DestacadosHistorias y LeyendasViajando y Comiendo

La leyenda de los amantes Gara y Jonay

0

La leyenda de Gara y Jonay es una de las leyendas más populares del archipiélago canario, y es original de la isla de La Gomera. Esta isla es la tercera más pequeña de todas las Islas Canarias. Pertenece a la provincia de Santa Cruz de Tenerife y su capital es San Sebastián de La Gomera. Por sus increíbles paisajes verdes y sus Parque Nacionales, fue declarada en 2012 Rerserva de la Biosfera. En el centro de la isla se encuentra ubicado el Parque de Garajonay, que recibe su nombre por esta leyenda y es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1986.

La Gomera

La primera versión escrita de la leyenda de Gara y Jonay es de Francisco Pedro Montes de Oca y García, un cronista de Santa Cruz. Montes de Oca la publicó bajo el seudónimo de “el Barón de Imobach” en el diario Gaceta de Tenerife en 1924. Pero fueron escritores como José Manuel G. y García de la Torre, Manuel Mora Morales y Sabas Martín los que hicieron popular la leyenda fuera de La Gomera. La versión de Montes de Oca tiene algunas diferencias respecto a la versión más popular de la historia.

La historia de amor de Gara y Jonay

La leyenda cuenta que en la isla de La Gomera existían los llamados Chorros de Epina. Entre los poderes de estos siete chorros mágicos, estaba la capacidad de predecir cuándo te llegaría el amor. Si el agua se mantenía tranquila al reflejarte en ella, significaba que pronto te ibas a enamorar. Si el reflejo se enturbiaba significaba desgracia y desamor. Todos los años en las fiestas del Beñesmén (el año nuevo de los guanches) las jóvenes que ya tenían edad de casarse acudían a los chorros para conocer su futuro.

Gara, princesa de Agulo y del agua, acudió a estos chorros para conocer su destino. Cuando su rostro se reflejó en el agua, esta se mantuvo clara y tranquila, pero poco después comenzó a enturbiarse. El sabio del lugar le dio indicaciones a Gara de que se mantuviera lejos del fuego.

Durante las fiestas llegaron bastantes habitantes de Tenerife a la Gomera. Entre ellos se encontraba Jonay, príncipe de la isla de Tenerife. Gara y Jonay se enamoraron desde el primer momento en que se cruzaron sus miradas. Se lo comunicaron a sus familias y se dispusieron a casarse. Pero justo cuando la unión de ambos se hizo pública, el volcán Echeyde (El Teide), entró en erupción. Entonces recordaron lo sucedido en los Chorros de Epina. Gara era de la isla del agua, Jonay de la del fuego. Por lo que su amor era imposible. Las familias de ambos les prohibieron estar juntos. Se separaron y Jonay volvió a Tenerife.

Pero el joven quiso regresar con su amada así que se echó al mar y nadó hasta llegar a la isla de La Gomera. Los dos se reencontraron y subieron hasta lo más alto y lo más denso de El Cedro. Pensaron que allí podrían ocultarse hasta demostrar a todos que debían estar juntos. Pero los que los buscaban para separarlos no tardaron en encontrarlos. Gara y Jonay, desesperados, hallaron la forma de estar juntos para siempre. Cogieron una vara de cedro afilada por ambos lados y la colocaron en sus pechos, tocando el corazón de ambos. Y se fundieron en un último abrazo.

La versión de Montes de Oca

Esta versión de la leyenda de Gara y Jonay es muy distinta a la anterior. En esta historia, Gara es la princesa viuda del rey gomero Undupe. Jonay es cuñado de Gara y está dispuesto a casarse con ella. Pero la madre de Jonay era una esclava, por lo que era una deshonra para la familia y habría sido motivo de vergüenza para la princesa.

El joven apareció en el corte disfrazado de guerrero y le propuso matrimonio a la princesa. Gara lo reconoce y rechaza a Jonay y este le amenaza con que su padre declararía la guerra. Gara se niega a casarse con un bastardo y Jonay la golpea, siendo apresado inmediatamente. Pero entonces se descubre la identidad de Jonay, lo que provoca la deshonra en la figura de la princesa Gara, ya que un bastardo había sido su pretendiente. Ambos suben a la cumbre y ponen fin a la vida del otro para acabar con la vergüenza que les rodeaba.

*Créditos foto principal: dronepicr.

Paula Robaina
No puedo ser piloto así que intento ser periodista de motor. También escribo sobre cine, series, libros y cómics cuando me apetece escaparme de los circuitos. Lights out and hoist the colours

Cosmen presenta su colaboración junto a La Estrella de David, ‘¿Dónde Estás, Carmen Sandiego?’

Previous article

‘La caza. Tramuntana’ retoma su rodaje en Mallorca

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up