CineCriticas (Cine)Destacados

Crítica de ‘Cowboy de asfalto’: individualidad y comunidad en una buena película

0
Cowboy de asfalto (2021)
6.5

Cowboy de asfalto

Lo mejor
  • Hay mucha humanidad, mucha verdad y mucha historia en esta película, y se nota
  • En ningún momento deja de ser interesante de ver
  • El reparto está fantástico, y la manera en la que la cámara se acerca a los personajes facilita que se sientan tan cercanos
Lo peor
  • Ciertos excesos pueden sacar un poco de esa autenticidad, pero esto no deja de ser cine y esta no deja de ser una historia de ficción, así que se perdona

Será este viernes 2 de abril cuando llegue a Netflix una última sorpresa: ‘Cowboy de asfalto‘. Dirigida por Ricky Staub, este director novel se ha encargado también del guion junto a Dan Walser, partiendo de la novela de Greg Neri. Los méritos son varios. Siendo como es el primer largometraje de Staub, sorprende su capacidad para acercarnos a los personajes y su capacidad para atrapar los ambientes en los que debe funcionar esta historia. Es también un mérito que hayan logrado adaptar de buena manera la que tiene pinta de ser una novela muy literaria. De esas que no suelen funcionar en pantalla. ‘Cowboy de asfalto’, protagonizada por Idris Elba (también productor) y Caleb McLaughlin, funciona muy bien.

Y es una sorpresa en dos sentidos. O, al menos, ha sido una sorpresa para mí. No esperaba un drama tan sólido, tan bien formado. No esperaba tampoco la realidad que muestra, de la que no sabía lo más mínimo y de la que ahora, como sucede tras ver una buena película, quiero saber más.


Cowboy de asfalto

Así es ‘Cowboy de asfalto’

Cole (Caleb McLaughlin) es un conflictivo adolescente de 15 años. No encuentra su lugar en el mundo, no deja de meterse en problemas y su madre no sabe cómo encaminar su educación. Desesperada, decide que pase el verano junto a su padre, Harp (Idris Elba), de quien no ha sabido demasiado durante años.

Harp es un hombre aparentemente duro y distante que no ha cuidado de su hijo. Cole se siente, por ello, muy dolido, así que la relación entre ellos está rota. Pero el joven necesita un lugar en el que vivir, y su madre no parece dispuesta a acogerlo de nuevo, al menos no hasta que madure, hasta que comprenda el valor de la vida. Así que a Cole no le queda otra que cumplir las normas de su padre, que incluye hacerse un hueco en la subcultura vaquera urbana de Filadelfia. Entre caballos y una comunidad negra que tiene las cosas muy claras, Cole aprende dos o tres cosas sobre el esfuerzo, el hogar, la familia y, al final, la vida.


Cowboy de asfalto (2021)

‘Cowboy de asfalto’ es un drama bien estructurado que, como esa comunidad protagonista de la historia, tiene las cosas muy claras. Tiene muy claro que quiere poner el foco sobre este adolescente que necesita entender el mundo en el que vive y cómo llegará a ser su vida si no toma los caminos adecuados. Así que este foco está puesto y, como digo, funciona muy bien. En parte porque el joven McLaughlin hace bien su trabajo, en parte porque el guion y las imágenes fomentan la incursión en sus pensamientos y emociones. Sucede lo mismo con ese padre aparentemente duro y distante que el espectador calará en seguida, y que está fantásticamente bien llevado por un Idris Elba que siempre ha sabido llevar las cosas.

Pero esta película está lejos de ser sólo un drama individual sobre las individualidades de este adolescente, este padre y su relación. Es también un retrato de una comunidad cuya existencia desconocerán muchos espectadores. Una comunidad que está bien presentada, y que cuenta con intérpretes que pertenecen a ella. Quedarse hasta el final, por cierto, pues sus testimonios completan la historia. No se necesitan epílogos para entenderla, pero la afianza y le añade valor. Conseguirá, además, seguramente, que el espectador quiera saber más sobre esas cuadras, la cultura que habita en ellas y la manera en la que todo esto sigue viviendo en el norte de Estados Unidos.

Confieso que el título de esta película me decía muchas cosas, y ninguna era demasiado buena. Ahora lo entiendo y lo abrazo.


Cowboy de asfalto (2021)

¿A quién puede gustar?

Creo que ‘Cowboy de asfalto’ puede gustar a cualquier tipo de espectador, porque las buenas películas pueden gustar a cualquiera. Quizá los menos inclinados hacia el drama observen ciertos elementos que son muy de película, pero el conjunto respira un realismo contundente. Y ese realismo interesa porque habla del ser humano, de la importancia de encontrar el camino adecuado, de la necesidad de no tirar la toalla con el resto. De la delincuencia a la que se ven abocados miles de adolescentes en una sociedad como la estadounidense, de la pobreza y la insatisfacción.

Y de un tema muy recurrente en el cine de Estados Unidos: la asfixia por sentirse atrapado en el lugar de nacimiento, la desesperación y la necesidad de escapar para así, y solo así, tener un futuro. Esa sensación que ya he sentido antes de que el país de las oportunidades solo tiene oportunidades para unos pocos la vuelvo a sentir aquí. Con bastante fuerza. Porque ‘Cowboy de asfalto’, aunque con ciertos excesos en momentos muy puntuales, tiene fuerza.

¿Te interesa todo esto? ¿Te reconoces en estas líneas? Entonces ‘Cowboy de asfalto’ puede gustarte. Se estrena el próximo viernes 2 de abril en Netflix.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

Las claves del éxito de María Becerra

Previous article

La vida después de ‘Juego de Tronos’: HBO ata a George R.R. Martin para los próximos 5 años

Next article

You may also like

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cine