Hoy quiero aprovechar para rescatar de alguna manera ‘A cambio de nada’, un pequeño regalo que Daniel Guzmán nos hizo en forma de película, su especial ópera prima. En este sencillo drama, además, conocimos a Miguel Herrán, un chico que sin vocación alguna por nada, descubrió aquí su gran pasión por el cine y la interpretación. Si Miguel le debe a Daniel Guzmán esta “segunda vida”, nosotros le debemos al actor y director este pequeño tesoro escondido entre tanto cine español.

Darío es un adolescente de 16 años que intenta disfrutar de la vida al máximo junto a su vecino y amigo Luismi, a quien conoce desde que eran muy pequeños. Tras la separación de sus padres, Darío se va de casa y comienza a trabajar en el taller de Caralimpia, un viejo delincuente que le enseñará el oficio y los beneficios de la vida, según su experiencia. Asimismo, Darío conocerá a Antonia, una anciana que recoge muebles abandonados con su motocarro. Gracias a ella descubrirá también otra forma de ver y vivir la vida. Luismi,  Antonia y Caralimpia se convertirán en su nueva familia durante un verano que les cambiará a todos la vida para siempre.



Una historia de lo más sencilla que brilla precisamente por eso, porque es honesta y natural, como las vidas que trata de reflejar. En ‘A cambio de nada’ queda reflejado el enorme trabajo que hay detrás de un proyecto en el que Daniel Guzmán estuvo tantos años trabajando, dedicándole todo su esfuerzo, cariño y pasión por contar una historia llena de verdad. Una buena película que abarca de forma real temas y problemas del día a día, tanto en la vida de un adolescente que se encuentra perdido como en la del resto de personajes. ‘A cambio de nada’ es emotiva y conseguirá emocionarte e incluso podrás verte reflejado en algunas de las situaciones cotidianas que narra el director. Una película que es una grata sorpresa para el espectador, que descubre en Daniel Guzmán unas grandes dotes tanto para la dirección como para la escritura de un guion preciso y directo.

Para esta ópera prima el director cuenta con un reparto desconocido hasta el momento, a excepción de un magnífico Luis Tosar. Miguel Herrán llega al mundo de la interpretación arrasando con una buenísima actuación que le sirvió para ganar un Premio Goya. Junto a él, podemos disfrutar de la tierna interpretación de la abuela del propio Daniel Guzmán, Antonia Guzmán.

Samantha lanza su primer single, ‘Sin Más’

Previous article

La importancia de la representación en el Día de la Visibilidad Lésbica

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cine