EntrevistasEntrevistas (Series)Series

Jean Cruz: “Quien cree en algo, al final, crea realidades”

0

Jean Cruz viene del teatro. De esa escuela inmensa que es el directo de las sensaciones, las emociones y la propia creación. Viene del contacto espontáneo con el público y de esa concentración de energía exquisita que engrandece los proyectos. De un recorrido incierto por el contexto pero conciso por su propio pensamiento. Esa lucha interna y externa de alcanzar lo que de verdad se desea.

A día de hoy podemos disfrutar, gracias a su interpretación, de Jonathan en ‘Mercado Central’. Un corazón con rastas, como bien nos indica él. Un personaje necesario para hacernos entender que la vida es mucho mejor si dejamos que nuestro cuerpo sienta y explore. Si somos como somos, sin filtros innecesarios.

*Podéis ver nuestro shooting con él AQUÍ.


Jonathan no teme a mostrar esa vulnerabilidad.


MEW Magazine (MW): ¿Recuerdas ese momento en el que decidiste ser actor?

Jean Cruz (J.C.): Sí, sí lo recuerdo. Siempre ha sido una cosa que ha estado ahí latente. Si que es cierto que, por momentos, la he tenido dormida. Sobre todo por los caminos por donde te va llevando la vida. Te obligan a ser muy concreto ante un mundo como la interpretación que está tan cuestionado. Pero la cabra siempre tira al monte. Al final siempre acabas encontrando el camino o el camino te acaba encontrando a ti.

MW: ¿Es fácil explicar a nuestro contexto que nos queremos dedicar a la interpretación?

J.C.: No, no es fácil. Siempre se cuestiona mucho esta decisión. Siempre se cuestiona la decisión, no se llega a entender del todo. Siempre intentan encauzarte a algo más práctico, un trabajo ‘normal’. Pero si lo tienes claro, acabas luchando por ello.

MW: ¿El mundo de la interpretación es un mundo donde hay que tener mucha paciencia?

J.C.: Sí. Hay que tener mucha paciencia.

MW: ¿Y cómo se lleva esa paciencia?

J.C.: (Risas). Es una determinación que tienes que tomar. Sabes que te vas a tropezar con muchas piedras en el camino y, de alguna manera, tienes que seguir. Y persistir. Quien cree en algo, al final, crea realidades.

MW: ¿Qué es lo más complicado y lo más sencillo de los casting para ti?

J.C.: Buena pregunta. Pues lo más complicado es todo (Risas). Y lo más fácil es muy poco. Quiero decir, al fin y al cabo, estás expuesto. No estás vendiendo un producto concreto, te estás vendiendo a ti como persona. Por eso es tan duro este mundo. Es inevitable sentir un rechazo hacia tu persona. Y no tiene nada que ver porque son muchos factores los que influyen a la hora de escogerte para un determinado papel o no. Lo más fácil es cuando te cogen, cuando te seleccionan y ya solo tienes que disfrutar.

MW: ¿Es esencial la confianza en uno mismo para poder afrontar esos ‘No’?

J.C.: Es esencial. Tienes que confiar en ti y aprender a separar eso, que ese rechazo no va hacia tu persona.

MW: ¿Qué hay de mágico en el teatro?

J.C.: Todo. Es que es verdad todo lo que pasa. Cada función es un mundo. La reacción de la otra persona te repercute directamente. El teatro son vísceras. No hay nada pensado ni meditado porque pasan cosas constantemente en el directo y tienes que responder a eso.

MW: ¿Es importante esa energía que distribuye el público?

J.C.: Yo creo que sí. La notas. Cuando el público está contigo, cuando lo tienes cogido, lo notas. Te sientes escuchado.


…el teatro ha sido lo que me ha llevado a la tele.


MW: ¿Has notado que hayas llevado algo del teatro a la televisión?

J.C.: Creo que el teatro ha sido lo que me ha llevado a la tele. Sin ninguna duda. Creo que todo lo que pasa en el teatro se puede extrapolar a la televisión, al cine. La televisión es un batiburrillo que está muy bien porque te hace estar despierto. Pero a la vez que abarcas mucho, puedes con todo. Entonces, la posibilidad del teatro, de estar presente, de estar contigo, de estar escuchándote, es lo que te da la base, el pilar fundamental, para poder estar en la televisión.

