DestacadosEn Profundidad (Series)Series

‘El descubrimiento de las brujas’: resumen de la primera temporada

0

Será el próximo jueves 28 de enero cuando la segunda temporada de ‘El descubrimiento de las brujas’ llegue a Movistar+. Han pasado más de dos años desde el estreno de la primera entrega, que también está disponible en la plataforma desde el pasado 1 de enero. Esa segunda parte ha tardado en cocerse, pero viendo de nuevo esa primera temporada lo que nos sale pensar es que la espera merece la pena. Que esta trilogía literaria de Deborah Harkness tiene que adaptarse de la mejor forma posible. Así que para que también los espectadores disfruten de esta trilogía de la mejor forma posible, vamos a recordar los principales acontecimientos de la temporada que funciona como origen.

¿Quién es Diana y qué pasa con su poder?

Diana Bishop es una historiadora, ella misma lo dice desde el principio. Está en Oxford para continuar con sus estudios sobre alquimia, siempre cerca de los mejores trabajos de investigación, pues ha demostrado talento e interés en ello. Pero también es una bruja que proviene de una familia de brujas ancestral, y aparentemente de gran poder. En ella no vemos ese poder. Diana ha renunciado a sus habilidades mágicas, y además asegura que ni siquiera tiene demasiadas.

Poco a poco, sin embargo, vamos comprendiendo que Diana sí tiene poder. Pero es una magia que responde a un deseo instintivo: aparece cuando Diana la necesita. Necesitaba el Ashmole 782, así que apareció. Necesitaba coger un libro de una estantería alta, así que el libro cayó. Con fuerza, porque Diana no lo controla. Y tiene tanto poder que consigue desatar el llamado “viento de bruja” cuando es atacada. Tiene tanto poder que consigue que llueva; “agua de bruja”, lo llaman. Diana es una bruja poderosa, pero su poder, también lo vamos comprendiendo, está dormido.

Eso es así porque ha estado hechizada. Su poder ha estado atado con hilos invisibles de magia, por eso sueña que se encuentra atrapada entre telas de araña. Hacia el final de la temporada, descubrimos que fueron sus propios padres quienes, poco antes de fallecer, la hechizaron, cuando ella apenas era una niña. Para dormir su poder, para que éste fuera invisible, imperceptible. “Cuando era mayor, conoció al Príncipe de las Sombras…”, le explicaba su madre, a modo de cuento, durante el ritual. Un ritual por el que ligaron ese poder a la necesidad, y de alguna manera a Matthew. A su necesidad por Matthew.

Es Matthew quien descubre, además, que Diana tiene cada marcador genético que hayan visto con anterioridad en una bruja. Esto significa que puede dominarlo todo. Que puede ser muy poderosa.


Teresa Palmer en El descubrimiento de las brujas
Diana Bishop

Lo que sucede con el Ashmole 782

Es el libro que da inicio a todo en ‘El descubrimiento de las brujas’. Se trata de un manuscrito escrito por un antiguo alquimista inglés. Diana lo necesita para su investigación académica, no tiene nada que ver con la magia, pero en cuanto lo abre se desata un poder que no comprende. La deja en la mano una cicatriz, parece que absorbe la tinta escrita. Diana decide devolverlo, pues no quiere involucrarse con ningún asunto mágico.

Pero la voz se corre: una bruja ha conseguido invocar el Ashmole 782. Es importante porque lleva siglos perdido. Lo buscan los vampiros (Matthew), lo buscan el resto de brujos, todas las criaturas. Según se ha compartido de generación en generación, este manuscrito contiene los primeros hechizos de las brujas, los que podrían explicar cómo crearon a los vampiros, su existencia misma. La existencia de todas las criaturas. Por este manuscrito, Diana se enfrenta a los de su clase. A su antes amiga Gillian, que trata de convencerla de que vuelva a invocarlo. A Peter Knox, el líder de la comunidad de las brujas y los brujos, que insiste empleando amenazas y violencias. Quiere el manuscrito. Pero, a pesar de los empeños de todos ellos, no vuelve a aparecer. Al menos, no como pensaban.


