Críticas (Series)DestacadosSeries

Crítica: ‘El colapso’, nuestro futuro en plano secuencia

0

Esta crítica no contiene spoilers de ‘El colapso’.

¿Qué pasaría si nuestro planeta y nuestra sociedad colapsaran? O, mejor dicho, ¿qué va a ocurrir cuando eso pase? ¿Y cuándo se va a producir ese estallido? De todo esto nos habla ‘El colapso’, mini-serie francesa que se estrena en Filmin el próximo martes 14 de julio. Dirigida y guionizada por Jérémy Bernard, Guillaume Desjardins y Bastien Ughetto, a través de sus 8 episodios nos muestra la evolución de los acontecimientos desde el momento en el que nuestro estilo de vida, definitivamente, se hace insostenible. Todo ello en 8 maravillosos planos secuencia que transmiten a la perfección la angustia que acompaña a cada una de las historias o los pasajes a los que asistimos.

Quizá el mayor acierto de ‘El colapso’ se encuentre precisamente en el formato. El mensaje es potente y el análisis del ser humano y de nuestros límites también. Pero no habrían funcionado de la misma manera si no se hubiera optado por el plano secuencia. Con él, el espectador se convierte en un protagonista más del derrumbe de la sociedad. Lo vive en primera persona, atrapado por una ansiedad que, aunque no es del todo real, se siente como tal. Y presencia el que bien podría ser nuestro futuro más cercano, ahora más que nunca.

La incertidumbre del momento que estamos viviendo hace que ‘El colapso’ impacte más en nosotros. Que lo que en otro momento habríamos entendido como una realidad distópica, lo veamos ahora como un aviso o como una visión de lo que está por venir. El timing, por muchas razones, es inmejorable. Por lo evidente, porque hemos vivido una situación que jamás habríamos imaginado. Pero también porque estamos observando con nuestros propios ojos cómo, realmente, nuestras sociedades hace tiempo que dejaron de ser sostenibles. Y cómo, sin hacer demasiado ruido, nos acercamos al precipicio que tan bien representado aparece en la serie francesa.

8 episodios, 8 planos secuencia


'El colapso'
Foto: Audrey Fleurot

Me confieso una entusiasta del formato. De esas que, viendo ‘1917’ en el cine, tuvieron el vello erizado de principio a fin. Supongo que porque me sorprende la naturalidad con la que los directores logran superar un reto que a mí me resulta imposible. Coordinar y coreografiar a un equipo compuesto por decenas o cientos de actores, que están en el lugar concreto en el instante adecuado. Sin que nada falle, como si estuviéramos en una obra de teatro a gran escala. O como si, realmente, nos colásemos en la vida de otras personas. Esto último es lo que siento desde que entramos en el supermercado de Omar en el primer episodio hasta que escuchamos el mensaje de advertencia en el último.

Con este formato, al convertirnos en testigos directos, la angustia se palpa de principio a fin. Y la tensión se apodera de nosotros durante todo el visionado. Como espectadora pasional que soy, me he encontrado en varias ocasiones pegada a la pantalla, incluso pidiendo a gritos a los protagonistas que tomaran una u otra decisión. También he sentido un nudo en la boca de mi estómago, que se ha deshecho en lágrimas, al contemplar el infierno de un Marco que mantiene su humanidad intacta. Y que, precisamente por eso, sufre más que el resto. ‘La residencia’ ha sido para mí uno de los capítulos más reveladores, más intensos y más especiales de ‘El colapso’. Un diamante agridulce que no consigo sacar de mi mente.

La utilización del plano secuencia trabaja en pos de generar esa tensión y esa angustia de la que hablaba. Pero también nos entrega una visión más realista y más humana de las diferentes historias. Más cercana. Ahí reside otro de los grandes aciertos de la serie. Meternos de lleno para impactar en nosotros. Para tocar conciencias y almas. Y para instaurar una preocupación que se clava en nuestro cerebro y en nuestro pecho desde el primer episodio.

Brilla más allá del formato


El colapso
Foto: Bastien Ughetto

Por lo poco común que es, sobre todo en series, el plano secuencia se lleva gran parte de nuestra atención. Y es lógico. Pero el resto de los elementos que componen ‘El colapso’ también funcionan, llegando a brillar en algunos de los casos. Empezando por un guion acertado, que nos va mostrando el declive del ser humano a través de pasajes perfectamente escogidos. En ellos estudiamos las diferentes reacciones ante el caos y la adversidad, los valores que se mantienen y los que no, las relaciones que perduran y las que no se sostienen con el tiempo, las prioridades de los seres humanos… En definitiva, nuestro interior cuando es puesto a prueba.

Una de las razones por la que estos relatos funcionan tan bien y son tan creíbles, tan reales pese a situarse en un escenario desconocido aún para nosotros, la encontramos en el reparto. Todos y cada uno de los actores, que van tomando roles protagonistas en los diferentes episodios, nos entregan interpretaciones brillantes y estremecedoras. En las que el dolor, el miedo y la desesperación se contemplan en sus miradas o en sus expresiones perdidas. Quizá el mejor ejemplo lo encontremos en ‘La isla’, donde rozamos la angustia de su protagonista; la sentimos, entre gritos de dolor y respiraciones que emanan pánico.

No creo que haya nada que falle en ‘El colapso’. Quizá unos episodios conecten con nosotros más que otros. Pero supongo que esto es comprensible, normal, teniendo en cuenta que en cada uno de ellos se tocan aspectos diferentes. De ahí que, para mí, ‘La residencia’ sea el más especial, por su humanidad y por el espacio que da a una parte de la sociedad que siempre olvidamos.

Pero lo cierto es que ninguna de las historias me ha dejado fría o indiferente. Ninguna me ha aburrido o me ha resultado ajena. Y en todas creo haber recibido el mensaje y los sentimientos que le acompañan. Sí, ha sido un visionado notable, a la altura de las expectativas que se habían generado en mí.

'El colapso'

7.5

Lo Mejor
  • Plano secuencia
  • Realismo, análisis del ser humano y sus límites
  • Guion
  • Interpretaciones
Lo Peor
  • El no saber qué ha sido de ellos
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

’60 días dentro’, tu nuevo programa favorito en Netflix

Previous article

El potencial y la calidad de las series originales de Atresplayer Premium

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up