Críticas (Series)DestacadosSeries

Crítica: la segunda temporada de ‘The Twilight Zone’ sigue la estela de la primera

0

Esta crítica no contiene spoilers de ‘The Twilight Zone’ y se ha realizado habiendo visto los dos primeros capítulos de su segunda temporada.

‘The Twilight Zone’ regresa con una segunda temporada que mantiene la forma y la esencia de la primera. Capítulos autoconclusivos en los que el espectador se mueve por esos límites de la realidad que explora la serie. A través de historias que comienzan como algo aparentemente ordinario, pero en las que en seguida apreciamos los elementos paranormales. Al igual que ocurría con su primera entrega, el terror como tal no está presente. Más bien el misterio, aunque en estos dos primeros capítulos no me he topado con ninguna revelación especialmente sorprendente. Lo que he visto entraba dentro de lo esperado, pero me ha resultado cómodo y agradable, pese a que me hubiera gustado encontrarme con algo más de oscuridad.

Esta segunda temporada o, al menos, sus dos primeros episodios, sigue manteniendo también la irregularidad que caracterizó a la primera. Es la otra cara de la moneda de los capítulos independientes. Al afrontar una historia nueva, con nuevos conflictos y dilemas y nuevas áreas exploradas, en cada episodio, la atracción del espectador va descendiendo y aumentando como si de una montaña rusa se tratase. Aunque sólo he podido ver el arranque de esta nueva entrega, ya he apreciado esa enorme distancia entre un episodio y otro. Y, en consecuencia, he visto como mi atracción y me atención variaban también entre el primero y el segundo.

Lo que continúa siendo una delicia en esta nueva temporada de ‘The Twilight Zone’ es contar con Jordan Peele en el papel de narrador. Y explorar esos límites de la realidad de distintas maneras, retando también al espectador a adelantarse a lo que está viendo. Y a preguntarse a sí mismo qué decisiones tomaría. Igual que ocurría en la primera entrega de la serie, en el capítulo protagonizado por Kumail Nanjiani, aquí se nos plantea un dilema tan clásico como el siguiente: si tuvieras un poder que mejorase una parte de tu vida, pero arruinase la vida de otras personas, ¿qué harías con él?

No es el mejor arranque


The Twilight Zone
Foto: CBS

Pese a que el primer episodio clava la estética oscura y atemporal de los misteriosos internados, no supone el despegue satisfactorio que a los espectadores les gustaría encontrar. Al contrario de lo que ocurría con el piloto de la primera temporada, un capítulo inquietante y completo, aquí nos topamos con una trama medianamente predecible y algo vacía. Una trama que vuelve a explotar tópicos adolescentes que tenemos demasiado quemados, a los que intenta darles una vuelta también demasiado vista. De ahí que el ánimo tras este primer visionado sea algo decadente. Sobre todo para quienes, como yo, esperaban encontrarse una historia retadora, más compleja, más elaborada y que se saliera algo más de lo típico y los tópicos.

De cara a atrapar al público, probablemente hubiera sido mejor arrancar con el segundo episodio. Un capítulo en el que el misterio es, al menos, más llamativo. Y en el que se nos presenta un dilema al que sí cuesta encontrarle una conclusión clara. En él, también hay algún giro bien conseguido, que se puede ver venir, pero no con tanta claridad como vemos lo ocurrido en el primer capítulo. Y, desde luego, deja con ganas de ver un episodio más, de descubrir qué historia bizarra nos vamos a encontrar en la siguiente narración de Jordan Peele. Esa pequeña intriga, ese ‘a ver qué locura se han sacado ahora de la chistera’, es lo que le falta al arranque de la segunda temporada de ‘The Twilight Zone’. Pero imagino que si has llegado hasta ella, no te darás por vencido en el primer episodio.

¿Sigue faltando?


The Twilight Zone
Foto: Dean Buscher/CBS

La eterna pregunta con esta serie. ¿Falta algo más de misterio? ¿Le sentaría bien una dosis de terror? La respuesta, como todo, dependerá de quien la dé, del espectador que hable en ese momento. Para mí, ‘The Twilight Zone’ ganaría mucho si no se quedara en un territorio a veces tan plano. Si se atreviera a generar un mayor ‘miedo’ o una mayor alerta en el espectador. Y con ello no hablo de sustos. Hablo de la angustia que sí está presente en capítulos como el ya mencionado piloto de la primera temporada. Y que no encuentro en ninguno de estos episodios.

La idea de unir la realidad con sucesos paranormales, súperpoderes y demás es buena y funciona, pero se queda a medio gas. Algo a lo que también contribuye la irregularidad que viene fomentada por la propia concepción de la serie, que apuesta por pequeñas historias sin mucho desarrollo, en vez de por una gran trama bien asentada y construida.

‘The Twilight Zone’ sigue siendo un visionado cómodo, de esos que se pueden prolongar durante una tarde sin llegar a resultar excesivo en ningún momento. Ahí está el aspecto positivo de las historias autoconclusivas, que nos permiten saltar de un episodio a otro sin causar hastío. Su segunda temporada se estrena el próximo 19 de octubre en Syfy.

'The Twilight Zone'

5.7

Lo Mejor
  • Jordan Peele como narrado omnipresente y omnipotente
  • El segundo capítulo
  • Los diferentes enfoques de lo paranormal, la propia premisa de la serie
Lo Peor
  • Sigue siendo irregular
  • Primer capítulo no demasiado atractivo
  • Falta algo más de misterio
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

‘La vida secreta de los extremistas’, de Julia Ebner: el libro perfecto para comprender el auge de los grupos radicales

Previous article

Crítica: ‘The Undoing’, una historia de suspense de las que siempre apetece ver

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up