DestacadosEn Profundidad (Series)Series

¿Qué pasó en la primera temporada de ‘Proyecto Blue Book’?

0

Este artículo contiene spoilers de la primera temporada de ‘Proyecto Blue Book’.

Los avistamientos de OVNIS y la posibilidad de que exista vida más allá de lo que conocemos siempre está a la orden del día. Pero ahora, con Anonymous rondando de nuevo, parece que nos encontramos en un momento inmejorable para estrenar la segunda temporada de ‘Proyecto Blue Book’. La serie, protagonizada por Aidan Gillen y Michael Malarkey, regresa a TNT el próximo 25 de junio, con una segunda temporada que promete más emoción y, sobre todo, más respuestas.

Lo ideal habría sido dedicar una parte de la cuarentena a revisionar la primera entrega de la serie, para llevar frescas todas las tramas y para entrar con facilidad a partir del próximo episodio. Pero con el infinito catálogo de producciones que tenemos a nuestra disposición a día de hoy, lo de revisionar generalmente se antoja imposible.

No hay de qué preocuparse. Ni siquiera si tienes lagunas tremendas que amenacen con entorpecerte la entrada en la segunda temporada de la serie. En el siguiente resumen encontrarás las claves que te permitirán seguir a la perfección todas las tramas y que, además, aumentarán tus ganas de volver a viajar en el tiempo e introducirte en un proyecto del que muchos no sabíamos absolutamente nada.

Momento de creer y de fingir

Proyecto Blue Book

‘Proyecto Blue Book’ comenzó con un Allen Hynek dispuesto a buscar explicaciones, basadas en la ciencia, sin importarle lo que probaran. Dispuesto a creer. Y con un Michael Quinn disciplinado, entregado a las órdenes de sus superiores y firmemente convencido de que no existe la vida extraterrestre. Los dos protagonistas no eran dos polos opuestos, pero casi. Choques constantes, una inquietud que se enfrentaba a la fe ciega de Quinn y dos maneras muy diferentes de trabajar.

Pero el roce hace el cariño. Y la ciencia es incontestable. A lo largo de los 10 episodios que componen esa primera entrega, se va produciendo el acercamiento (predecible) entre ambos. No sólo a nivel profesional o personal, sino en cuanto a sus ideales y sus certezas. La visión más abierta, pero científica, de Hynek abre los ojos a un Quinn que, aunque se niega a creer, termina siendo testigo de lo que siempre había rechazado.

Desde los primeros casos, el espectador es consciente de que o bien existe esa vida extraterrestre o, como poco, el gobierno de Estados Unidos oculta algo. Hynek no tarda en aceptarlo, a través de casos para los que no encuentra una explicación y también a través de los encuentros con el misterioso hombre del sombrero. Pero en el caso de Quinn, el capitán tiene que toparse de frente con lo extraterrestre, en el último episodio y en el cielo de Washington DC, para comenzar a creer.

Así, en la segunda temporada partimos desde un punto completamente diferente. Capitán y doctor son ahora compañeros y amigos y tienen un objetivo común: encontrar la verdad. Para ello, ambos son conscientes de que tienen que creer y mantener la mente abierta. Y mentir, fingir que sólo cierran casos y rellenan informes, para quitarse de encima a los superiores que ahora son enemigos. Pero… ¿Con la ayuda del presidente?

¿En son de paz o en busca de guerra?

Proyecto Blue Book

Durante los diez episodios de la primera entrega, hemos sido testigos de todo tipo de contactos y de avistamientos. Algunos reales y otros falsos. Hemos acompañado a los protagonistas en sus primeros pasos hacia la verdad. Y hemos confirmado lo que ya sabíamos: el secretismo reina en todos los gobiernos, también en el de Estados Unidos.

El último capítulo, además de dejarnos a un Quinn creyente que por momentos consideramos imposible, también nos entregó una certeza. Los extraterrestres ya han llegado, probablemente con pocas intenciones de marcharse. He ahí la gran pregunta a la que debe contestar la segunda temporada de ‘Proyecto Blue Book’: ¿cuál es el objetivo de su viaje? ¿Vienen en son de paz o buscan generar la guerra de las guerras?

Susie y sus múltiples planes

Proyecto Blue Book

La primera temporada de ‘Proyecto Blue Book’ nos dejó una tensión sexual medio resuelta entre Susie y Mimi. Y también la seguridad de que la primera tiene tantos planes como caras. ¿Qué su acercamiento a la señora Hynek no tiene frutos? No pasa nada. Un tiro bien pegado a su ‘marido’ y a por el capitán Quinn. A la delicada rubia no se le escaparon las miradas curiosas del bueno de Michael, ni sus flirteos, ni ese aire solitario que siempre le acompaña. Y, aunque el reto es bastante más complejo, Susie no parece entender de imposibles.

En los diez episodios que forman la primera entrega la hemos visto engañar, asesinar, fingir, conquistar y cambiar de ‘rostro’ en numerosas ocasiones. Desde la posición privilegiada del espectador, sabemos que es letal, pero también la hemos visto siendo frágil, dulce, generosa, cariñosa y divertida.

Aunque la principal trama sea la protagonizada por Hynek y Quinn, el de Susie es uno de los personajes más jugosos de la serie. Probablemente, el más enigmático y el más complejo. Ya lo hemos visto en su primera temporada de ‘Proyecto Blue Book’ y, honestamente, espero confirmarlo y bucear más en su interior en la segunda.

Rosa Suria
Periodista. Escribo y hablo continuamente de cine, series y música.

‘Padre no hay más que uno 2’: póster oficial y primeras imágenes de la película

Previous article

‘El Ministerio del Tiempo’ 4×08: un final redondo

Next article

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login/Sign up