60 días dentro
netflix.com

’60 días dentro’ es ese típico programa que te verías en canales como Mega o Be Mad de madrugada. Un programa de esos que ves capítulos sueltos (y los mismos) una y otra vez. Pero la suerte que tenemos es que ’60 días dentro’ está en Netflix así que te puedes hacer un maratón de estos que quitan el hipo. Si te gustan este tipo de reality americanos donde cada situación es más surrealista que la anterior, no tienes tiempo que perder.

Porque si me pidieran que describiera ’60 días dentro’ lo haría diciendo que es una “americanada”. Siete voluntarios (inocentes) se ofrecen para entrar en una cárcel de Indiana. Esta es una cárcel bastante problemática y el sheriff Jamey Noel quiere conocer qué ocurre cuando los guardias no están presentes y cómo pueden mejorar las condiciones de su cárcel. Ahí entran los voluntarios. Son una especie de topos que después de vivir 2 meses en esta cárcel tendrán que trasmitirle al sheriff toda la información útil posible.



Todos los concursantes tienen distintas motivaciones para entrar. Por ejemplo, Zac quiere ser agente de policía por lo que cree que esta experiencia le será útil para su formación. Otra voluntaria, Barbará cree que la cárcel no es lo bastante dura, al igual que otro concursante, Robert. Ay, Robert… No vamos a hacerte spoiler, pero quédate con su nombre. Todos ellos pasan por distintas experiencias en el programa, módulos más conflictivos que otros, palizas, abandonos, etc. Una forma muy divertida de ver ’60 días dentro’ es acompañado y apostar a ver quiénes duraran más o menos o a quiénes les irá peor. Os vais a sorprender.

Pero al final, aunque tenga sus cosas cómicas y, por supuesto, momentos guionizados, es una buena forma de comprobar como es el interior de una cárcel en EE.UU. Los participantes son tratados siempre como reclusos reales (ya que el resto de los agentes no saben quiénes son) así que viven las mismas experiencias e injusticias que el resto. En ese sentido es un programa duro y que no esconde lo que ocurre de verdad tras los barrotes. Si eres sensible al contenido violento, sangre o sufres alguna enfermedad mental, este programa no deberías verlo al menos no sólo.  

Paula Robaina
No puedo ser piloto así que intento ser periodista de motor. También escribo sobre cine, series, libros y cómics cuando me apetece escaparme de los circuitos. Lights out and hoist the colours

Pause vuelven con ‘We Can Not Rewind’

Previous article

Crítica: ‘El colapso’, nuestro futuro en plano secuencia

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Domingo