Star Wars. Episodio I. La amenaza fantasma
0
6

Star Wars. Episodio I: La amenaza fantasma

Lo mejor
  • Los personajes
Lo peor
  • Pasan pocas cosas y no tiene la emoción que se espera de una película de Star Wars

‘Star Wars. Episodio I: la amenaza fantasma’ es la peor película de la franquicia, pero no pasa nada. Tampoco es que esta sea una verdad universal, ni una opinión unánime, aunque sí generalizada. Hay quien le tiene mucho cariño a esta película porque supuso la continuación de una de las mejores sagas que nos ha dado el mundo del cine; yo la vi cuando era una niña, y el cariño está ahí. También hay quien le tiene mucho cariño porque nos presenta personajes fantásticos, y en eso coincido también al cien por cien.

Pero, en líneas generales, y sin poder evitar compararla con la trilogía original, ‘La amenaza fantasma’ puede resultar insulsa, pesada, casi aburrida y carente de esa emoción inocente tan aplaudida. No es ni mucho menos tan emocionante como las anteriores, aunque los minutos finales son fantásticos en este sentido, y no aporta demasiado al universo galáctico en sí. En algún que otro momento se me abre la boca, de aburrimiento, quiero decir, y supongo que la primera vez que la vi lo hice esperando que pasara algo. Pero no pasa demasiado, no como pasó después (con la siguiente generación Skywalker), y eso es un error.

Y hasta aquí llega mi lista de reproches, porque quiero que este maratón de ‘Star Wars’ sea una fiesta, una celebración, así que voy a hablaros de los aspectos positivos que encuentro en ‘La amenaza fantasma’.

En primer lugar: Anakin Skywalker. Jake Lloyd (retirado del mundo de la interpretación) da vida a un joven, enérgico e interesante Anakin que nos roba el corazón con la misma fuerza con la que la Fuerza fluye en él. Cuando Anakin aparece en pantalla todo mejora, bien porque ya le conocemos pero queremos conocerle cuando era Anakin, bien porque disfrutas con sus aventuras y con las posibilidades que se plantean en torno a él. Ya sabéis: el elegido que traerá el equilibrio a la Fuerza. Con esas palabras, como para no querer más.

En torno a Anakin, Qui-Gon Jinn (Liam Neeson). Confieso que había olvidado lo mucho que me gusta este personaje, supongo que ha terminado viviendo a la sombra de una fuerza de la naturaleza con nombre propio (¡Obi!). Pero Qui-Gon es un gran personaje, y es el encargado de reconocer lo que más tarde se confirma en Anakin, al menos en cierto modo. Este personaje es uno de los grandes síes de esta película, porque con él descubrimos el valor de los caballeros Jedi, su modo de vida, la admiración, el respeto, el temor que provocan en la galaxia. El mito que llegó a Luke Skywalker como eso, un mito, en esta película es un elemento más, y es un elemento fantástico que cuestionaremos o apoyaremos más adelante, pero que de momento nos deja fascinados.

Star Wars - Qui-Gon

No sé si en su día me dejó fascinada Obi-Wan Kenobi, supongo que lo que siento ahora es producto del paso del tiempo y los diferentes revisionados. En ‘La amenaza fantasma’, Obi-Wan es un joven aprendiz que ya hace gala de todos los valores y todas las cualidades que han conseguido que hace meses derramásemos lágrimas de felicidad al saber que tendrá su propia serie. No sé si Obi es el mejor personaje de ‘Star Wars’, pero sé que no hay otro como él, y ya en esta película se demuestra. También sé que Ewan McGregor era la opción ideal (diría la única, pero tal vez suene exagerada) para este papel. En ‘La amenaza fantasma’, Obi-Wan Kenobi ya es irresistible.

Star Wars - Obi-Wan Kenobi

Padmé Amidala. Este personaje interpretado por Natalie Portman, y ese pequeño engaño con Keira Knightley del que sigo disfrutando ¡muchísimo!, es también uno de los mejores personajes de la franquicia. Y tal vez en este Episodio no brille tanto como los hombres, porque no lleva ningún Sable de Luz ni nada parecido, pero si prestamos verdadera atención advertiremos en ella exactamente lo que disfrutamos de un caballero Jedi. El valor, la determinación, la bondad y las ganas de ayudar que aplaudimos en otros están en ella, y van a más.

Star Wars - Padme

Y puede que las relaciones que se den entre los personajes no tengan la magia o la chispa de la que gozan los protagonistas de la trilogía original, pero nos dejan momentos fantásticos. Las miradas de admiración y curiosidad entre Padmé a Anakin. El empeño de Qui-Gon por enseñar a Anakin, por darle una oportunidad. La promesa de Anakin a su madre; la promesa de Obi a Qui-Gon. La relación entre el Maestro y el joven Padawan; incluso la reticencia inicial de Obi con Anakin. Creo que en ‘La amenaza fantasma’ se establecen las bases de un futuro del que disfruto, y solo por eso merece la pena.

Qui-Jon y Anakin

Y hay más cosas. Yoda, siempre. Palpatine, Darth Sidious. La ampliación de un universo galáctico que, casi como Anakin, parece tener posibilidades infinitas. Ah, y además me he reído con Jar Jar Binks. En fin: ‘La amenaza fantasma’ es la peor película pero, de verdad, no pasa nada. La voy a seguir viendo.

Star Wars - Jar Jar Binks
Judith Torquemada

¿Conocías estas curiosidades de ‘Harry Potter y la cámara secreta’?

Previous article

Miki Nuñez y ‘Amuza’ llevan la fiesta a Girona

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More in Cine