Críticas (Series)DestacadosSeries

‘The Walking Dead’ 10×13: decisiones, despedidas y melancolía

0

Debido a la situación actual, que afecta también a los tiempos de doblaje, los próximos episodios de ‘The Walking Dead’ se emitirán en FOX España solo en VOSE, en el horario habitual (madrugada de domingo a lunes, a las 03:30).

Hemos vivido un episodio de emociones fuertes en ‘The Walking Dead‘. Aplazado de tal manera que casi había olvidado que sucedería, el momento de decir adiós ha llegado en este decimotercer capítulo de la décima temporada. Las despedidas, últimamente, son anunciadas con antelación, por eso no tienen el impacto que tuvieron otras (…Glenn…), pero en este caso concreto ha tenido mucha fuerza. Cuidado con los spoilers a partir de aquí.

El episodio se centra en Michonne (Danai Gurira). Casi había olvidado (también) que había accedido a marcharse con Virgil (Kevin Carroll) a la isla en la que habita con su familia, con la promesa de que encontraría armas en ésta que ayudaran en la lucha contra los Susurradores. El capítulo empieza, por cierto, con reminiscencias al pasado: Michonne acompañada de dos caminantes sin brazos, en el instante en que decidió ayudar a la malograda Andrea (Laurie Holden), cambiando así su destino.

En seguida volvemos al presente, solo para descubrir que en realidad la familia de Virgil está muerta y que éste hace tiempo que sucumbió a la locura causada por la culpa y la pérdida. Esta pequeña isla parece tranquila, pero tres personas a las que Virgil mantiene encerradas nos desvelan que cuando empezaron a llegar extranjeros, a los que acogieron, los problemas comenzaron; lo que sucede cuando las comunidades crecen, ya lo hemos comprobado antes. Entonces tuvo lugar la tragedia: tras una disputa que dejó un fallecido, la familia de Virgil murió por este caminante fuera de control. La paz que reinaba en el lugar se perdió y Virgil perdió la cordura.

The Walking Dead - Michonne vive su propio viaje
Michonne vive su propio viaje

Lo descubrimos tras encerrar también a Michonne, en una celda contigua a la de quienes eran sus amigos. Nuestra protagonista nunca se termina de fiar de él, así que decide investigar por su cuenta y eso hace que él pierda los nervios. Para mantenerla controlada, decide drogarla. Y empieza el viaje.

Es un viaje al que hemos asistido otras veces: un viaje de despedida en el que los personajes que se despiden sufren alucinaciones que nos llevan de vuelta al pasado. En este caso concreto, he sentido una gran melancolía al ver de nuevo al Rick (Andrew Lincoln) que la rescató, al Daryl (Norman Reedus) que la rescató, incluso al Negan (Jeffrey Dean Morgan) que tanto nos hizo sufrir. Supongo que ha sido como revivir la mejor época de esta serie. En el caso de Andrew Lincoln, en cualquier caso, han sido imágenes recicladas; segundos antes estaba suplicando algo así como “por favor, que salga rick un poquito, que se haya grabado en su casa aunque sea” (la verdad: han sido mis palabras exactas). Pero no. Ha sido reciclado. En fin, hay más al margen de la melancolía.

Michonne revive su historia en estas alucinaciones, pero lo hace de una manera muy diferente. Recuerda a todas las personas que han sido importantes para ella (Carl o Maggie, por ejemplo), pero las imagina desde otra perspectiva. En el comienzo de sus alucinaciones, volvemos a esa escena en la que tiene que decidir si ayudar a Andrea o no, pero su camino se desvía… Porque no la ayuda. Y todo cambia. Nunca llega a unirse a Rick y compañía, al contrario: es Negan quien la rescata, y se convierte poco a poco en su mano derecha dentro de los Salvadores. Empuña a Lucille, y en ese episodio memorable en el que Glenn pierde la vida, es ella quien acaba con uno de nuestros protagonistas… Parece ser que con ella misma. En el momento en que se coloca frente a Rick, él temblando de miedo, he temblado yo. Ha sido una de las escenas más emocionantes de las últimas temporadas, a pesar de no tener ninguna consecuencia real en la trama que seguimos. Al final de este viaje, Daryl dispara contra Michonne y Rick termina con su vida. Tiene mucho significado todo esto, y creo que profundizaré en ello en los próximos días.

The Walking Dead - Michonne como Salvadora
Michonne como Salvadora

Seguimos. Michonne despierta. Consigue escapar de Virgil, y aconseja a quienes han sido sus prisioneros, anteriormente sus amigos, que lo perdonen. Solo entonces encontrarán la paz, mientras que en la muerte se encontrarán un paso más lejos de su humanidad. Esta decisión, porque las decisiones en ‘The Walking Dead’ importan mucho, tiene su recompensa: Virgil conduce a Michonne a una sala donde encuentra objetos que han pertenecido a Rick. En seguida comprendemos que pertenecen a un pasado cercano; a un pasado posterior a ese en el que nos despedimos del protagonista.

La decisión (otra vez) es complicada, porque tiene que dejar atrás a su familia, pero finalmente la toma. En esas cosas encuentra una dirección que apunta a Nueva Jersey, así que Michonne emprende una nueva misión: se marcha en busca de Rick. Y aunque trata de ser quien una vez fue, la persona que era cuando la conocimos, cuando los dos caminantes domesticados la acompañaban, no puede, porque ha visto demasiado, ha vivido demasiado, ha querido demasiado. Bravo por esta gran despedida. Ahora queremos el reencuentro.

The Walking Dead - La última decisión de Michonne
La última decisión de Michonne

The Walking Dead

7

Lo mejor
  • El viaje de Michonne, una de las mejores despedidas de la serie
  • Ese cara a cara entre Michonne y Rick... Simplemente: guau
  • ¡Por fin sabemos algo de Rick!
Lo peor
  • Evidentemente, tener que decir adiós a Michonne
  • Evidentemente, echar de menos a Rick
  • Ser más conscientes que nunca de que, simplemente, 'The Walking Dead' era mejor antes
Judith Torquemada

La fiesta de los 90 se queda en casa

Previous article

‘Caronte’: un drama judicial que ha pasado desapercibido

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up