Fisherman's Friends (Música a bordo)
0
6

Fisherman's Friends (Música a bordo)

Lo mejor
  • Ese grupo de marineros que consiguen transmitir todo lo que es Cornualles y todo lo que significa vivir junto al mar
  • Acercarnos de la manera en que lo hacemos a las tradicionales salomas, que se cuelan en nosotros tanto que nos unimos con alegría y compromiso
  • La bella fotografía de la película
Lo peor
  • Algunas historias tienen más fuerza que otras, y aunque una única historia domina al resto, son muchas las que tienen un peso importante en el desarrollo de la película

‘Fisherman’s Friends (Música a bordo)’ se estrena el próximo viernes 15 de enero en Movistar+. Esta comedia británica, que cuenta con todos los elementos propios de las comedias británicas, narra la historia de diez marineros que, por su carácter auténtico y también por su talento, llegaron a lo más alto de las listas de éxitos musicales del país. Lo hicieron cantando salomas, el canto clásico de los hombres y las mujeres de la mar. Inspirada libremente en una historia real, ‘Fisherman’s Friends’ está dirigida por Chris Foggin, escrita por Piers Ashworth, Meg Leonard y Nick Moorcroft, y protagonizada por nombres que conocemos, como James Purefoy, Daniel Mays o Tuppence Middleton. De la preciosa fotografía de la película se encarga Simon Tindall, mientras que la música fundamental corre a cargo de Rupert Christie.

Así es ‘Fisherman’s Friends (Música a bordo)’

Cuando Danny (Daniel Mays) llega a un pequeño pueblo de Cornualles para celebrar una despedida de soltero, se topa con una comunidad muy auténtica. Danny es un hombre joven, londinense. Un empresario que no quiere ataduras y que no ha sentido nunca demasiado respeto por las comunidades pequeñas, pero ese pueblo supone un choque para él. Sobre todo, diez marineros que cada día se juegan la vida en el mar, que trabajan de forma honrada, que cuidan de sus familias, de sus amistades, y que, además, conservan su cultura. Esos diez marineros son hombres de mar que disfrutan cantando las tradicionales salomas, y haciendo disfrutar a los demás. Danny, dedicado al mundo de la música, se propone llevar lejos a esos hombres. Se lo promete.

‘Fisherman’s Friends (Música a bordo)’ es una película amable y bonita. Una típica comedia británica para ver cualquier tarde tranquila, especialmente en estos momentos, entre mantas y con un tradicional té de las islas en las manos. Puede gustar fácilmente; tal vez no deje una huella imborrable en el espectador, pero puede hacerle pasar un rato agradable. A veces no necesitamos más que eso; especialmente en estos momentos. La música, el paisaje que se quiere retratar, las acertadas imágenes a las que se recurre para ello, el constante sonido del mar, que nunca se pierde, que siempre lo encuentras cuando quieres buscarlo… Todos los recursos audiovisuales están bien dispuestos para que el espectador se sienta también en ese pueblo de marineros comprometidos y amantes de su tierra.

Los números musicales son un gustazo. Es un gustazo ver a esos hombres como los estamos sintiendo (unos marineros comprometidos y amantes de su tierra) cantando esas salomas a las que pocas veces antes el espectador se habrá acercado de manera tan personal. Y es un gustazo disfrutar de esas salomas, sin más, para quienes disfruten de la música de siempre o de la música en directo. No es que la película gane con esos números musicales naturales a los que apetece unirse: es que vive en ellos. Vive también en ese grupo variopinto de marineros que desprende autenticidad en todas sus acciones.



La historia tras la película

‘Fisherman’s Friends (Música a bordo)’ está inspirada libremente en una historia real. Ese grupo de marineros realmente llegó a hacerse un hueco en la música británica, hace unos años. Hay mucha ficción que completa la historia, añadiendo pinceladas de romanticismo o ese viaje personal tan característico de los personajes como Danny. Si bien nada de esto sobra, ni tampoco molesta, creo que nunca llega a interesar tanto como interesa el mar y sus marineros. Esa es la verdadera historia. La relación que los une, la relación con la música, lo que significan esas salomas de siglos pasados.

También el acercarnos a una forma de vida con la que podemos identificarnos fácilmente. Porque sus principios y sus valores son los ideales: familia, amor, amistad, honestidad, trabajo honrado, respeto por una cultura antigua. Siento que ‘Fisherman’s Friends’ es una manera de reivindicar el carácter auténtico de un grupo de personas que compiten contra “grupos de pop prefabricados” en la “época de Factor X”. Sin menospreciar esto último, sin renunciar a esto último, pone en valor lo primero. Por eso, entre otras cosas, es agradable de ver. En un momento en que nos hemos fijado más que nunca en las pequeñas comunidades que sobreviven al tiempo, en un momento en que apetece unirse a ellas y quizá vivir de manera más sencilla, y valorar a nuestros mayores, apetece encontrarse y disfrutar de historias así. Historias con 500 años de historia.


Fisherman's Friends (Música a bordo)

Descubriendo Cornualles

Descubriendo que emmet es una palabra que los habitantes de Cornualles usan para referirse, de manera despectiva, a las personas llegadas de otras partes de Inglaterra, especialmente de las grandes ciudades, para invadir sus pequeños pueblos con sus segundas residencias y un estilo de vida que nada tiene que ver con ese territorio. ‘Fisherman’s Friends’, sin ser, desde luego, un retrato documental de ese lugar, sí nos permite aproximarnos a este modo de vida propio y también disfrutar de sus paisajes, de una tierra que buscan proteger. Sentimos en estas imágenes un ambiente marinero real, o al menos, claro, el ambiente idílico que todos tenemos en la cabeza. La realidad es más cruda, más dura, aunque también hay aquí pedazos de realidad.

¿A quién va a gustarle ‘Fisherman’s Friends’?

Fisherman's Friends (Música a bordo)

Esta película está pensada para todos los públicos; aunque algunas bromas estén más encaminadas a un público adulto, en general es una película pensada para todos. Y puede disfrutarla cualquier tipo de espectador, siempre desde la premisa de que no es una película inolvidable ni trascendental. Solo es una película amable, agradable, bonita y sencilla de ver, que hará pasar un buen y que, sobre todo aquello que tiene que ver con el Cornualles más auténtico, interesará.

Se estrena el viernes 15 de enero en Movistar+.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

‘Historia de un matrimonio’: un drama sincero y sobrecogedor

Previous article

Crítica de ‘Small Axe: Lovers Rock’: el placer de mirar

Next article

You may also like

Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cine