En Marcha

El Red Bull Ring, un no rotundo para MotoGP

1

El Red Bull Ring fue escenario de uno de los accidentes más escalofriantes que se recuerdan en los últimos años de MotoGP. Fue durante el Gran Premio de Austria, este domingo, y tuvo a Johann Zarco, Franco Morbidelli, Valentino Rossi y Maverick Viñales como principales implicados. Durante la vuelta ocho de la carrera, Zarco y Morbidelli tuvieron un toque en la recta, a más de 300 km/h. Las motos de ambos salieron volando y casi impactan en Rossi y Viñales, que escaparon de forma milagrosa. Las imágenes han conmocionado al mundo entero y solo la suerte es la responsable de que no haya que lamentar ninguna víctima.



El debate ha estado candente desde ayer. Algunos señalan a Zarco como culpable, otros piensan que es un lance de carrera. Pero hay un implicado que está pasando inadvertido y es el propio circuito. Porque ese accidente no fue algo puntual. Concretamente, antes de esa carrera de MotoGP, habíamos tenido una bandera roja en la carrera de Moto2.  Enea Bastainini se cayó en la salida de la curva 1 y su moto se quedó bailando en la pista. Los pilotos la esquivaron como pudieron, pero Hafizh Syahrin no pudo evitarla e impactó con ella. Su moto salió volando y acabó partida en dos. Otros pilotos se fueron al suelo y se tuvo que parar la carrera.



No hay que lamentar ninguna victima en estos dos accidentes, algo que ha sido un puro milagro. Los dos acabarán siendo algo anecdótico en la historia de MotoGP… Aunque no debería ser así. Las imágenes del domingo deberían hacer que la organización se planteara si el Red Bull Ring es seguro para esta competición y, por tanto, su permanencia en el calendario.

Los pilotos hablan

Los pilotos son los que mejor conocen las condiciones de los trazados a los que se enfrentan cada domingo. Es raro oír a uno de ellos quejarse del peligro de estos o incluso manifestar miedo de correr ahí. Va en su naturaleza no pensar en ninguno de estos aspectos a la hora de pilotar. Por eso, cuando varios alzan la voz para señalar un circuito como peligroso, deberían dispararse todas las alarmas y considerar sus palabras.

Valentino Rossi, uno de los principales afectados por el accidente del domingo, ha hablado sobre lo peligroso que es este circuito: “Creo que el Red Bull Ring es peligroso en algunos puntos. Sobre todo, cuando tienes que frenar y pasar de 300 Km/h a 50 Km/h”. El piloto vio peligrar su vida cuando las dos motos casi le impactan y ha asegurado que es la vez que más miedo ha sentido durante su carrera deportiva.



Cal Crutchlow expresó su disconformidad con el trazado al inicio del fin de semana, antes de que se vieran estos dos accidentes. El piloto explicó que en condiciones de lluvia puede ser un circuito muy peligroso, debido a lo cerca que están los muros y la falta de escapatorias. Después de los accidentes del domingo, volvió a dejar ver su descontento con este circuito y propuso que se realice un cambio en la trazada de la curva 3. Marcos Ramírez también coincide con estos comentarios y explicó a través de su Twitter por qué este circuito es tan peligroso para las competiciones de motociclismo.



Y estas quejas no son exclusivas de este fin de semana. En 2016, Casey Stoner también señaló este circuito como peligroso para MotoGP, hablando precisamente de la falta de escapatorias.

Un circuito de F1

El Red Bull Ring, el Circuit de Barcelona- Catalunya… Circuitos que fueron creados para que corrieran coches de F1 y han sido “adaptados” para acoger competiciones a dos ruedas, como MotoGP. De hecho, el Red Bull Ring es uno de los mejores circuitos del calendario de F1, es seguro y suele garantizar un buen espectáculo. Pero el trazado que para las cuatro ruedas es una delicia se convierte en un infierno para MotoGP. Esto vuelve a traer un debate ya viejo: ¿pueden compartir las dos competiciones circuitos sin problemas? Parece que cada vez tenemos más pruebas de que la respuesta es negativa.

