Lo que queda de nosotras (2019)
0
5.7

Lo que queda de nosotras

Lo mejor
  • Que importa todo lo que está sucediendo en el interior de las cuatro protagonistas, las relaciones que surgen y también su evolución
Lo peor
  • No brilla como podría haber brillado, ni tampoco cuenta algo que no hayamos visto antes

El drama canadiense ‘Lo que queda de nosotras‘ no contará nada nuevo a nadie. Esta película de Aisling Chin-Yee sigue los esquemas clásicos de un drama familiar. Busca potenciar ciertos valores y ciertos vínculos, frente a las dificultades que se plantean en familias que, valga la redundancia, no siguen esquemas clásicos. Protagonizada por Heather Graham, Jodi Balfour, Sophie Nélisse y Abigail Pniowsky, Alanna Francis y Mark Van de Ven se han hecho cargo de un guion con gran importancia

Llega este jueves 8 de abril a Movistar+. Y, aunque se tenga la sensación de ser una película mil veces vista, porque en cierto modo lo es, puede perfectamente volverse a ver.

Así es ‘Lo que queda de nosotras’

Aster asiste desconcertada al funeral de su padre, sin tener claro si debe primar el sentimiento de pérdida profunda o el odio que también lleva consigo por el abandono de su progenitor. Diez años antes, dejó de lado su vida junto a Aster y Cami, su esposa, para empezar de nuevo al lado de Rachel. Junto a ella, tuvo otra hija, Talulah. Este hombre que las ha unido a todas ellas fallece de forma inesperada. Entonces tienen que unirse de verdad, para despedirlo primero y para poner en claro la situación que ha dejado a todas después.


Lo que queda de nosotras

Así es como surge una convivencia que va desde la extrañeza y la incomodidad inicial hasta una cierta alegría de encontrarse. Claro que todas ellas tienen mucho con lo que lidiar. Cami guarda un secreto, y un recuerdo muy profundo de su ex-marido. Rachel puede extrañarlo, pero se siente traicionada por la situación en la que las ha dejado. Aster no puede aceptar que rehiciera su vida, pero entiende ciertas cosas cuando conoce tanto a Rachel como a su hermanastra, Talulah, que no acepta la pérdida, tan joven como es, de su padre. De sus individualidades y de aquello que comparten, de lo que ha quedado de ellas tras esa tragedia, nace esta película.

‘Lo que queda de nosotras’ es un drama y no pretende ser otra cosa. De hecho, en ciertas ocasiones busca la lágrima del espectador sin disimular, sin esconderse. Es una historia emocional, de dos mujeres, una adolescente y una niña que tienen que enfrentarse a la pérdida, al desamor, al abandono, a la confusión y a la aceptación. Todos los elementos que la componen están dispuestos de tal manera que se construya el discurso idóneo para que el espectador se sumerja en los sentimientos de las cuatro. No importa tanto el hecho de que sea una historia novedosa, porque no lo es. Importa que podamos implicarnos con aquello que ya hemos visto otras veces, porque tiene fuerza suficiente como para entregarnos a ello una vez más.

¿A quién puede gustar?

‘Lo que queda de nosotras’ consigue en muchas ocasiones eso que se propone: que el espectador pueda entregarse a lo que relata. En la mayor parte de su metraje es, además, una película atractiva de ver. Una película que puede gustar ver, a pesar de que no cuente nada nuevo, a pesar de que lo cuente de forma clásica y sin que ninguno de los elementos que la componen brille especialmente. Este es, claro, su principal obstáculo: ¿por qué quedarse a ver algo que ya has visto antes?


Lo que queda de nosotras

¿Por qué quedarse a ver algo que, en apariencia, no aporta nada? En mi caso, encuentro la respuesta en la misma fuerza de los dramas familiares. Me gusta verlos. Me gusta escuchar a miembros de familias que existen en la ficción porque existen en la realidad, que son opuestos a lo que he conocido y que pueden enseñarme algo. Que tienen algo que contar, aunque sea algo ya contado antes. Creo que muchos espectadores pueden encontrar su respuesta también aquí. ‘Lo que queda de nosotras’ no es la película del año, y tal vez no vaya a cambiar nada después de su visionado, pero esto no significa que no pueda disfrutarse.

‘Lo que queda de nosotras’ se estrena este jueves 8 de abril en Movistar+.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

‘Narrativas económicas’, de Robert J. Shiller: sobre la viralización del relato en la economía

Previous article

‘Minorías’: historias de desigualdad y valentía

Next article

You may also like

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cine