Foto: Ana Markez

Podría empezar este texto diciendo que Sofía Ellar es un nombre artístico y que nació en Londres en 1993, pero eso no es demasiado importante. Prefiero empezar utilizando una palabra para describirla: artista. Sí, ya sé que suena muy típico pero es que ella lo es. Sofía Ellar no es cantante, ni bailarina, ni mucho menos guitarrista o pianista, ella es una artista de los pies a la cabeza. Y es que, a veces este término se utiliza muy a la ligera, y siento decir que no cualquiera merece estar en esta categoría. Pero ella, por supuesto, debería encabezar esta lista. Aunque pensándolo mejor, alguien como Sofía Ellar no necesita etiquetas, por muy “buenas” que estas puedan ser. Poco a poco se está convirtiendo en una de las cantantes españolas del momento y no es para menos.

También podría deciros que Sofía Ellar es una artista porque compone sus propias canciones, pero es que lo que ella hace va mucho más allá de eso: es y hace magia. Ella consigue crear parte de las bandas sonoras de la vida de todas aquellas personas que han invertido un poco de su tiempo en escucharla. Canciones como la vida misma: llenas de verdad y de emoción, de esas que te agarran por dentro y no te sueltan. De esas canciones que son casi un regalo, que cuando las escuchas piensas: “esta canción ha sido creada pensando en mí”. Porque al final todos somos humanos con los mismos sentimientos y Sofía Ellar consigue plasmarlos a la perfección en todas y cada una de sus composiciones. Sin fallos, sin peros, sin pedir nada a cambio. Canciones que son refugio, un sitio al que siempre puedes ir para sentirte bien.

Tampoco podemos dejar de lado la voz que tiene. Seguro que has escuchado muchas voces preciosas a lo largo de tu vida, y te adelanto que seguirás haciéndolo. No estoy aquí para decirte que Sofía Ellar tiene la mejor voz que hayas escuchado jamás, porque eso entra más en los gustos de cada persona. Pero sí voy a decir que su voz es diferente. Es especial por lo dulce que es, porque su timbre de voz es de esos que te atrapan y no puedes dejar de escucharlos, siempre quieres más. Como una nana antes de irte a dormir o un chocolate caliente en una tarde de lluvia. Sofía Ellar es pura música.

Una mujer que se ha arriesgado y se ha atrevido con todo, que lucha por conseguir lo que quiere y que ahora, con mucho esfuerzo, pasión y dedicación va a llenar el Wizink Centre de Madrid. Está claro que esto no es lo más importante, que son solo “números”, pero no se me ocurre una forma mejor para que los fans le agradezcan todo lo que transmite cuando pisa cualquier escenario.

Porque para ella los amores son de anticuario y los rock n rolles de chiquillos y ahora a nosotros nos gustan más los veranos si son con lima. Y aunque dicen que las segundas partes nunca fueron buenas, si son entre suicidas igual nos convencen un poco más. Y ahora dime si bañarnos en vaqueros ya no nos parece una locura, si no algo divertido que hacer con Ana cuando estemos borrachos de sueño. Que con solo seis peniques hay cenas que acaban en juerga y hoy que somos locos voy a decirte así, sin avisar ni nada, que escuches a Sofía Ellar y no dejes de hacerlo nunca.

Todo lo que sabemos sobre el regreso de Margot Robbie como Harley Quinn en ‘Birds of Prey’

Previous article

Capítulo 27 de ‘Estoy Vivo’: Una apuesta descerebrada que funciona

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *