DestacadosEn Profundidad (Música)Música

‘Heartbreak Weather’, de Niall Horan, o la evolución continua del irlandés

0

En medio de la tormenta que está azotando a todo el planeta -me disculpo de antemano por esta broma tan básica-, hace algo más de una semana que Niall Horan lanzó su segundo álbum de estudio: ‘Heartbreak Weather’. Un disco que confirma la madurez y la evolución continua que llevamos tiempo viendo en el artista, mientras mantiene una esencia que ya reconocemos como suya. No era tarea fácil dar el paso de comenzar su carrera individual y encontrar su sonido, separándolo del de One Direction, pero ya en su primer trabajo de estudio vimos que ese paso se había dado de manera firme.

Este ‘Heartbreak Weather’ es, como decía, la confirmación de su evolución personal y profesional y de su continuo trabajo desde que se produjo el parón de la banda. Escuchando estas últimas canciones, aunque reconocemos su voz, mucho más madura y perfeccionada, y también reconocemos lo que ya dejó ver de sí mismo durante su etapa en One Direction, se aprecia todo el camino que ha tenido que recorrer y esa mayor madurez también personal y profesional, que le permite escribir letras profundas y que juegan con las figuras literarias y también atreverse con algo tan complejo como un álbum conceptual

En ‘Heartbreak Weather’ todo gira en torno al tiempo atmosférico y al amor, concretamente a una relación y a las diferentes etapas que la construyen. Un camino en el que se exploran sentimientos tan dispares como el propio enamoramiento y la ilusión que lo acompaña y el dolor de la ruptura. Y esto sólo es la capa más superficial. Niall Horan se atreve a hacer un análisis profundo de todo lo que surge con una relación algo tormentosa, como la que él describe, y a compararlo con algo que quizá nos sea más cercano o más sencillo de comprender: lluvia, viento, sol, frío, calor, brisa, rayos, truenos… Y eso que decían que hablar del tiempo era simple y aburrido. 

Aquí, el irlandés le ha dado la vuelta a esto y ha creado un concepto total, también a la hora de promocionar el álbum, convirtiéndose en el hombre del tiempo y presentando sus temas como fenómenos atmosféricos. Esta promoción nos ha ido descubriendo poco a poco su nuevo trabajo, como también nosotros descubrimos poco a poco su historia a través de la escucha del álbum, la cual es recomendable hacer de manera ordenada. El aleatorio es tentador y todos tenemos un cierto problema con él, yo también, lo reconozco. Pero aquí, al menos en los primeros contactos con ‘Hearbreak Weather’, tenemos que dejarlo a un lado. 

De esta manera, realizaremos el viaje que ha compuesto Niall Horan, en el que reconocemos sonidos que ya habíamos escuchado en su primer trabajo, ese toque country que muchos no esperaban encontrar en él y que tan bien le funciona, pero también nuevos experimentos, más gamberros, más rebeldes y más atrevidos. De estos últimos, tuvimos un adelanto en ‘Nice To Meet Ya’, primer single del álbum, en el que ya comprendimos que íbamos a encontrarnos a un Niall mucho más maduro musicalmente hablando. Una madurez que se palpa en cada canción, en las bases y en las letras. La encontramos en cómo se sigue apoyando en la guitarra, pero se atreve también con baladas a piano, como ese ‘Put A Little Love On Me’, en la que no sé por qué siento que se une todo lo que conocíamos del irlandés y lo que nos queda por conocer. Y también vemos esa madurez en ‘New Angel’, donde conecta parte de los sonidos explorados en la última etapa de One Direction con nuevos toques soft rock que suenan muy, pero que muy bien. 

Todo ello sin salirse del pop que siempre quiso hacer y en el que se mueve con seguridad y comodidad. Evidentemente, ‘Heartbreak Weather’ es para quien guste de este género y quien disfrutara en su día de ‘Flicker’, un primer trabajo al que supera notablemente. No hay demasiadas sorpresas, sobre todo porque ya nos las dio con los primeros singles, pero tampoco se echan mucho en falta. Siento que Niall Horan siempre asegura el terreno antes de saltar al vacío, por lo que preveo que habrá mucha más evolución y mucho más atrevimiento en futuros trabajos. Pero, por ahora, su segundo álbum aprueba sobradamente

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

‘Cinderella Man’ y el poder de la esperanza

Previous article

Crítica de ‘Carta al rey’: entretenimiento irregular e insuficiente, pero entretenimiento

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up