MW: ¿Qué es más sencillo para ti, dar la bienvenida a un personaje nuevo o tener que despedirte de él?

J.C.: Lo más sencillo es darle la bienvenida. Darle el adiós a un personaje es mucho más complicado. Porque ya hay una simbiosis entre el personaje y la persona. De alguna manera, te despides de ti mismo. Es tu creación. Abandonar eso es muchísimo más duro.

MW: ¿Ha habido algún personaje que ha chupado de ti más energía de la que esperabas?

J.C.: Creo que en la última función que estaba haciendo con el personaje de André, aparte de que es una función muy física, el tema que tocaba, a mí, personalmente, me tocaba mucho. Porque habla de los disturbios que tuvieron lugar en Francia, en los suburbios de París en 2005. Y hablaba de la marginación a la que se ve sometida cierta parte de la sociedad. Por esa manía que tiene la propia sociedad de encasillarte por tu físico.

MW: ¿Y se consigue equilibrar en algún momento?

J.C.: Sí, sí, tienes que dominar al personaje. Porque es un toro que como no domines, al final, te come. Hay que saber jugar con eso. Y, sobre todo, lo positivo de eso es saber aprovecharlo. Saber aprovechar esa energía, esa rabia, esa impotencia que te da la propia realidad del personaje.

MW: ¿Cómo recuerdas tu bienvenida a Jonathan?

J.C.: Pues una cosa muy bonita. Empezar de cero un proyecto es muy bonito. Además, Jonathan es un personaje que, a pesar de las formas, el contenido, el fondo, es muy bueno. Pese a lo que te pueda transmitir de entrada es todo lo contrario. Es un trocito de pan que te da ganas de llevártelo a casa. Es un corazón con rastas.


Foto: Ana Márkez

MW: ¿Qué aprendizaje te estás llevando de este Jonathan?

J.C.: Una de las cosas que me estoy llevando es que él no teme a mostrar esa vulnerabilidad. La muestra y ya está. Mientras la sociedad hoy en día nos obliga a esconder los sentimientos. He llegado a la conclusión de que madurar, muchas veces, consiste en sentir menos. Jonathan es un personaje que no se corta a la hora de sentir.

MW: ‘Mercado Central’, una serie diaria… ¿Cómo es ese engranaje que hay detrás?

J.C.: Es una locura porque aparte de los actores hay un equipo detrás maravilloso. Ya no solo el equipo de dirección, producción, sino maquillaje, vestuario…haciendo un trabajo fantástico diario. Es un no parar. Es que hay que organizar todo esto…23 personajes. Cuadrarlo todo. Las secuencias no se graban en orden por lo que vas para atrás, vas para adelante. Hay un trabajo inmenso detrás.

MW: ¿Qué crees que ha traído ‘Mercado Central’ a esa franja horaria?

J.C.: Ha traído actualidad. Esa franja se estaba quedando en series de época, que están muy bien hechas, pero si que es verdad que en esa franja ya había cierta saturación, por decirlo de alguna manera. Se necesitaba savia fresca. Creo que ‘Mercado Central’ ha traído eso con personajes actuales y que además no son los típicos que sueles ver en una ficción. Por ejemplo, el personaje de Dani Luque o mi propio personaje.

MW: ¿Cuántas oportunidades hay que darle a los sueños?

J.C.: Todas. Como te he dicho antes, creer en algo crea realidades. Por más que la sociedad o tu entorno te digan que eso es muy complicado, solo tú lo sabes. Solo tú lo luchas. Y tarde o temprano lo acabas consiguiendo. Las cosas no son fáciles, doy fe, pero hay que ir a por ello.


Creer en algo, crea realidades. Y con esta frase nos quedamos. Con esa mentalidad, con esas ganas de luchar, de alcanzar metas. Y seguro volveremos a tropezarnos por estos caminos sorprendentes para hablar de mucho más teatro, de las lecciones del cine y de las historias maravillosas que solo la televisión sabe dar. ¡Gracias!

‘La vida cuando te abraza’ lo nuevo de Iván Centenillo

Previous article

‘Hightown’, lo nuevo de Starzplay

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Entrevistas