DestacadosLibro PerfectoLiteraturaNo Ficción

‘Un paraíso en el infierno’, de Rebecca Solnit: un libro para conocer la realidad detrás de las catástrofes

0

Si pensamos en cualquier catástrofe cinematográfica, pronto nos daremos cuenta que, de manera general, llegan acompañadas de escenas de saqueos y de caos total. Es la imagen que ha quedado de nuestra sociedad cuando todo a su alrededor se derrumba. La de un conjunto de personas que, ante la incertidumbre y el miedo, tienden a delinquir de muy distintas maneras. Esto, como todo, no surge de la nada, sino de la imagen que han dado los medios de comunicación de estas catástrofes y de la respuesta de la sociedad. Una imagen que habla de una falta de empatía y de solidaridad que, tal y como muestra Rebecca Solnit en ‘Un paraíso en el infierno’, poco o nada tiene que ver con la realidad.

La escritora nos traslada en el libro a una serie de catástrofes vividas por el ser humano moderno. Comenzando por el terremoto que sacudió San Francisco en 1906 y llegando hasta el desastre ocasionado por el huracán Katrina en 2005. Diferentes escenarios en los que los seres humanos, siempre hablando en general, actuaron de manera empática y solidaria, además de unitaria. Para probarlo, Solnit recurre a historias pequeñas de gran impacto. Pasa de lo general a lo individual y nos habla de seres humanos que en ningún momento se vieron acosados por el desanimo o la rendición. Y que, sorprendentemente, encontraron algo bello en medio del horror.

Esta es la premisa de la que parte Rebecca Solnit. En medio de la catástrofe, puede surgir la sociedad utópica que tanto tiempo llevamos persiguiendo. Y, de hecho, surge. El pueblo llano se une y se ayuda, reina la paz y la hermandad y los problemas banales que normalmente nos acompañan acaban condenados al olvido. Tan solo fallan, tal y como muestra la historia, los poderosos, quienes tienden a tomar decisiones erróneas y a reprimir a un pueblo que sólo busca volver a levantarse. Sin saqueos, sin caos y sin enfrentamientos. Remando juntos en la misma dirección.

‘Un paraíso en el infierno’ combina estas historias reales e individuales con teorías sociales y filosóficas. Y es un análisis completo de las catástrofes y de las respuestas que aparecen en las sociedades que las viven. Pero quizá el libro tendría un efecto mucho más directo en el lector si la autora se centrara precisamente en lo humano, dejando a un lado la teoría. La presencia de ésta completa las historias reales, claro, pero también resta algo de emoción al relato. Y, al restar emoción, la conexión se debilita y la atención durante la lectura puede llegar incluso a disiparse.


Un paraíso en el infierno

Son esos pasajes en los que Solnit se sumerge en la vida de las gentes y en lo ocurrido tras las tragedias donde más he disfrutado y me he emocionado. Y también donde más he reflexionado y me he sorprendido. Son las acciones de los seres humanos, de las que ella parte, las que pueden provocar un cambio total en nuestra visión del mundo actual y de la sociedad en la que vivimos.

Por eso, acierta al contarnos cómo surgen todo tipo de iniciativas tras un terremoto, un atentado, una explosión o un huracán. Y cómo el pueblo es el que se salva a sí mismo. Entendiendo a todas las personas como un todo y no como los seres egoístas que somos cuando todo va bien. Es en ese enfoque humano donde la teoría de la que nos habla después toma cuerpo y toma vida. Y es a partir de ese enfoque humano como el mensaje nos llega con mayor fuerza y con mayor impacto.

De ‘Un paraíso en el infierno’ me llevo muchas vivencias que no son mías, pero que siento más cerca de lo que esperaba. También me llevo viajes a lugares oscuros que fueron inundados de luz por sus habitantes. Y, sobre todo, me llevo mucho acerca de lo que reflexionar de manera profunda y con conciencia. Igual que se suele presentar al pueblo víctima de una catástrofe como un pueblo en medio del caos y la delincuencia, tendemos a hablar de estas tragedias con demasiada ligereza. Para lo bueno y para lo malo. Salvo cuando nos tocan de manera directa. Y eso es algo que, en la sociedad utópica y fuera de ella, deberíamos cambiar de manera inmediata.

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Ya está ‘Aviónica’, lo último de Antonio Orozco

Previous article

Rulo y La Contrabanda cantan ‘The End’ con Andrés Suárez

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up