Críticas (Teatro)Destacados

‘El salto de Darwin’: un road trip teatral en las Naves del Español en Matadero

0

El teatro nunca defrauda. Y aunque parezca difícil, sigue siendo un lugar seguro en el que disfrutar al tiempo que dejas atrás todo lo demás. Después de casi un mes en cartelera, pude ver ‘El salto de Darwin’ en las Naves del Español en el Matadero. Una obra a la que le había echado el ojo hace mucho tiempo y tenía demasiadas ganas de ver. El reparto y la dirección e seguida llamaron mi atención así que no quise leer demasiado sobre ella ya que quería ir a ver qué pasaba allí dentro. Y sin duda ‘El salto de Darwin’ ha sido una grata sorpresa.

Una de las cosas que más destacan de esta obra es que imita en cierta forma a las road movies. Esto hace que ‘El salto de Darwin’ sea de lo más original. Esta obra pretende alertar al espectador de que, cuando menos te lo esperes, la condición humana puede volver como especie a un estado animal. El texto de la obra es de Sergio Blanco, y la dirección y adaptación está en manos de Natalia Menéndez. La directora quiso apostar por teoría de Darwin, dándole una vuelta muy diferente y sorprendente.

‘El salto de Darwin’ nos sitúa el segundo fin de semana de junio de 1982, durante la Guerra de las Malvinas, que terminará con la rendición unos días después. A través de vídeos reflejados en el escenario, toda la acción se desarrolla en distintos paisajes de la Ruta Nacional N°40. Se trata de la ruta que recorre Argentina de norte a sur. Cada una de las escenas transcurre en torno a un Ford Falcon del año 1971. Los personajes principales son el padre, la madre, la hija y su novio.

Los cuatro se embarcarán en un viaje inolvidable para esparcir las cenizas de su hijo muerto en batalla en el Puerto de Darwin. El coche remolca una pequeña caravana sobre la cual veremos el espectro del hijo muerto tocando diferentes éxitos de los años 80 con su guitarra eléctrica. Pero lo que ninguno imagina es que en medio de este viaje se encontrarán con Kassandra, una misteriosa mujer que dará la vuelta a todo.



‘El salto de Darwin’ mezcla de manera impecable varios géneros teatrales. Es una comedia en la que los momentos de humor sacarán una sonrisa al espectador al ser inesperados y totalmente necesarios. Pero también es un drama trágico ya que toda la obra gira en torno al hijo fallecido de la pareja de protagonistas. Se mueve de manera natural entre la comedia y la tragedia para ofrecernos una buenísima obra en la que nada es lo que parece. La escenografía está muy bien hecha y ayuda mucho a entender la historia y formar parte de ella.

Una apuesta atrevida que termina siendo una obra apasionante y muy interesante. ‘El salto de Darwin’ te entretiene desde el principio hasta el final. Los personajes son sensacionales y al ser tan diferentes entre sí cada uno de ellos aporta algo bueno a la obra. Pese a la duración de la obra están bien desarrollados, permitiéndonos conocerlos y saber qué es lo que les mueve a cada uno de ellos en cada momento. ‘El salto de Darwin’ es humor y dolor, pasando de la risa a la angustia prácticamente en la misma escena.

‘El salto de Darwin’ es una obra de teatro que va in crescendo hasta culminar en un final totalmente inesperado. Una huida hacia adelante que está protagonizada por Juan Blanco, Cecilia Freire, Goizalde Núñez, Olalla Hernández, Teo Lucadamo y Jorge Usón. Un reparto fantástico que te sumerge por completo en la narración. Los cinco actores están sensacionales y sus interpretaciones son magníficas. Un reparto muy bien escogido para una obra que no dejará a nadie indiferente.

Luw presenta ‘Aquesta terra’, una canción inolvidable

Previous article

Reseña de ‘Fleishman está en apuros’, de Taffy Brodesser-Akner

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up