MotoGP se ha cobrado la peor parte de compartir circuitos con la competición hermana. Accidentes que quedaron en susto, accidentes que se cobraron víctimas. En 2016, Luis Salom falleció en el Circuit de Barcelona-Catalunya por culpa de que no era un circuito seguro para el motociclismo. Se obligó al circuito a que se reformara una peligrosa curva, la 12, para poder permanecer en el calendario. En 2018 ampliaron las escapatorias y se reasfaltó. Y, aun así, sigue siendo cuestionable su seguridad para el motociclismo. En cuatro años este circuito se cobró la vida cuatro pilotos: Luis Salom (2016), Andreas Pérez (2018), Enric Sauri (2017) y Aurelio Martínez (2019).

Son muchos los circuitos del calendario de MotoGP que tienen puntos críticos, demasiados. Pero parece que es solo cuando nos golpea la tragedia cuando se ponen en marcha las modificaciones y se intenta que el circuito en cuestión sea más seguro. Alex Rins ha “defendido” al Red Bull Ring:

“Cada circuito tiene lo suyo, por ejemplo, venimos de Brno donde las escapatorias no son muy grandes y hemos pedido el reasfaltado y ampliar la distancia con los muros. Si te pones a pensar todos los circuitos tienen algunos puntos críticos. Austria está ahí, ahí”.

Lo interesante de las declaraciones del piloto de Suzuki es ver como el Red Bull Ring no es el único circuito peligroso del calendario ni el único en el que los pilotos han pedido cambios. ¿Qué tiene que ocurrir para que se escuchen sus peticiones?  Otro ejemplo es la escapatoria de la curva 10 del Circuito de Jerez. Allí, Iker Lecuona sufrió un peligroso accidente durante la FP3 del Gran Premio de Andalucía de MotoGP. Él y su moto salieron disparados y no impactaron por pura suerte. La realidad es que hay un problema grave con el calendario de MotoGP: muchas de las escapatorias de los circuitos se están quedando cortas debido a que las velocidades que alcanzan estas motos son cada vez más rápidas. De momento, hablamos de milagros, pero la situación es crítica.

Esto no es exclusivo de MotoGP, en otras competiciones de motociclismo como SBK también se compite en circuitos muy peligrosos para rodar con motos. Un claro ejemplo es el circuito de Imola. Los muros están demasiado cerca y si en seco ya es un trazado arriesgado, en mojado puede ser una trampa mortal. La temporada pasada, tuvo que suspenderse la segunda carrera de la jornada por la lluvia. Dirección de carrera determinó que no podía asegurar la seguridad de los pilotos en aquellas condiciones. Y ya no se trata solo de la seguridad. ¿Qué sentido tiene para una competición albergar circuitos en su calendario en los que no se pueda correr cuando aparece la lluvia?

La semana que viene se volverá a correr en el Red Bull Ring. Muchos rezaremos a los mismos dioses del motociclismo que impidieron la desgracia este fin de semana y esperaremos con ansias a que acabe la cita en este circuito. Porque sí, MotoGP es un deporte de riesgo, pero hay accidentes que son evitables. Y aunque la seguridad de los circuitos no esté en nuestras manos, sí lo está que estos accidentes no sean solo anécdotas y hagamos ruido para que se escuche a los pilotos y equipos y se haga una reforma en los circuitos que sean necesarios.

*Foto principal: @mvkoficial12

Paula Robaina
No puedo ser piloto así que intento ser periodista de motor. También escribo sobre cine, series, libros y cómics cuando me apetece escaparme de los circuitos. Lights out and hoist the colours

F1: Los 5 nombres del GP de España

Previous article

El regreso de Ben Solo: cómo, cuándo y por qué

Next article

1 Comment

  1. Este artículo refleja prácticamente cuáles son mis sentimientos ahora mismo y es que yo también tengo ganas que este fin de semana pase rápido

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up