Foto: Ana Márkez

Quimera. Había ganas. Y también necesidad. Había ganas de palpar su voz y necesidad de escuchar su música. Aquella que le pidió un riesgo y se lo dio. Aquella que le ha dado una personalidad apabullante y un sonido de entraña. Del sentimiento profundo de amar la música. Es, sin lugar a dudas, Alba Reche.

Sube al escenario y el silencio se aleja hacia el ‘Eco’. Un hasta luego que se convierte en un hasta siempre. Una despedida que inunda el directo y da comienzo al sueño. Y todo se para. El tiempo se queda estancado. Solo hay voz. Una artista que se mueve sobre el escenario con una naturalidad envidiable. Es esencia del sonido que perdurará en el tiempo. Porque es algo que se palpa. Que se siente.

Madrid se ha quedado sin corazón. Absolutamente conquistado, ha huido para ser la sombra de Alba a lo largo del recorrido que le quede por caminar. Porque seguir su paso es bailar entre las notas. Porque la magia que se ha vivido entre ella y su público ha sido embriagador. Una energía que debería de ser perpetua. Una comunión maravillosa donde nada duele y todo cura.

Con ritmo vertiginoso, hemos sufrido una montaña rusa de sentimientos. Caminando entre la historia de sus once capítulos y aquellos recuerdos que no podían faltar. Una combinación cuidada y meditada. Porque era importante hacer el guiño de lo que se espera pero cuidando la forma y el fondo.

De Barcelona a Madrid. De Madrid a Barcelona. Dos grandes noches seguidas que han consolidado el inicio de todo lo que Alba Reche tiene por entregar. Quimera es su punto de partida. Donde la vorágine de la vida inunda cada estrofa. Hablando del ser y de permanecer. De respetarse hasta la saciedad. De decir adiós a aquello que nos destroza. Y de abrazarnos a los que siempre permanecen.

Fotografías de Alba Reche

Os dejamos las primeras imágenes del concierto. Iremos ampliando en las próximas horas:

*Fotografías por Ana Márkez.

Las seis canciones con las que ha debutado Sinsinati

Previous article

Blas Cantó llega con ‘Universo’

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *