CineCriticas (Cine)Destacados

Crítica: ‘Un Verano Inolvidable’ es bonita de ver

0
5.9

Un verano inolvidable

Después de la muerte de su padre, tres hermanas (Lou, una joven de dieciséis años, Charly que tiene poco más de veinte años y Emmie, que es una niña) deben mantener a flote Immenhof, la granja de caballos familiar. Juntas deberán superar todo tipo de adversidades para poder conservar su querido hogar, en bancarrota. La clave está en un precioso caballo de carreras.

LO BUENO
  • La Banda Sonora es preciosa.
  • La fotografía merece mucho la pena.
  • Todo lo que hable del buen trato a animales siempre suma.
LO MALO
  • El trío amoroso adolescente.
  • Hay tramas que pasan volando y te quedas a medias.

¡Qué bonito ha sido verte! Sin mucha más pretensión que mostrar lo que eres… ‘Un verano inolvidable’ te acuna el corazón.

‘Un verano inolvidable’ (“Immenhof – Das Abenteuer eines Sommers”) es una producción familiar de aventuras escrita y dirigida por Sharon von Wietersheim. La película supone una puesta al día de la popular saga de películas alemanas “Immenhof” estrenadas en cines entre 1955 y 1974.

Este largometraje está protagonizada por la actriz y modelo Leia Holtwick, junto a Max von Thun (“El destino de un príncipe”) y Valerie Huber (“Party hard, die young”), entre otros. Y nos cuenta la historia de tres hermanas (Lou, una joven de dieciséis años, Charly que tiene poco más de veinte años y Emmie, que es una niña) que tras la muerte de su padre deben mantener a flote Immenhof, la granja de caballos familiar. Juntas deberán superar todo tipo de adversidades para poder conservar su querido hogar, que está en bancarrota. La clave está en un precioso caballo de carreras.

Es una historia como las de siempre. Ya la conocemos. Pero está tan bien cuidada…que no te importa volver a ver algo que ya sabes cómo va a terminar. Qué va a ocurrir a lo largo de su historia. Los puntos de giro y la conclusión final. Gran parte de culpa, del recorrido bonito que vivimos, la tiene tanto la fotografía como la banda sonora. Ambas te arrastran por la historia sin que resulte un camino exhausto. Dejando que la emoción te invada en ese preciso instante en el que le debes dar permiso a tu lágrima.

‘Un verano inolvidable’ es sencilla pero honesta.



La familia

Me gusta hablar de los hermanos. De los que se apoyan sin limitación. Aquellos que mantienen, por encima de todo, esa relación de complicidad. Hace que la vida sea un poquito más sencilla. Y que uno creo más en la empatía y en la solidaridad.

‘Un verano inolvidable’ nos muestra una familia de tres hermanas que han perdido a su padre. Y, como pocas veces sucede, no hay un drama imperdonable entre ellas. Simplemente el dolor de haber tenido que comenzar de cero sin la figura de protección. El dolor de ver cómo el trabajo de toda una vida está a punto de desaparecer.

Lou es quién más muestra su dolor. Charly tiene demasiado peso encima y Emmie, la pequeña, solo intenta hacer más fácil la vida de sus hermanas. Y aunque no lo parezca, se equilibran. Y equilibran la historia. Hay una construcción sencilla de personajes pero que crean algo inquebrantable.

Las tres se compenetran. Se conocen. Se saben respetar y manejan bien los tiempos que cada una necesita. Trabajan en equipo sin tregua. Luchando a contracorriente.



El amor a los animales

Toda película suma si el aprendizaje viene enfocado al cuidado que debemos prestar a los animales. En este caso, hablamos de caballos. De los de competición. Aquellos que sufren y que padecen por intereses económicos. Donde dejan de ser un ‘ser vivo’ para convertirse en máquinas de alta precisión.

Lou tiene una relación realmente especial con Holly. Holly es la yegua que hizo de su padre un inmejorable campeón. Y de pronto, de la nada, aparece ‘Cagliostro’. Un semental de 10 millones de dólares que será el fin o no de la familia de Lou.

Dentro de ‘Un verano inolvidable’ intentan enseñarnos que cualquier negocio debe de registrar permanentemente su lado humano. Que debe prevalecer el bienestar, la comprensión y la salud. No debemos anteponer una cuenta bancaria. Debemos ser leales con nuestro pasado.

Un trío amoroso demasiado rápido

Esta parte es la que más chirría. El trío amoroso adolescente que vive unos saltos en la trama que te descolocan. Va demasiado rápido. A destiempo. Y en momentos te saca de la historia. Y si no fuese por la banda sonora, nos sentiríamos completamente perdidos y fuera de lugar.

Lou tiene un amigo pero llega otro de la gran capital. Y ocurre una pelea de gallos absurda y que no tiene nada que ver con la trama principal. Y ocurre a destiempo. A salto de mata. Hubiese sido mejor darle esos minutos al arco real de toda la historia. Olvidarnos de un amor adolescente puede tener remedio.



La banda sonora

Es lo mejor de la película. Cuando una escena no tiene sentido, llega la música y te encarrila de nuevo. Con una sensibilidad extrema. 

Hay bandas sonoras que mantienen una historia. Y aquí es lo que sucede. La aventura que vives junto a los personajes adquiere mucho más peso. Incluso delicadeza. El paisaje toma un cariz de perfección. Es un diez, absolutamente. Es la necesidad de que ese tema que está sonando se mantenga a lo largo de toda la historia. Casi como un mantra sanador.

‘Dime quién soy’: nuevas imágenes de la ficción de Movistar+, que llega en otoño

Previous article

‘Infiltrado en el KKKlan’, una gamberrada visionaria más de Spike Lee

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cine