Críticas (Series)DestacadosSeries

Crítica de ‘Alex Rider’: una historia clásica de espías con un protagonista diferente

0

Esta crítica no contiene spoilers de ‘Alex Rider’ y ha sido realizada habiendo visto sus tres primeros episodios.

El género de espías es uno de los más explotados históricamente hablando, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de un género muy concreto. Con unas tramas muy concretas, unos personajes generalmente arquetípicos y una estética común. Sin embargo, pese a esta sobreexplotación, sigue siendo uno de los géneros más populares entre el gran público. En primer lugar, porque la acción y la emoción juegan en él un papel protagonista. Y, en segundo lugar, por la mística que rodea a los agentes secretos y a esas misiones en las que están en juego las vidas de millones de personas, sin que estas lleguen a ser conscientes. Esto que explica que, después de cientos de historias, sigan funcionando las recién llegadas, como ‘Alex Rider’.

La serie creada por Guy Burt no nos trae una historia nueva, sino que bebe de las novelas de Anthony Horowitz. Pero sí supone una incursión diferente en el género, ahora en formato televisivo. Y con un protagonista que se distancia del espía arquetípico del que hablaba, sobre todo por su edad. Alex Rider es un adolescente con una vida aparentemente normal. Vive con su tío, con el que, como es común en esas edades, choca constantemente. Le siente lejano, por su aspecto serio y aburrido. De una manera que jamás habría imaginado, ni deseado, Alex descubre que detrás de la fachada sobria de su tío había una segunda vida. La de un agente de inteligencia. Y se ve envuelto en una trama de espionaje, en la que contará con un papel fundamental. Todo ello, con un único hilo del que tirar: ‘point blanc’.

A partir de ahí, nos encontramos con una historia clásica de espías, en la que la diferencia la marca este protagonista. Un Alex Rider con la fuerza que acompaña a la juventud, pero también con una sorprendente madurez. Genuino y enormemente carismático, conecta con el público de forma prácticamente automática. Y acerca, en cierta manera, a los espectadores a ese mundo de espías. Por su inexperiencia, por la inseguridad que se apodera de él en ocasiones y por el mundo en el que vive. Por supuesto, también gracias a un Otto Farrant al que el personaje le queda como un guante y que nos permite realizar un viaje entre emociones, perfectamente equilibrado con la acción y el suspense.

Para todos


Alex Rider
Foto: Movistar+

Probablemente, lo mejor de ‘Alex Rider’ sea su universalidad. En sus tres primeros episodios, he encontrado un visionado para el público general, también para el familiar. Pero sin bajar en ningún momento el nivel de la trama o de los conflictos que en ella encontramos. Acostumbramos a que, para acoger a la totalidad del público, incluidos los más jóvenes, se ‘infantilicen’ medianamente las historias. Sin embargo, en este caso, la madurez de la misma se mantiene, pero la cercanía de su protagonista permite que sus homólogos conecten con él y se sientan atraídos hacia el nuevo mundo que se abre ante Alex.

Esto no implica que la serie no se pueda disfrutar en solitario y a una mayor edad, ni mucho menos. En ella, he encontrado un producto redondo para los amantes del género de espías. Para los que han disfrutado de todas las historias habidas y por haber y busquen regresar a ese mundo oculto que, en realidad, nos rodea. En esta primera temporada, se adaptan las dos primeras novelas de la serie de Horowitz. Dos novelas en una entrega, algo que puede ser visto desde la lejanía como un reto suicida. Sin embargo, al menos en estos primeros capítulos, el ritmo es bueno y nunca atropellado. Y la historia y los personajes parecen bien asentados y construidos.

Supongo que ahí tiene mucho que ver la mano del propio autor, que ha trabajado en el guion de ‘Alex Rider’ junto a Guy Burt. Se nota que su visión está presente, sobre todo en esos cimientos bien plantados, básicos para que la serie no se tambalee en cuanto las diferentes tramas que encontramos en ella comiencen a avanzar. Tres capítulos no son muchos para firmar una opinión definitiva, pero parece que todo está bien asentado para mantener el nivel a lo largo de toda esta primera temporada.

Un buen caso


Alex Rider
Foto: Movistar+

Este nivel y la capacidad de mantenerlo también dependen, de manera directa, del misterio principal. Sin esa intriga y esa ansia de saber que pronto reconocemos, el género de espías se desmorona. Pero en ‘Alex Rider’ no tenemos que preocuparnos por esto. El caso que se nos presenta es lo suficientemente complejo como para atrapar a los expertos en el género y como para retar a aquellos que aterricen en él por primera vez. Y está rodeado de una estética y unas localizaciones que ayudan a que el interés inicial se convierta en un atrape absoluto.

A nivel técnico, como suele ocurrir con todas las producciones que nos llegan desde Reino Unido, no hay ni una sola pega. Es exquisita, sobre todo en cuanto a fotografía y a interpretaciones se refiere. Con una mención especial al ya destacado Otto Farrant, perfectamente acompañado por un reparto compuesto por rostros conocidos y algunos prácticamente recién llegados.

Quizá, el único pero que podría ponerle a ‘Alex Rider’ es que, como ocurre con todas las historias de espías, suele moverse por un terreno que ya hemos pisado en anteriores ocasiones. Pero esto no importará en absoluto a quien guste del género.

‘Alex Rider’ se estrena este 17 de septiembre en Movistar Series.



'Alex Rider'

6.7

Lo Mejor
  • Alex Rider y Otto Farrant
  • Misterio interesante
  • Factura técnica
Lo Peor
  • Transita terrenos conocidos
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

‘La guerra de Irak’, serie documental producida por la BBC, se estrena en Movistar+ el próximo 24 de septiembre

Previous article

Can Yaman vuelve a nuestro país con ‘Mr. Wrong’, de la mano de Atresmedia

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up