DestacadosRecomendación Del DíaSábado

‘Shock 2’: sorprendente y sobrecogedor repaso a la Guerra de Irak

0

De martes a viernes hasta el próximo 13 de junio se representa ‘Shock 2 (la tormenta y la guerra)’ en el Teatro Valle-Inclán de Madrid. Inspirándose en la doctrina del shock de Naomi Klein, ‘Shock 2’ continúa con un ciclo dramatúrgico inaugurado con ‘Shock 1’ hace unos meses. Es el resultado de la investigación teatral sobre un importante hecho histórico: el golpe de estado del General Pinochet sobre el Gobierno de Salvador Allende.

 â€˜Shock 2’ está escrita por Juan Mayorga, Juan Cavestany, Albert Boronat y Andrés Lima, bajo la dirección de este último. Un texto basado en hechos reales y escritos de la periodista Olga Rodríguez y la cineasta Alba Sotorra. Una obra de teatro protagonizada impecablemente por Antonio Durán «Morris», Alba Flores, Natalia Hernández, María Morales, Paco Ochoa, Guillermo Toledo y Juan Vinuesa. Ellos recrean diversos papeles durante toda la representación. Con unas interpretaciones de lo más camaleónicas se pondrán bajo la piel de importantes y reconocidos personajes históricos a lo largo de la historia. Beatriz San Juan, Jaume Manresa, Miquel Raió, Pedro Yagüe, Laura Ortega, Enrique Mingo y Joseba Gil son el equipo artístico y de producción.

Pero esta no es una representación cualquiera. ‘Shock 2’ es teatro-documental, de ese que deja una pequeña huella en el espectador. Se representa la historia actual pero no solo para que todos la conozcan (gran parte de ella ya deberíamos saberla). Se hace para conocerla desde la emoción, para así hacer reflexionar y pensar al espectador. Lo que es documento y lo que es ficción se entremezcla a la perfección en ‘Shock 2’, así como el teatro y la verdad.

¿Qué es historia y qué es invención? ¿ocurrió todo realmente como lo cuentan? Nuestra sociedad actual es el resultado de todo lo que se ha ido construyendo -o destruyendo- con el paso de los años. Es por eso por lo que conocer nuestra historia es fundamental para entender el presente y seguir creando un futuro. ‘Shock 2’ trata precisamente de esto, de nuestra historia reciente. De cómo el neoliberalismo ha ido avanzando arrasando con todo hasta el día de hoy.


Fotografía: Laura Ortega, Bárbara Sánchez Palomero y Luz Soria
Fotografía: Laura Ortega, Bárbara Sánchez Palomero y Luz Soria

Una crítica satírica impactante

‘Shock 2’ avanza a través de la segunda mitad del S. XX, comenzando en los años 80 para hacer un fuerte y duro repaso a esta parte de la historia. Esos años estuvieron marcados por la revolución conservadora capitaneada en Europa por Margaret Thatcher y en Estados Unidos pro Ronald Reagan. Culminando así en el primer gran shock del S. XXI: la guerra de Irak en la que muchos fueron partícipes. Porque ‘Shock 2’ trata de hacer reflexionar al espectador sobre hasta qué punto somos partícipes de nuestra historia, de nuestros shocks.

Wojtila, Yeltsin, Deng Xiaoping, Mandela, la familia Bush, los Aznar, Rumsfeld, Cheney o Saddam, además de Margaret o Ronald son algunos de los personajes que aparecen en ‘Shock 2’. También son protagonistas de esta historia las miles de personas anónimas que sin quererlo se convirtieron en los auténticos protagonistas del verdadero Shock, el pueblo. Los iraquíes, los sirios, el pueblo americano, el español o el kurdo. Los soldados que formaron parte de la guerra y las personas que se vieron involucradas en ella de la noche a la mañana sin tener poder de decisión.

Por todo esto, Moscú, Washington, Johannesburgo, Polonia, Irak, Afganistán, los campamentos de Sabra y Chatila en Libano, el Hotel Palestina en Bagdad o la plaza de Tiananmen en Pekín son los escenarios de ‘Shock 2’. El espectador hará un viaje recorriendo todos estos importantes lugares que tanto han significado para la historia. Allí, por desgracia, pasaron cosas muy relevantes que hoy son representadas de forma casi real en el Teatro Valle-Inclán.

