Críticas (Series)DestacadosSeries

‘The Morning Show’: un arranque algo titubeante, pero valiente

0

Si una serie cuenta con Jennifer Aniston, Reese Witherspoon y Steve Carell en su reparto, en teoría, ya parte con una especie de ventaja. Tres nombres propios que, a priori, te aseguran una calidad, un realismo y una potencia que aportan a la serie, sea cual sea, un interesante plus. Sin embargo, parece que para la mayoría la unión de estos tres ases de la interpretación no ha sido suficiente si hablamos deThe Morning Show. La serie estrenó sus tres primeros episodios el pasado 1 de noviembre, coincidiendo con el aterrizaje de Apple TV+, y las críticas no han sido precisamente positivas. 

A grandes rasgos, he leído que es aburrida, que no aporta nada nuevo y que no invita a continuar viéndola. Puede ser, al fin y al cabo la ficción tiene una importante parte subjetiva. No a todos nos llegan o nos interesan las mismas historias y en un momento de auge como el que estamos viviendo, en el que aparecen incontables títulos cada semana, es imposible contentar a todos y llamar la atención de todos. 

En mi caso, me tengo que situar en el lado contrario a la mayoría. No porque me guste ir a contracorriente, sino porque precisamente la de ‘The Morning Show’ es una historia que ha conectado conmigo y que ha atrapado de lleno mi atención. Supongo que porque soy periodista y porque me interesa enormemente el circo en el que se está convirtiendo mi profesión, pero tampoco sería justo ni realista eliminar de la ecuación a la dupla de oro que forman Aniston y Witherspoon y que ya me ha conquistado. 

Como en todo, también he encontrado cosas que no me han gustado, por supuesto. La perfección no existe, y menos cuando ya vemos las series con lupa, buscando hasta el más mínimo detalle. Por eso he decidido enfrentar a las principales bondades de la ficción de HBO con algunos de sus defectos, para que quien lo lea decida qué pesa más. Yo tengo clara mi respuesta. 

The Morning Show

Valiente y confusa

He tenido unos días para reflexionar acerca de lo que he visto en ‘The Morning Show’ y la primera palabra que ha venido a mi mente pensando en ella ha sido ‘valiente’. Supongo que por la claridad con la que habla del espectáculo del periodismo actual, en el que sólo importan la polémica y las noticias sin trasfondo, en sacrificio de la esencia y la verdadera función social de la profesión. La figura de Cory Ellison, personaje interpretado por Billy Crudup, representa a la perfección esa tendencia actual al clickbait, esa búsqueda constante de entretenimiento en detrimento del propio periodismo. Una realidad que quienes nos dedicamos a ello conocemos, pero que muchas personas aún no han podido o no han querido ver. 

También es valiente a la hora de enfrentarse a la trama de acoso sexual o mala conducta o como quiera llamarlo el personaje de Steve Carell. Tocando un tema actual, peliagudo y delicado, en esta ocasión se nos habla del mismo desde todas las perspectivas posibles y analizando las reacciones del público, del resto de la industria y del propio acusado. Sin hacer spoilers, me quedo con la escena en la que Steve Carell se enfrenta a una mujer en la calle. Me hizo pensar más de lo que imaginaba cuando la vi.

Pero además de ser valiente, y aquí viene el contrapunto, también es confusa. Por momentos, no sé muy bien por dónde va a ir, qué quiere decirnos. Sobre todo en este tema del Me Too y en la figura de Mitch, interpretado por el ya mencionado Steve Carell. Escenas que confunden y que pueden desconectar de la serie por momentos, pero que en realidad he olvidado a los 5 minutos. 

The Morning Show

Primero lenta, después adictiva

El tercer episodio de ‘The Morning Show’ me ha dejado con ganas de más. De hecho, me ha dejado con muchas ganas. Especialmente porque en él ya he visto esa unión entre los personajes de Aniston y Witherspoon, que apunta a ser uno de los grandes aciertos de la serie, no sólo por ver a las dos actrices en un duelo interpretativo, sino por la propia historia y por el subtexto de la misma

Conforme va avanzando, la serie se va haciendo más adictiva, va ganando ritmo y potencia, y los capítulos se van haciendo más cortos -pese a que duran lo mismo-. Quizá el primero falla en ser demasiado denso y lento, dando una imagen contraria a lo que vemos a partir del segundo. Puede que quienes busquen una comedia se sientan decepcionados con este arranque y opten por abandonarla, pero el humor, la frescura y la agilidad llegan tan solo un episodio más adelante. Y la espera, que ni siquiera es eso como tal, merece la pena. 

'The Morning Show'

Intensa y ligera a partes iguales

Diría que aquí, para mí, no hay ningún defecto. Teniendo a tres reyes de la comedia como son los tres protagonistas, la serie cuenta con una ligereza que muchas veces es necesaria para contrarrestar la intensidad de lo que se nos está contando. Tenemos a un presentador cuya vida estalla en pedazos tras ser acusado de acoso sexual, una presentadora que tiene que enfrentarse a las consecuencias de unas acciones que no ha cometido -y que debe hacerlo en soledad- y a una periodista de raza que se ve arrastrada por la situación y utilizada como una marioneta. No hace falta decir que la historia es, cuanto menos, intensa. 

Pero no es una intensidad que moleste o que resulte excesiva, en parte porque tenemos esos momentos de respiro que generalmente llegan de la mano del personaje de Reese Witherspoon, tan luminosa como siempre. Y escribiendo esto me doy cuenta de que esa balanza equilibrada entre intensidad y ligereza es una perfecta representación de la vida, de esa tragicomedia a la que nos enfrentamos cada día. 

The Morning Show

Veredicto final

‘The Morning Show’ tiene fallos y tiene pegas, pero mejora conforme avanzan los capítulos. Aborda temas actuales de manera valiente y clara, yendo más allá del cliché en el que parece instalarse en el primer episodio. Y es una serie con una calidad técnica brutal, algo con lo que probablemente ya contábamos todos. Esto sumado al trío formado por Aniston, Witherspoon y Carell, al que se une un más que correcto Crudup, debería ser más que suficiente para darle una oportunidad. Yo, por mi parte, estoy deseando continuarla

'The Morning Show'

7

Lo Mejor
  • Calidad técnica brutal
  • Duelo constante de interpretaciones
  • Valentía con la que se enfrentan a temas como el Me Too y la decadencia del periodismo
  • Balanza equilibrada entre intensidad y ligereza
Lo Peor
  • Inicio algo lento y titubeante
  • Por momentos, es confusa, no comunica bien su mensaje
  • A quienes no les interese el periodismo, probablemente tampoco lo hará la serie
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

‘Radioactive’, la revolución de Imagine Dragons

Previous article

‘The Walking Dead’ 10×05: perdiendo fuerza

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up