El descubrimiento de las brujas - Ashmole 782

Diana Bishop y Matthew Clairmont

Es la historia de amor sobre la que se sustenta ‘El descubrimiento de las brujas’. Entre ellos hay una atracción inmediata, y la confianza va surgiendo poco a poco. Diana comprende que Matthew no tiene malas intenciones con ella, y Matthew en seguida queda fascinado por Diana, por su poder, pero sobre todo por cómo es como persona, al margen de la magia. Pero es un vampiro, y siente un fiero deseo por ella. En un principio, no sabe si puede controlar ese deseo de hacerse con su sangre. Necesita escapar, por tanto, de Oxford, cuando todavía no se han acercado lo suficiente.

Pero Matthew vuelve, y con su vuelta se inicia su relación. Surge de manera natural. Tienen que colaborar juntos para averiguar qué sucede con el Ashmole 782, y además tienen que proteger a Diana, incapaz de controlar y usar su magia. Matthew se convierte en su protector, y cuando ésta es atacada por los brujos decide sacarla de Oxford. Para entonces, los sentimientos de ambos están claros.

Se marchan a Francia, donde vive Ysabeau de Clermont, su madre. Las tías de Diana le advierten del peligro: Ysabeau es conocida por haber arrasado aquelarres enteros. Lo que no le cuentan es que el marido de Ysabeuau, también vampiro, fue asesinado por brujos, y que entonces la desconfianza y el odio de esta aumentó hasta el extremo. Ysabeuau, sin embargo, sabe ver, con el paso de los días, el valor y el corazón de Diana. Y cuando ésta y Matthew deciden unirse, unirse de verdad, unirse con la intención de formar un “para siempre”, la acepta como una hija más y jura protegerla.


Ysabeau
Diana e Ysabeau, en Francia

Durante su estancia en Francia, en territorio de la familia Clairmont, descubrimos que Matthew estuvo, hace quince siglos, casado. Teme que Diana llegue a conocer su pasado, todo lo que ha hecho, todo lo que ha padecido, pero Diana no siente prejuicios cuando se trata de él. Y acepta la existencia de la que una vez fue su familia: Blanca, su mujer, Lucas, su pequeño hijo. Ambos fallecieron. Matthew nunca llegó a superarlo, y nunca llegó a entregarse a otro ser… Hasta que apareció Diana.

Pero su relación está prohibida por la Congregación, la organización de todas las criaturas que debe mantener el orden en su mundo oculto a los ojos de los humanos. Ellos están decididos a ir hasta el final, pues no comprenden esas reglas intolerantes que separan solo por pertenecer a razas distintas. Suena muy a nuestro mundo, la verdad. Diana y Matthew deciden enfrentarlas, y deciden mantenerse unidos. Pero Francia ya no es un lugar seguro, así que se marchan a Madison, donde viven las tías de Diana, donde tienen el territorio la familia Bishop. Con la protección de Badlwin, el hermano de Matthew, que jura interceder tanto como pueda por éstos en la Congregación.

Una vez en Madison, volvemos a saber de Ashmole 782. La casa, que está encantada para que tenga vida propia, expulsa de sus paredes un sobre que escondió el padre de Diana, para que su hija lo recibiera llegado el momento. Contiene el dibujo antiguo de un hombre y una mujer, y la insignia de Matthew. En seguida comprendemos que se trata de ellos, como Diana comprende que su padre escribió en ese Ashmole 782. Él puede ser la razón por la que solo Diana tenía acceso al manuscrito.

