Críticas (Series)DestacadosSeries

Episodio final de ‘Velvet Colección’: colorín, colorado, este cuento se ha acabado

0

Hemos pasado más de cinco años caminando por sus pasillos, enamorándonos de sus vestidos y disfrutando del cuento de hadas de Ana Ribera y compañía. Hemos convertido las galerías en nuestro propio hogar, celebrando sus triunfos y sufriendo con los muchos dramas que también han tenido lugar en ellas. Y ahora ha llegado el momento de despedirse. ‘Velvet Colección’ termina con un episodio final que supone un reencuentro para todos los personajes y un punto y aparte en sus vidas. Las tramas se cierran y abren la puerta a una nueva etapa que nos tocará construir e imaginar de manera individual. 

Con este capítulo de hora y veinte, Movistar+ busca ofrecer a los espectadores un cierre definitivo, ese final de cuento que merecen todas las historias bonitas y cuidadas como la de las Galerías Velvet. Nada de despedidas abiertas o ambiguas. Este reencuentro es un homenaje a todo lo que ha significado y significa la serie y a todos los que han formado parte de ella, también el público. Es un regalo para todos, para los que están dentro y para los que estamos fuera. Una despedida cargada de nostalgia y de amor. 

Toda la esencia de ‘Velvet’ y de ‘Velvet Colección’ se recoge en este capítulo final, una guinda perfecta para este pastel de emociones y sueños que son ambas series. Ana Ribera y Alberto Márquez regresan y se encuentran con la familia que siempre les acoge y con el lugar en el que crecieron y soñaron con un amor (im)posible. Mateo y Clara se quieren apasionadamente. Pedro avanza en su nueva vida. Y este sinfín de personajes que ya son parte de nosotros se despiden con la misma sonrisa y las mismas lágrimas que quedan en el rostro y los ojos del espectador. 

Colorín, colorado… 

Si tuviera que definir ‘Velvet’ y ‘Velvet Colección’ con pocas palabras me limitaría a afirmar que es un cuento. Como los que nos leían cuando éramos niños o los que nos cuenta Walt Disney en sus películas, pero mucho más cercano. Porque aquí la ‘princesa’ es una costurera sometida que casi no tiene derecho a soñar y que está completamente enamorada del verdadero príncipe, el heredero de las galerías en las que trabaja. Y porque aquí los villanos no son brujos ni brujas, son personas de carne y hueso. Pero la esencia está ahí y el final feliz, por supuesto, también. 

El último es un episodio en el que los sentimientos pesan mucho más que el resto. Aunque también hay trama y hay línea argumental, no importa tanto lo que ocurre, sino cómo ocurre. Como se vuelven a ver las caras amigos que llevaban años sin encontrarse, cómo han crecido esos personajes que conocimos en la primera temporada de ‘Velvet’ y aquellos que llegaron un poco más tarde, con el lanzamiento de ‘Velvet Colección’. Importa ver hasta dónde han llegado y cómo, pese a las diferencias, se quieren y se apoyan, especialmente en un momento tan importante como la venta de las galerías. 

De nuevo, ese ambiente bucólico inunda el episodio de principio a fin, pero en él también hay reivindicación, como también suele ocurrir con el spin off de Movistar+. El empoderamiento de la mujer y el amor libre tienen mucho peso en este adiós, en el que termino pensando que un mundo mejor sí es posible, siempre y cuando eliminemos el odio, el desprecio y los prejuicios. Esa es una de las muchas cosas que me llevo de las galerías, junto con la mítica frase ‘el amor todo lo puede’, que aquí es más real que nunca. 

Lo que importa

Seguro que hay quien le saca mil pegas al episodio final -como ocurre con todo-. Probablemente no todas las historias terminan como imaginábamos o como nos habría gustado. Incluso hay algunas líneas argumentales que daban para mucho más y que han sido cortadas por lo sano -¡pobre Sergio!-. Pero si soy sincera, y debo serlo, en este capítulo final no es esto lo que me importa. Ni siquiera me fijo en si tiene sentido que cierto personaje regrese muchas temporadas después y reviva un amor olvidado. Ni si el drama de Clara me parece demasiado evidente. Lo que verdaderamente me importa es que el reencuentro sea auténtico, sea emocionante y tenga sentido, manteniendo esa esencia que en su día marcó a la serie original y que siempre ha hecho lo propio con el spin off. 

Atendiendo a esto, sólo puedo decir cosas buenas para este cierre. El regreso de Ana y Alberto se siente verdadero en todo momento, los ojos de todos los personajes hablan por sí solos y la emoción inunda cada esquina, como ocurre en ‘La Cenicienta’ o en ‘Blancanieves’. Bambú y compañía lo han conseguido, han construido un auténtico cuento de hadas ubicado en nuestro propio universo. Una historia que nos da alas y a la que vamos a echar mucho de menos, pero a la que miraremos con mucho cariño y orgullo, como la propia Paula Echevarría nos reconoció. 

Fotografías Velvet Colección

'Velvet Colección'

7.5

Lo Mejor
  • Los regresos y los reencuentros
  • Un final de cuento
  • Amor, dentro y fuera de la pantalla
Lo Peor
  • Final algo precipitado
Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

Anakin Skywalker, el alma de ‘Star Wars’

Previous article

Capítulo 39 de ‘Estoy Vivo’: un final a la altura

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login/Sign up