‘Shock 2’ arranca con un poderoso discurso por parte de Antonio Durán “Moris”. Un texto de Juan Mayorga a partir de las palabras de Carl Schmitt, miembro del partido nazi, sobre política y enemigos. Este potente momento parece presagiar de alguna forma todo lo que vendrá a continuación. Desde ese instante puedes sentir que estás a punto de presenciar algo muy grande que te marcará de alguna manera. Con un comienzo tan fuerte como este ‘Shock 2’ consigue ir en aumento todo el rato. Una obra de teatro que va a más, sin perderse en ningún momento.

La mezcla perfecta entre teatro y periodismo (documental) la encuentras en ‘Shock 2’. Porque es una obra que te emociona y te hace preguntarte cosas. Pero ‘Shock 2’ no quiere quedarse solo ahí porque también juega con la crítica. Ayudándose a veces de vídeos e imágenes muy fuertes y sensibles, ‘Shock 2’ es un espejo de la realidad y de la historia. Precisamente son estas duras imágenes las que hacen que el espectador se dé verdadera cuenta de todo lo que ha pasado y pasa delante de sus ojos. Porque ‘Shock 2’ busca la empatía del público asistente.


Fotografía: Laura Ortega, Bárbara Sánchez Palomero y Luz Soria
Fotografía: Laura Ortega, Bárbara Sánchez Palomero y Luz Soria

‘Shock 2’ refleja de manera honesta, pura y cercana algunos hitos históricos que han marcado este “Final de la Historia” como lo llamó Fukuyama. Lo mejor de todo es que es una obra innovadora, original y rompedora que le da una vuelta a todo esto. Porque aunque parezca raro o difícil ‘Shock 2’ también es una obra de teatro muy divertida. De la crudeza de los actos nace la risa en los momentos más surrealistas. No todo iba a ser malo ni duro. Se trata de una obra de teatro que es sencillamente impresionante.

El teatro como reflejo de nuestra sociedad

Una recomendación más que obligada. Asistir al teatro siempre es una buena opción, pero más si es para disfrutar de obras como ‘Shock 2’. Porque te hará reflexionar, apartar la mirada, pensar más allá de tu presente y también te entretendrá y pasarás un buen rato. Nos muestra situaciones que aunque puedan parecer lejanas están más cerca de lo que creemos y nos afectan como sociedad. Cómo el poder de algunos y sus decisiones pueden afectar a tanta gente inocente y sin posibilidad de defensión.

‘Shock 2’ es directamente brutal. Una obra de teatro que te deja sin palabras y terminas hasta con el vello de punta. Hay tensión, hay emoción, realidad, hay un buen ritmo que se mantiene hasta el final. Hay música, luces estroboscópicas, humo, cambios de vestuario, de género y de registro. ‘Shock 2’ tiene mucho que contar y merece la pena que se escuche porque el texto y la dramaturgia son espectaculares. Un trabajo de campo buenísimo que queda impecablemente reflejado sobre el escenario.

Antonio Durán «Morris», Alba Flores, Natalia Hernández, María Morales, Paco Ochoa, Guillermo Toledo y Juan Vinuesa son quienes ponen cara a todos estos protagonistas de la historia. De manera casi natural se ponen bajo la piel de diferentes personajes a lo largo de la obra. Ellos son el shock de esta obra. No es fácil tener que encarnar a tantos personajes en un tiempo y espacio tan limitados pero ellos hacen que hasta lo parezca. Cada uno tiene su momento para brillar y destacar y saben cómo aprovecharlo.

Toda la atención de los espectadores de ‘Shock 2’ se centra en ellos. En sus movimientos, en sus gestos y en sus miradas. Porque algunos de ellos parece que dicen más por lo que callan que por lo que expresan realmente.

Moves manda un contundente mensaje con ‘I’m Gone’

Previous article

Zoe Wees estrena su poderoso EP debut ‘Golden Wings’

Next article

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up