0

En MEW Magazine seguimos descubriendo ciudades de cine y en este caso también de literatura. De Londres, me traslado a Oxford, una ciudad al noroeste de la capital que ha sido usada por muchos escritores como escenario o inspiración para sus obras, así como lugar de grabación de numerosas películas.


Está claro que la tierra media de ‘El Señor de los anillos’ es un lugar totalmente inventado por J. R. R. Tolkien. Pero si vas a Oxford siendo fan de la comunidad del anillo tienes que hacer una visita al pub The Eagle and Child, situado en la calle St. Giles. Entre 1939 y 1962 este conocido escritor se reunía allí todos los martes con otros grandes nombres como C. S. Lewis, Charles Williams y Owen Barfield, quienes formaron el club de los Inklings para discutir sobre literatura y filosofía. Dentro de este típico pub británico se encuentra The Rabbit Room, una sala llena de recuerdos de estos escritores que fascinarán a todos sus lectores, así como un mapa de la tierra media. Por si fuera poco, Tolkien fue profesor de lengua y literatura en el Merton.

Es por tanto el momento de hablar de C. S. Lewis, quien, además de impartir clases en el Magdalene College (uno de los colegios pertenecientes a la Universidad de Oxford), encontró en los árboles y puertas de esta ciudad la inspiración para escribir su exitosa saga de ‘Las crónicas de Narnia’. Sin duda, viajar a Oxford será como estar en un cuento, con sus calles y universidades llenas de encanto. Quien también impartió clases en esta ciudad fue Lewis Carroll, que compaginó su profesión de maestro de matemáticas con la de escritor y nos descubrió las aventuras de Alicia en el país de las maravillas, inspirada en algunos de los rincones y jardines de las universidades de la ciudad.


Ahora que HBO ha producido ‘La materia oscura’, basada en la trilogía de Philip Pullman, es buen momento para recordar que estas novelas escritas en 1996 tienen como escenario principal la mágica ciudad de Oxford. En ellas la prestigiosa universidad es conocida como Colegio Jordán y se trata de la ciudad natal de los personajes protagonistas.

Pero no solo ha sido la cuna de grandes obras literarias, ya que también ha sido utilizada como escenario de muchas películas. La más conocida, por supuesto, ‘Harry Potter’. Para todos aquellos fanáticos de estas películas el Chris Church es una visita más que obligada. Además de ser el college más grande de toda la ciudad y el único en el mundo con una catedral en su interior, en este lugar encontramos nada más y nada menos que algunas de las principales localizaciones de Hogwarts.

La Bodleian Library es la más antigua de Europa y la segunda más grande del país. En esta gran sala de estilo gótico es donde la Profesora Mcgonagall baila con Ron Weasley para enseñárles a todos cómo tienen que hacerlo para el Baile de Navidad en ‘Harry Potter y el cáliz de fuego’. Una vez que atravieses las enormes puertas de madera te sentirás como un alumno más de Hogwarts. Esta biblioteca también representó la Cámara de los comunes en ‘The Favourite’ cuando Harley se adelanta al discurso de la Reina para felicitarla por haber terminado la guerra con el francés. Así que en esta bonita estancia también podrás incluso pensar que perteneces a la realeza de la época, solo que, por desgracia, Olivia Colman no estará ahí para recibirte.

Quienes también estuvieron en Oxford grabando algunas escenas fueron los mutantes de ‘X-Men: primera generación’. Durante dos días la calle St. Aldate’s y algunos de los edificios de la Universidad fueron el set de rodaje de esta película. Super héroes, magos, muggles… en Oxford hay sitio para todos. Tanto es así que hasta el mismísimo Dr. Strange estuvo en esta ciudad. La cámara abovedada en la que Kaecilius y sus seguidores leen el Libro de Cagliostro, es en Exeter College Chapel, parte de la Universidad de Oxford. Y aunque no es una de sus mejores películas y fue muy criticada, España también ha aportado su grano de arena. Concretamente, Álex de la Iglesia grabó allí ‘Los crímenes de Oxford’, con Elijah Wood como protagonista.
Después de leer espero que no te falten excusas para querer visitar una ciudad tan maravillosa como Oxford.

¡SORTEO! Gana una de estas fotos en 3 sencillos pasos

Previous article

Crítica de ‘Ventajas de viajar en tren’: sin miedo a nada

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Cine