También durante su estancia en Madison aparece Juliette, una mujer vampira que tuvo una relación con Matthew décadas atrás. No ha conseguido olvidarlo, pues fue creada para amarlo y ser amada por él. En un ataque de celos y de rabia, consigue herir a Matthew hasta la muerte, pero Diana invoca a los dioses para conseguir salvarlo. La respuesta de éstos es muy sencilla: lo salvarás con tu sacrificio. Así que Diana deja que Matthew la muerda para sanarse con su sangre, y aunque está a punto de no poder detenerse, finalmente lo hace. Ambos están vivos.

Pero necesitan escapar. Necesitan escapar de ese mundo.


El descubrimiento de las brujas
Matthew y Diana

La Congregación

Necesitan escapar porque la Congregación no les dejará en paz. Este organismo es una de los principales bases de ‘El descubrimiento de las brujas’.

Esta Congregación no solo quiere que Diana recupere el Ashmole 782 y se lo entregue: además quieren prohibir que una su vida a la de Matthew, y que Matthew una su vida a la de Diana. Pertenecen a dos de las familias más poderosas del mundo mágico, y no pueden permitir que se unan, porque lo cambiarían todo.

Durante toda la temporada, vemos que esta Congregación está formada por tres criaturas de cada especie. Que los demonios, representados por su líder Agatha, están relegados a un segundo plano, y que la verdadera lucha es entre brujos y entre vampiros. Gebert D’Aurillac, vampiro, quiere destruir a la familia Clairmont, a pesar de ser de su especie. La Congregación sirve para que todos se controlen entre todos, pero no hay camaradería ni buenas relaciones entre ellos. Ni siquiera entre los que forman parte de una misma especie.

En lo que respecta a Matthew y Diana, se producen varios desencuentros. Baldwin, hermano de Matthew, acusa a Knox de querer quedarse el libro para sí mismo; los brujos acusan a Matthew de secuestrarla. Todos actúan movidos por sus intereses personales, razón por la cual Peter Knox y Gebert terminan uniéndose, junto a Satu, para ir tras Diana y Matthew. No les importan las reglas ni tampoco los pactos, lo único que les importa es que nadie tenga más poder que ellos mismos.


Una reunión de la Congregación

Los vampiros

Lo más importante que vemos de Gebert es que durante buena parte de la temporada mantiene secuestrada a una bruja. En realidad, la cabeza de una bruja. “Cuidado con la bruja de la sangre del león y el lobo, porque con ella se destruirá a los hijos de la noche”, le anuncia cada día, a modo de profecía. Gebert sospecha que se trata de Diana, por eso está tan interesado en encontrarla.

Por lo que sabemos de los vampiros, se forman verdaderos vínculos familiares que resisten al paso de los siglos, pero no tienen una conexión demasiado buena con el resto de la especie. Son seres solitarios y egoístas, que han vivido demasiado tiempo y se han trazado su propio camino. La principal motivación de Gebert es acabar con los Clairmont. También entre los vampiros está Domenico, que se alía con unos y otros en busca de un beneficio propio. No tiene principios, ni tampoco reglas, y durante toda la temporada se pasea de un lado a otro haciendo estragos.


Gebert D’Aurillac

Los brujos

Dos cuestiones importantes con los brujos de ‘El descubrimiento de las brujas’. Por un lado, aquello que tiene que ver con Peter Knox, su líder. Knox también persigue sus propios intereses, aunque en la mayor parte de las ocasiones los disfraza de bien común. Miente a Diana, miente a la Congregación, conspira por detrás, manipula, hace daño. No es un buen tipo, y hacia el final de la temporada descubrimos que estuvo directamente implicado en la muerte de los padres de Diana. Knox, además, quiere acabar con los vampiros.

