Críticas (Series)DestacadosSeries

Crítica de ’22. July’: un crudo reflejo del odio y sus consecuencias

0

Esta crítica no contiene spoilers de ’22. July’ y ha sido elaborada después del visionado de sus dos primeros episodios.

’22. July’, una de las series que aterrizan en España gracias a Serielizados Fest y Filmin, nos traslada al pasado año 2011. A una Noruega considerada como pacífica, en la que el estado del bienestar, como ocurre con el resto de países nórdicos, deja de ser un concepto político para convertirse en una realidad. Para casi la totalidad de la población, claro. En la era en la que nos encontramos, la desigualdad siempre encuentra su espacio, tal y como se nos muestra en esta producción. Igual que el odio. También en un país aparentemente idílico, como Noruega, entre una sociedad que suele ser tomada como un ejemplo a seguir.

La serie nace con el objetivo de recoger y reflejar lo ocurrido durante el fatídico 22 de julio en Oslo y Utøya. Pero también durante los días previos al ataque y los días posteriores. Estudiando así cómo era la situación cuando Noruega se vio sorprendida por el odio y el terror y también qué pasos llevaron hasta ese desenlace. De la misma manera que se presta una especial atención a las consecuencias de lo ocurrido. ¿Cómo fueron las horas posteriores al ataque? ¿A qué se enfrentó la población noruega, acostumbrada a una calma total? Los ataques terroristas, por desgracia, forman parte de nuestro presente. Los conocemos de cerca. Pero ’22. July’ nos permite revisitarlos desde la perspectiva de quien se cree siempre seguro y a salvo.

Al haber visto tan solo sus dos primeros episodios, no puedo valorar el análisis de las consecuencias que se realiza. Pero sí la manera en la que sus creadores, Sara Johnsen y Pål Sletaune, plantan los cimientos previos y reflejan lo ocurrido el 22 de julio de 2011. En lo que respecta a las bases, es cierto que el acercamiento a los diferentes personajes y a sus motivaciones puede resultar algo lento e incluso vacío de emoción. Pero es necesario para generar la angustia que nos llega en el segundo episodio. Es en la representación del ataque donde aciertan más los creadores. Apostando por una visión realista, cruda y dura de lo ocurrido. Y no escondiendo el terror en ningún momento.

Inicio lento, pero firme


22. July

El primer episodio puede parecer algo lento, incluso pesado. No es, desde el punto de vista de un espectador al que hay que convencer, el piloto ideal. En él, se plantean bien las diferentes subtramas que vamos a seguir a partir de ese momento. Hay una buena presentación de los personajes y de sus conflictos. Y ya comprobamos cómo la serie se va a atrever a tocar más temas polémicos y complejos, como el abuso infantil, los recortes en sanidad y, por supuesto, el racismo. Pero le falta ese componente emocionante o ese momento rompedor e impactante para atrapar, para invitar a pasar al siguiente episodio. La sobriedad que caracteriza a las ficciones nórdicas está presente de una forma más que evidente, quizá en un grado demasiado alto.

Es en el segundo capítulo cuando entra en juego la emoción, y también lo hacen las emociones. Después del calentamiento que supone el piloto, aquí llega la acción, llega la catástrofe y comienzan a verse las primeras consecuencias. Tanto del propio ataque como del mensaje que le acompaña. El odio aparece en diferentes formas, con diferentes rostros y en diferentes lugares. Y también lo hacen el miedo, la inseguridad y la incertidumbre. Tras el estallido que puso en alerta a todo Oslo y a toda Noruega, es evidente que se van a producir numerosos cambios, a gran escala y a una escala más reducida. Ya los vemos: en la actitud de unos y de otros, en las relaciones que antes eran frías y ahora se fortalecen, en las preguntas que comienzan a plantearse los habitantes de Noruega…

La crudeza con la que se representa el dolor y el miedo en este segundo episodio de ’22. July’ sí me invita a seguir viendo más. Y pone en valor el trabajo de presentación del primero. Además de ser, en sí mismo, un buen producto, con una buena dirección y unas interpretaciones cuanto menos interesantes, sobre todo la de esa madre angustiada que siente que lo ha perdido todo. Lo que cojea en el primer capítulo, funciona en el segundo, o se olvida. Y sospecho que lo que queda por venir es un buen análisis de las consecuencias, emocionales, físicas, económicas y sociales, de lo que hemos visto en este arranque.

’22. July’ forma parte del Serielizados Fest, que también puede seguirse a través de Filmin.

'22. July'

6.2

Lo Mejor
  • Visión realista y cruda del ataque
  • Planteamiento de tramas y presentación de personajes
Lo Peor
  • El primer episodio no atrapa todo lo que debería
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

‘Agosto’: acércate por el reparto, quédate por lo demás

Previous article

‘La maldición de Bly Manor’: Jamie es la vida

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up