Críticas (Series)DestacadosSeries

Crítica: ‘Caza de brujas’, una buena serie que no tarda en atrapar

0

Esta crítica no contiene spoilers de ‘Caza de brujas’.

Dirigida por Eva SørhaugStian Kristiansen y escrita por Anna Bache-WiigSiv Rajendram, ‘Caza de brujas’ ha sido descrita como la mejor serie del año en Noruega. Ahora, este martes 22 de septiembre, aterriza en nuestro país de la mano de Filmin. Y lo hace con la promesa de ofrecer ocho capítulos intensos, cargados de suspense y también de una crítica social que generalmente acompaña a las ficciones nórdicas.

Tengo que confesar que, pese a las críticas positivas que la avalaban desde su país de origen, a priori la serie no me resultaba atractiva. Un thriller en el que todo gira en torno a un escándalo fiscal no es, digamos, ninguna novedad dentro del panorama audiovisual. Pero el sello nórdico, que siempre garantiza una exquisitez técnica y una buena construcción de las tramas y de los personajes, ejerció desde antes del visionado como balsa de salvación. Y menos mal que lo hizo. Porque lo que encontré en sus ocho episodios fue una historia perfectamente elaborada y enormemente atractiva. Acompañada de grandes interpretaciones y de un entorno sobrio, pero tan elegante y misterioso como lo es la propia Noruega.

En ‘Caza de brujas’ conocemos a Ida Waage, directora financiera de un bufete de abogados de prestigio. Un día como otro cualquiera, encuentra una sospechosa factura que no termina de cuadrarle, sobre todo por la elevada cantidad que en ella se refleja. A partir de ahí, tirando de ese pequeño hilo, destapa una enorme trama de corrupción y blanqueo de dinero que no tarda en salpicarla directamente. ¿Los implicados? El bufete, la prensa, un importante empresario, la fiscalía e incluso el propio gobierno noruego. Arranca así una caza de brujas, con múltiples víctimas, entre las que destacan la verdad y la justicia.

Un buen thriller a fuego medio


Caza de brujas
Foto: Filmin

Es cierto que los descubrimientos y las revelaciones no suceden a un ritmo vertiginoso en la serie. De hecho, la trama principal se cocina en los primeros episodios a un fuego medianamente bajo, lo que permite que el espectador construya bien las bases para lo que está por venir. A partir de que esos cimientos ya están estabilizados, ‘Caza de brujas’ empieza a ganar en ritmo y en intensidad. No sólo a nivel narrativo, sino a nivel de trama, de aquello que nos cuenta. Lo que en un principio parecía un caso medianamente sencillo e incluso pequeño, de un bufete que cubre y colabora con uno de sus clientes en una transacción en la que ambos salen ganando, acaba mostrándose como una red de envergadura nacional.

Con este ritmo en constante aumento, se construye un thriller convincente y casi pegajoso. De esos que empujan a pasar de un capítulo a otro hasta llegar al desenlace. Personalmente, y por cuestiones ajenas a la propia serie, he dedicado dos tardes al visionado. Pero, de no haber sido por estas cuestiones, podría haber devorado ‘Caza de brujas’ de manera continua. Es lo que te pide la trama, ese misterio que se va enroscando y desenroscando a su antojo y que, pese a tratarse de un tema bastante explotado, consigue sorprender. Quizá no en el sentido de mostrarnos algo que no esperamos, sino de sobrepasar los límites que ya habíamos contemplado como espectadores. Y que generan horror en nosotros cuando los vemos borrados por completo.

Con todo esto, otra de las grandes virtudes de la serie es la comodidad de su visionado. No estoy segura de que sea la palabra perfecta para definirlo, porque lo que vemos incomoda. Pero tampoco podría decir que es fácil, porque desde luego nos enfrenta a una historia compleja. Sin embargo, es sencillo seguirla. Requiere atención por nuestra parte, pero nunca llega a ser un rompecabezas indescifrable que saque de quicio al público. Al contrario, en ese sentido, y pese a la dureza de lo que vemos, estamos ante un visionado amable.

Delicias interpretativas


Caza de brujas
Foto: Filmin

Probablemente toda esta trama no se habría sostenido sin unos buenos personajes. Y estos no habrían llegado a ser considerados como tal sin unas buenas interpretaciones. Lo que hace redonda a ‘Caza de brujas’ es que cuenta con unos magníficos personajes y unas magníficas interpretaciones. Los primeros, están bien concebidos y bien construidos. Generalmente, cuentan con un desarrollo satisfactorio, sobre todo los que ocupan roles más protagonistas. Pero también hay pequeños toques notables para aquellos que tienen papeles algo más discretos. Durante los ocho episodios, podemos conocer sus motivaciones, sus miedos y su verdadero rostro. Y eso es algo que no se puede decir de todas las ficciones de suspense, que muchas veces tienden a centrarse en la trama, olvidándose de quien la protagoniza o ejecuta.

Y, como señalaba, estos personajes están perfectamente llevados a la vida por un reparto que firma un trabajo maravilloso. También equilibrado. Personalmente, no puedo evitar quedarme con dos mujeres: Ingrid Bolsø Berdal (Ida) y Sara Khorami (la periodista Aida Salim). Ambas nos entregan en la serie dos trabajos cargados de esa verdad que tantas veces echamos en falta y que termina siendo la clave para conectar con los personajes. Dos interpretaciones en las que no falta el sentimiento, pero tampoco esa garra que caracteriza a todos los personajes femeninos de esta serie. Algo de lo que he disfrutado gustosamente.

¿Hacia dónde señala?


Caza de brujas
Foto: Filmin

Como también mencionaba, la crítica social no falta en ‘Caza de brujas’. Y señala en todas las direcciones. Creo que esto, junto con un guiño al pensamiento del espectador que se hace en la última secuencia, es lo que más me ha gustado de la serie. El hecho de que nos cuele en las cloacas de la sociedad, de la justicia, del mundo de los negocios y del periodismo. Y también en las cloacas del ser humano. Porque, a lo largo de los ocho episodios que componen la temporada, comprobamos cómo no sólo el poder está corrupto. También lo estamos nosotros, los humanos, movidos por sentimientos como el miedo o la ambición desmedida. Movidos por un egoísmo que es el comienzo de un camino de (auto)destrucción, el cual vemos también perfectamente reflejado aquí.

Nada de esto nos es ajeno. Ni en España, ni en Noruega, ni en Estados Unidos, ni en Australia. Todo lo que vemos en ‘Caza de brujas’ podría ocurrir en nuestro entorno, y no generaría ningún tipo de sorpresa. Creo que esto, la conclusión de que no hay distancia cuando se habla de corrupción y de luchas de poder, es lo más terrorífico y sorprendente de este thriller. Y no han podido recogerlo de mejor manera.

'Caza de brujas'

7.5

Lo Mejor
  • Construcción de la trama
  • Señala hacia todas las direcciones
  • Muy buenas interpretaciones
Lo Peor
  • A priori, no resulta atractiva
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Alejandro Sanz y ‘El verano que vivimos’

Previous article

Naiza se prepara para dar el salto internacional

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up