Foto: Susanna Peiris

Hay miradas y miradas. Brillos especiales. Una luz esencial que nos muestra si ese momento está siendo de los que se atesoran para siempre. Y es lo que pudimos observar ayer en Alba Reche. Porque ya tenía ganas de llegar a Barcelona y poder disfrutar de una firma al completo, sin prisas y sin agobios. Estar piel con piel. viviéndolo hasta el final. 

“Quimera” no sólo está siendo un regalo para los sentidos sino el motor principal y necesario para estos encuentros entre la artista y sus seguidores. Instantes que no parecen nada y lo son todo. Horas que pasan volando y deberían alargarse hasta el infinito. Abrazos cautivadores. Sonrisas perpetuas. Caricias de “sin tu música, estaría perdida”. Porque, la música, puede convertirse en el mejor consuelo. En la única vía de escape. Y Alba Reche ha sabido leer entre líneas a todas esas personas a las que, una frase de su álbum, les ha dado la fortaleza para sonreír un día más. Aunque el día haya sido una mierda. Aunque sólo haya ganas de taparse con la manta hasta desaparecer.

“Quimera” está siendo la cita perfecta entre ella y su gente. Encuentros cargados de sorpresas y de corazones, como en el caso de Barcelona. Desde los abrazos más jóvenes hasta aquellos que, por primera vez, acuden a una firma de discos.

Fotografías de Alba Reche en Barcelona

*Fotografías por Susanna Peiris

Escucha lo nuevo de Billie Eilish: ‘everything i wanted’

Previous article

Westlife lanzan nuevo álbum “Spectrum”

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *