MiércolesRecomendación Del Día

Leed ‘Patria’, por favor

0

Sinopsis de ‘Patria’: «El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Jose Maxi, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué paso entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos, tan unidos en el pasado?».

Y sigue: «con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político».

¿Qué es ‘Patria’?

‘Patria’ es una radiografía de esa comunidad rota por el fanatismo político. Una radiografía que toma como centro principal dos familias diferentes, pero unidas por la vida común, por la cercanía, por el crecer en un mismo lugar y en un mismo tiempo. Estas dos familias desvían sus caminos y se separan, se rompen, se hieren, se quieren, se odian, se observan, se piensan, se recuerdan. Fernando Aramburu toma a sus miembros y les concede una vida, que puede tener un par de raíces en la política pero que, de manera general, beben más de lo social y de lo humano.

‘Patria’ cuenta, muestra, explica y puede analizar según qué aspectos, pero siempre desde la calle, desde lo corriente, siempre desde personajes ficticios que de alguna manera son reales. El lector puede juzgar, puede llorarlos y puede condenarlos. Aramburu retrata, y cada uno puede después hacer lo que quiera con ese retrato.



HBO decidió que su primera serie en nuestro país fuera la adaptación de esta novela, cuya producción comparte con Alea Media. Si la ficción mantiene la esencia de las páginas, tendremos una ficción de personajes que tratan de vivir en un ambiente hostil que no terminan de comprender. Se acoplan a él, y desde luego apuestan por unos ideales o por otros, pero la sensación es mayoritariamente de desconcierto, porque son gente corriente, no políticos, ni soldados. Y al final son víctimas. Y sí, bueno, hay un par de verdades diferentes en esta historia, pero se entiende pronto cuál es la verdad del libro, y que no hay blanqueo hacia ninguna dirección; se señala más que se exculpa, si os quedáis más a gusto así.

Y Fernando Aramburu escribe… pues como escribe Fernando Aramburu. Le da voz a Bittori, a Miren, pero también al Txato, a Arantxa, a Gorka y a Joxe Mari. A todos. Su propia voz, su manera de procesar los acontecimientos, sus deseos personales, una historia. Porque ‘Patria’ no deja de ser ficción. Así que tenemos una novela muy bien escrita, que sin dejar de ser fuente de angustia es también muy disfrutable. Es entretenida y dinámica, con capítulos cortos, con hechos históricos repartidos aquí y allá en torno a los que se construye una historia. Con una narración que no sigue los tiempos de la vida. Que nos lleva al pasado, nos presenta un poco el futuro, nos mantiene en un presente que a veces se nos olvida cuál es. Es una gozada de lectura.

Siempre con cuidado

Por supuesto que tiene un componente político, como lo tendrá la serie. El rencor, el perdón, los errores, ese fanatismo político y el conflicto planean por todas las páginas de la novela. Hay escalas de dolor, de culpa, de arrepentimiento, como en la vida, donde la mayor parte de las cosas no son ni blancas ni negras. Supongo que sólo los fanáticos las entienden con esa sencillez que no admite dudas.

Y yo, creedme, no tengo dudas después de leer ‘Patria’ y de entender, insisto, la verdad del libro, pero tampoco me ha parecido inadmisible leer sobre otras perspectivas, que además se abordan de manera diferente a como se aborda la principal. No soy víctima, claro, y por eso hablo desde la distancia. Y por eso hay que proceder siempre con cuidado, porque sí hay víctimas. Muchas. Miles. Pero si la ficción mantiene, como el libro, el respeto por todo lo que narra, sólo veremos en ella el retrato histórico, cuidado y comprensivo que tenemos en el libro. Leed ‘Patria’, de verdad. Veamos todos la serie. Y después hablamos.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

Tráiler oficial de la serie documental ‘El Estado contra Pablo Ibar’

Previous article

Arista Fiera presenta ‘Cromatismo doméstico’, su esperado LP debut

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up