Comenzaba la gala de Operación Triunfo con la canción grupal Díselo a la vida, de Rafa Romera. El inicio ya presagiaba que iba a ser una gala de menos a más y en la que los problemas de sonido como viene siendo habitual seguirían estando presentes. El tema contagiaba energía en todo momento y eso se notaba en el escenario. Los concursantes estaban cómodos y hacía que el positivismo del tema estuviera también entre el público.

La primera actuación por parejas era la de Samantha y Flavio con una versión cabaretera de Call me maybe, que favorecía mucho más a él que a ella por su tonalidad. En el escenario mostraban que existía mucha química entre ellos, no obstante, vocalmente Flavio era superior a Samantha, que iba a rebufo. No  obstante, la actuación ha sido prácticamente perfecta en todo momento.

Los siguientes en subirse al escenario eran Bruno y Nia, con la canción Bad Girls. Ambos estaban muy bien, sus dos voces casaban a la perfección pero la voz de Nia sobresalía, recordando a artistas internacionales de primer nivel. Por su parte, Bruno como viene siendo habitual en los directos se crece y transmite una seguridad en el escenario envidiable.

La siguiente en cantar era la primera nominada: Maialen. La triunfita cantaba Dinamita de “La Bien Querida”. Es un tema que le quedaba como anillo al dedo. Mostrando una seguridad con la canción en todo momento. Sus giros estaban controlados, recordando a bandas como La Oreja de Van Gogh o a cantantes como Amaia Montero.

Tras ella, era el turno del segundo nominado. Nick se arriesgaba con un tema archiconocido como Thriller. El catalán ha mostrado una energía  encima del escenario desbordada y descontrolada. Tanto es así, que en los primeros compases de la actuación se le iba de tono, no obstante, ha sabido mantener el ritmo de la canción en ciertos momentos.

Segunda parte de gala de menos a más

La primera actuación de un artista invitado era la de Miki y como viene siendo habitual, ha convertido el plató de “Operación Triunfo” en una auténtica fiesta. El carisma del de Terrasa cantando Celébrate ha hecho que traslade a todos los allí presentes y al otro lado de la pantalla a su mundo interior.

Con el ecuador de la gala superado, era el turno de Anaju y Javy, que cantaban una de las rancheras más famosas: Amor Eterno. Ambos han mostrado un dominio del escenario y control en todo momento. Sin embargo, él ha estado más cómodo que ella, y eso se veía en la presencia escénica.

Los siguientes en subir al escenario eran Gèrard y Anne, que cantaron Wricked Game. Era una versión muy dulce, acorde a su estilo. A diferencia de los pases de micros, se veía mucho más cómoda a Anne que a Gèrard. No obstante, la dulzura ha invadido el escenario con una puesta en escena propia de Disney.

Después de estar gran parte de la noche Esperando era el turno de Eva y Hugo. A diferencia de los pases de micros, había menos sonido metalizado en sus voces y eso ha jugado muy a su favor en una de las canciones de la noche. A todo ello, la complicidad que han mostrado en el escenario ha logrado traspasar la pantalla.

El canallismo no salva Princesas. La presencia escénica y el carisma de Jesús y Rafa no han sido suficientes para salvar una de las canciones más conocidas del panorama español como es Princesas”Ha sido una actuación floja, que no ha estado a la altura de una himno como es el tema de “Pereza”.

Expulsado y nominados

Una vez defendidas las canciones por parte de los concursantes, se subía al escenario de Operación Triunfo el nuevo representante de España en Eurovisión, Blas Cantó.  El cantante cantaba Universo, el tema que representará este año, una preciosa balada con la que demostraba un control absoluto del escenario.

Tras la actuación, llegaba el momento más esperado. Roberto Leal comunicaba que con el 57% el expulsado era Nick. Acto seguido se comunicaba que Samantha era la favorita, teniendo carta blanca para cantar con quien quiera y escogiendo la canción. La cantante comunicaba que cantaría Vas a quedarte junto a Hugo. Por su el jurado nominaba a Javy, Anne, Eva y Anaju, siendo Anne salvada por la academia y Eva por los compañeros.

Fotografías de la Gala 4

*Fotografías de José Irún.

Maikel Delacalle hace sold out en La Riviera

Previous article

El Londres de Kubrick en ‘La naranja mecánica’

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Actualidad