Por otro lado: Satu. Satu es una bruja de gran poder que es llevada por Knox a la Congregación. Le otorga una misión: debe encontrar a Diana. Pero su misión se ve alterada por el interés que Diana despierta en ella, y también porque en seguida entiende que Knox solo la está utilizando. Así que se traza también su propio destino. En colaboración con Gebert, secuestra a Diana y la tortura. Satu asegura que quiere ayudarla, que quiere probar sus poderes, que está de su lado, pero la realidad es que no siente ningún tipo de compasión por ella. La tortura hasta ver en su interior, y descubre un poder tal que sus propios poderes desaparecen. Es ella, por cierto, quien libera a la bruja que tenía secuestrada de Gebert. Esta bruja se refiere a Satu, antes de morir, como “Tejedora”. Tendremos que descubrir qué significa.


Peter Knox y Satu
Peter Knox y Satu

Los demonios

Esta especie resulta ser la más interesante de todas las de ‘El descubrimiento de las brujas’. Han vivido históricamente marginados, y son muchos los demonios que no entienden de su condición, que no encuentran un hueco en el mundo, y que por ello acaban sufriendo graves enfermedades mentales. Tres personajes fundamentales: Agatha, la líder y la representante en la Congregación, su hijo Nat, que lucha por que todos los demonios puedan comunicarse entre sí y así apoyarse, y su mujer Sophie, que es especial.

Es especial porque sus padres fueron brujos. En teoría, esto es imposible, pues es algo más que una mezcla de especies: es una descendencia sin antecedentes. Pero ella es la viva prueba de que se puede. Además, también pronto descubrimos que está ligada de alguna manera a Diana. En su familia, se han pasado de generación en generación una figura de la Diosa Diana, y ha llegado hasta Agatha, que tiene visiones con la persona a la que debe entregársela. Ve a Diana en sueños, y termina llegando hasta ella.


Los demonios - El descubrimiento de las brujas
Hamish, Nat y Agatha; sentada, Sophie

La otra Congregación

Con la ayuda del demonio Hamish, amigo de Matthew, y después de comprender que la persona a la que Sophie busca es Diana, Agatha los pone en contacto. Así que Hamish, Sophie y Nat viajan hasta Madison. También viajan Miriam y Marcus, amiga e hijo de Matthew. Junto con las tías de Diana, la propia Diana y también Matthew, en esa encantada, durante un par de días, tiene lugar una especie de segunda Congregación. Tres demonios (Hamish, Sophie y Nat), tres vampiros (Matthew, Miriam y Marcus) y tres brujas (Diana, Sarah y Emily) pasan tiempo juntos y se ayudan los unos a los otros. No tiene nada que ver con la Congregación que hemos estado viendo hasta ese momento en ‘El descubrimiento de las brujas’.


Sarah y Emily
Sarah y Emily

Sophie le entrega la figura a Diana, y descubrimos que también tiene relación con Matthew. “Es la Bruja Blanca”, dice, “la perdí en una apuesta, en la noche de Todas las Almas”.

Los padres de Diana

Los padres de Diana planean constantemente sobre la historia de ‘El descubrimiento de las brujas’. Sabemos desde el principio que fallecieron, y poco a poco conocemos las circunstancias de su muerte. Matthew lo investiga, y descubre que fueron asesinados por brujos. Desconocemos la razón, pero sí sabemos que los padres de Diana vivían con un secreto, que por eso se marcharon, y que de alguna manera estaba relacionado con su hija, a quien hechizaron para que Knox no descubriera sus poderes.

También sabemos, en los últimos compases, que el padre de Diana era un caminante del tiempo. Esto quiere decir que podía viajar al pasado. También Diana lo es, por eso la decisión que toma, junto a Matthew, para escapar de la Congregación, es buscar otro siglo en el que vivir. Y esto es lo que veremos en la segunda temporada de ‘El descubrimiento de las brujas’: otro siglo.


El descubrimiento de las brujas - Temporada 2

La segunda temporada de ‘El descubrimiento de las brujas’ se estrena el próximo jueves 28 de enero en Movistar+.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

‘Cheer’ en Netflix: De camino a Daytona

Previous article

Mug Cake: fácil, rápido y delicioso

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up