EntrevistasEntrevistas (Música)Música

Desvariados: “Cada tema es como un pequeño mundo”

0

El grupo Desvariados se vio obligado a retrasar su nuevo disco ‘Víctimas del sueño americano’ por culpa de la situación provocada por la pandemia. Hemos hablado con Adrián, miembro y cantautor del grupo, para que nos cuente como ha sido el proceso de creación de este nuevo trabajo y como le afectó la pandemia.


MEW Magazine (MW): ¿Cómo estás? ¿Cómo estas pasando la cuarentena?

Adrián: Afortunadamente, mi familia y la gente cercana está bien de salud, no nos ha afectado, eso es lo importante. Anímicamente se empieza a hacer un poco duro ya, como a todos. Ya por lo menos podemos salir un poco a la calle. Se me ha pasado más o menos rápido, como un mal sueño.

MW: ¿Crees que la percepción de la gente sobre la cultura y la música va a cambiar después de lo que ha ocurrido?

Adrián: Debería cambiar tanto la percepción de la cultura como el modelo de vida que tenemos. Las cosas a las que les estamos dando importancia, que hemos echado de menos no son materiales sino canciones, experiencias…La música, la cultura y el cine si ha contribuido que la gente se distraiga y se entretenga y hay que tenerlo en cuenta. Pero no solo a nivel de la cultura sino creo que debe cambiar el tipo de vida que vivimos y a qué damos importancia.

MW: ¿Cómo fue para vosotros tener que retrasar el álbum por la pandemia?

Adrián: Al final lo importante es la salud y la familia, pero llevamos trabajando un año desde que empezamos a maquetar y nos pegamos una paliza terrible para cumplir los tiempos, no queríamos perder tiempo. Pero de repente te echan el freno de mano y se queda el disco parado, todos los planes se van al traste, de primeras es una hostia considerable. Ahora con el tiempo lo relativizas un poco. También nos ha dado tiempo de sacar adelantos. Intentamos verle el lado positivo y pensar que tendrás más recorrido respecto a promoción.


Ahora con el tiempo lo relativizas un poco.


MW: ¿Cómo habéis sentido que ha sido la acogida del público a los singles que habéis lanzado?

Adrián: La sensación es que ha sido muy buena. Teníamos muy claro lo que queríamos hacer, con los años sabemos cual es nuestro target de público, lo que esperan de nosotros. La acogida ha sido muy buena tanto por la gente que ya nos conocía como por la que ha llegado nueva.

MW: ¿Qué cosas nuevas pueden encontrar vuestros fans en este álbum?

Adrián: Hemos intentado hacer un catalogo de sonidos, cada tema es como un pequeño mundo. Esta vez hemos intentado abrir bastante nuestro espectro, hay temas muy cañeros en la línea de los anteriores, pero también hay temas en los que hemos buscado sonidos diferentes. Abarcamos muchos más estilos, siempre con un hilo argumental muy sólido. Además, la portada es genial, tiene un diseño muy chulo.

MW: ¿De dónde salieron las ideas para ese diseño?

Adrián: Siempre nos gusta trabajar con dibujantes para completar el trabajo de portadas. Creemos que el disco debe ser una pequeña obra de arte así siempre hemos dado gran libertad a los dibujantes. Esta vez trabajamos con Oskar Benas y nosotros le contamos el titulo y le dijimos que queríamos crear una especie de universo. El propuso el diseño final de la portada y nos moló la idea. Le dimos bastante libertad para hacer todo.

MW: ¿Qué facetas nuevas como grupo habéis descubierto creando ‘Víctimas del sueño americano’?

Adrián: Hemos aprendido un poco a tener rutinas porque a veces esperas que te llegue la inspiración divina y con el paso del tiempo te das cuenta de que si trabajas esa parte tuya y la provocas puedes tener resultados. Hemos aprendido a trabajar marcándonos unos tiempos y no a esperar a que vengan las ideas sino a ir a buscarlas nosotros.


Hemos aprendido a trabajar marcándonos unos tiempos y no a esperar a que vengan las ideas sino a ir a buscarlas nosotros.


MW: ¿Qué ha sido lo más difícil del proceso de creación de este álbum?

Adrián: Alguna canción se nos atascaba siempre o no sabíamos por dónde tirar. Lo más complicado al final ha sido no sacarlo.

MW: ¿Cuál es para ti la canción más especial del álbum?

Adrián: A mi me flipan todas, para mi todas tienen un porqué. Todo lo que hay en el disco son cosas que me han pasado o que siento, todas son una espinita de cosas que he vivido. Pero si es verdad que la que cierra el álbum, que en un principio se iba a quedar fuera por lo diferente que es, es una canción que me toca mucho y que va a ser de esas que de repente en un concierto te va a joder cantarla porque te mete una hostia en la cara. Esa es la que más me gusta y la que más me duele.

MW: ¿Cómo es el proceso de descarte de canciones? ¿Cómo eliges cuáles están y cuáles no están el álbum?

Adrián: Somos muy de quedarnos con la primera sensación y si algo no nos emociona de primeras lo descartamos rápidamente.


Somos muy de quedarnos con la primera sensación y si algo no nos emociona de primeras lo descartamos rápidamente.


MW: ‘Víctimas del sueño americano’ ¿Da el disco nombre al single o viceversa?

Adrián: El single da nombre al disco, pero más bien es la frase esa. Es una de las canciones que escribí para el álbum y cuando hubo que ponerle nombre al disco me parecía que englobaba muy bien todo. Englobaba todo el concepto del disco. Y luego a nivel personal somo la generación que se ha llevado esa hostia (la del sueño americano), estudia, tendrás un futuro, persigue tus sueños y luego es todo mentira.

MW: Habéis participado en conciertos “virtuales” ¿Qué sensaciones se te quedan respecto a un concierto real?

Adrián: De primeras se hace bastante raro y de hecho a mí me contactó la primera plataforma que lo hizo y fui el primero, el primero de España en hacer esta movida. De hecho, me sacaron en la tele. Te enfrentas a algo que no es nada aparentemente, porque no ves a nadie, pero ese día había como mil personas viéndolo. La sensación al principio es rara y ha medida que he hecho alguno más le he cogido el gusto, la gente siempre te da su feedback por mensajes.

MW: ¿Cómo animarías a la gente que no os conoce a escuchar este trabajo?

Adrián: Yo les diría que pierden muy poquito tiempo de su vida, el disco dura unos 35 minutos. Y los cuatro singles duran 15 minutos así que se lo pueden poner cuando van a comprar y a la que vuelvan van a tener ganas de más. Es bastante digerible y a pesar de la historia que contamos te hace animarte y te hace venirte arriba.

Paula Robaina
No puedo ser piloto así que intento ser periodista de motor. También escribo sobre cine, series, libros y cómics cuando me apetece escaparme de los circuitos. Lights out and hoist the colours

‘Volcano Man’, primer adelanto de la película inspirada en Eurovisión de Netflix

Previous article

‘Cemento’, un nuevo adelanto de ‘Andévalo’ de Beladrone

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Entrevistas