Antes de convertirse en un éxito entre público y crítica de la mano de Todd Haynes, ‘Carol’ no era más que una novela sobre una historia de amor entre dos mujeres en la década de los 50 escrita por Patricia Highmith. Y digo que no era más porque no podía serlo: ‘Carol ‘ fue una revolución silenciosa y un retrato brillante de la sociedad de la época.

A diferencia de la película el libro está narrado desde la perspectiva de Therese, una joven diseñadora de escenarios que entra a trabajar a unos grandes almacenes. De esta manera no solo Therese se introduce en los entresijos de la clase media trabajadora de la época, sino que nos lleva con ella y nos cuenta desde dentro y con una óptica femenina la apatía con la que viven sus compañeros y cómo su vida parece estar planeada desde que nace.

Sin embargo, aunque este relato sobre las dinámicas sociales de los años 50 pueda ser de lo más interesante, ‘Carol’ no se hizo famosa por eso, sino por su revolucionaria historia de amor.

Patricia Highmith, autora de la novela

Si todavía hoy se lucha por representación que no acabe en desgracia para el colectivo lésbico, ya os podéis imaginar cómo estaban las cosas a mediados del siglo pasado. No solo la representación de cualquiera de las letras del colectivo LGTB era rara y marginal, sino que su historia siempre acababa mal, y esta novela fue una de las primeras en las que había un acercamiento a un final feliz y sin represalias.

Aunque todavía no había escrito ‘El talento de Mr. Ripley’, Patricia Highmith ya había publicado ‘Extraños en un tren’ y Hitchcock estrenado la adaptación de la novela, pero no fue suficiente para que le permitieran publicar esta nueva historia en Harper & Bros, los que habían publicado su anterior novela. ‘Carol’ tuve que publicarse en 1952 bajo un pseudónimo y en una editorial mucho más pequeña, pero eso no impidió que ‘El precio de la sal’ de Claire Morgan fuera un éxito.

Se volvió a publicar en 1983 esta vez sí con el verdadero nombre de su autora en portada y el resto es historia.

Rooney Mara y Cate Blanchett en Carol (2015)

Si bien su adaptación a la gran pantalla en 2015 es una película maravillosa con interpretaciones increíbles que le valieron la nominación al Oscar tanto a Rooney Mara como a Cate Blanchett y una fotografía y diseño de vestuario magníficos para retratar el Nueva York de los años 50, vale la pena leer esta historia. Vale la pena empaparse de estos personajes, de la atmósfera en la que te introducen y en una novela revolucionaria y sensible que radiografía una sociedad que en cierta manera puede recordar a lo atrapados que estamos a veces en la sociedad actual.

Vale la pena escapar y pasear de la mano de Therese y Carol y de este thriller con tintes de novela negra que recordando que el amor ni era ni es fácil, pero en ocasiones sí que lo puede todo.

‘Unorthodox’, una serie “poco ortodoxa” que te hará ver otra realidad

Previous article

Los sitios de Madrid en los que se grabó ‘La casa de papel’

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cine