cobardía y mentiras y errores dentro de la comedia, y no se esconden ni se justifican, algo que también me ha gustado mucho. Últimamente he visto muchas comedias del género que he sentido respetuosas a pesar de que el humor parte de casi cualquier cosa, y eso eleva mi satisfacción al extremo.

No se puede decir mucho más de ‘Hasta que la boda nos separe’. Es entretenida, simpática, los personajes, como sus intérpretes, son apetecibles de ver y arrancará a los espectadores más de una carcajada. Se estrena este viernes 14 de febrero.

Judith Torquemada

Skam España y su acción más pionera #FiestaSuperViaje

Previous article

5 libros para leer en San Valentín

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Cine