DestacadosEn Profundidad (Series)Series

Lo que ‘Liar’ nos dejó en su primera temporada

1

Fue en 2017 cuando se estrenó ‘Liar‘. Dirigida por Samuel Donovan y James Strong, ambos dos nombres conocidos en la producción televisiva británica, y con el guion a cargo de Harry Williams y Jack Williams, ‘Liar’ se presentó como un thriller dramático que partía de un hecho estremecedor. Un hecho con el que no hay que jugar. Y no jugaron: al contrario, nos hicieron reflexionar y comprender. Protagonizada por Ioan Gruffudd y Joanne Froggatt, ‘Liar’ es un buen reflejo de lo que está pasando en cualquier parte del mundo en estos momentos.

¿De qué va ‘Liar’?

Laura Newell (Joanne Froggatt) es una profesora que lleva una vida corriente en una ciudad corriente de Inglaterra. Tras poner punto y final a una relación duradera, decide darle una oportunidad a Andrew Ellis (Ioan Gruffudd), un cirujano respetado por todo el mundo. Entre ambos hay una atracción evidente, y también descubrimos pronto complicidad. Tras lo que parece ser una cita ideal de la que ambos disfrutan, Laura se despierta con una sensación horrible en el cuerpo y con recuerdos difusos, pero al mismo tiempo contundentes, de la noche anterior. Poco a poco comprende que Andrew Ellis, el cirujano respetado, aparentemente el hombre perfecto, la ha violado. ‘Liar’ se presenta con la siguiente pregunta: ¿tiene la verdad dos caras?

Porque ambos aseguran decir la verdad. Ella, que Andrew Ellis la violó; él, que Laura Newell miente. Puede que la ficción flojee en según qué cosas, pero como thriller que te mantiene atento es incontestable. También como un producto de entretenimiento que nos invita a reflexionar sobre una realidad que se vive, como digo, en cualquier lugar del mundo. Y no es una realidad agradable, porque no es agradable asistir a las consecuencias psicológicas y físicas que deja una relación, pero tenemos que concienciarnos de que sucede. Y de que hay que educar para que no suceda.

Liar - Ioan Gruffudd y Joanne Froggatt
Foto: Joss Barratt/Two Brothers Pictures/ITV/SundanceTV

Lo que nos propone ‘Liar’

En este sentido, en el de la concienciación, es muy interesante lo que plantea. Durante los primeros episodios, puede salir solo creer, incluso querer creer, al personaje de Ioan Gruffudd. Y la explicación es horrible, pero es muy sencilla: es un hombre muy guapo, con un buen trabajo, una buena posición, un buen nivel de vida y tremendamente educado, agradable ante los demás. Al espectador le sale solo pensar que ella miente o que simplemente está confundida, porque este hombre no encaja en el prototipo de depredador sexual que equivocadamente la sociedad ha construido. No encaja en nuestros esquemas, que en este sentido siguen siendo muy limitados. Y le quieres creer, porque parece buena persona, por imagen, porque no pega que haga algo así. Porque piensas, de manera errónea pero también de manera inevitable, que no necesita hacer algo así. “Si es guapísimo, por qué iba a hacerlo”, piensas. Y de verdad lo piensas. Es importantísimo comprender, y como espectador muy interesante hacerlo, que una violación no tiene que ver necesariamente con el sexo, y que por supuesto no debe asociarse a un prototipo de persona.

Del lado de la víctima, ‘Liar’ es un reflejo bastante fiel de la desprotección, la incomprensión y la impotencia que sienten. No solo han vivido un hecho aterrador, además tienen que justificarlo, defender su verdad ante los demás, enseñar pruebas y construir un relato creíble. Hay un juicio por parte de la sociedad hacia el violador, por supuesto, pero también lo hay hacia la víctima. En este sentido, nos habla del estrés que llega tras la denuncia, sobre todo si la denuncia es pública. Y te planteas si no debería ser siempre pública esta denuncia, porque cuando ves a la persona culpable pasearse entre los demás como si nada hubiera sucedido, seguir con su vida como si nada hubiera sucedido, lo que sientes es rabia y la misma impotencia que siente la víctima.

Una víctima que puede llegar a culparse a sí misma; por no defenderse lo suficiente o lo suficientemente bien. Por no haberse podido proteger, por haberlo permitido o incluso por sentir que lo ha provocado. ‘Liar’ habla de todo esto, y además nos lo muestra para que el espectador pueda empatizar un poquito más. También nos facilita que dejemos de relacionar violación con violencia física, porque violación es simplemente toda relación sexual no consentida, con violencia física o sin ella.

‘Liar’ es, al final, una denuncia. En varias ocasiones se refiere directamente al número de violaciones que suceden cada año en Reino Unido, y tiene un discurso construido pero perfectamente integrado en el conjunto. Fue un fenómeno justificado, y ahora tendremos una adaptación en España. Se llama ‘Mentiras‘, está protagonizada por Javier Rey Ángela Cremonte, y se estrena el próximo domingo 19 de abril en Atresplayer Premium.

Judith Torquemada
Periodista, taikista, marvelita y feminista. Escribo sobre cine, sobre libros y sobre viajes. También escribo historietas varias. Se me da bien hablar de Escocia, enamorarme de personajes ficticios y fantasear en general. Por Frodo. Y por Ned Stark.

Los spin-off soñados de ‘La Casa de Papel’

Previous article

David Otero: “En mayo saldrá ‘Tal como eres’ con Cepeda “

Next article

1 Comment

  1. Vaya mierda manipuladora de ficción. Y a la gente que se le está arruinando la vida con denuncias falsas?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up
A %d blogueros les gusta esto: